Parlamento vasco pide a Gobierno autonómico que se oponga «activamente» a la reforma

Se trata de un proyecto de ley «reaccionario, restrictivo y retrógrado, un ataque a las mujeres, y una afrenta a la sociedad laica y plural».

Solicita que despliegue, "en el marco competencial", acciones que garanticen el derecho a una maternidad "libre y responsable"

El Parlamento vasco, con el rechazo del PP, ha pedido al Gobierno vasco que se oponga "activamente", con "todos los medios legales posibles", a la reforma de la Ley del aborto y que despliegue "cuantas acciones, dentro del marco competencial vasco, sean necesarias para garantizar el derecho de las mujeres a una maternidad libre y responsable".

El debate, propuesto por EH Bildu y UPyD, ha mostrado el rechazo "contundente" de la Cámara vasca a la reforma planteada por el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, –pronunciamiento similar al manifestado el pasado mes de octubre –al considerar que se trata de un proyecto de ley "reaccionario, restrictivo y retrógrado, un ataque a las mujeres, y una afrenta a la sociedad laica y plural".

Además, ha pedido al Gobierno de Rajoy que retire "inmediatamente" y que no continúe con la tramitación del anteproyecto de Ley Orgánica por el que se busca revisar la legislación vigente en el Estado sobre salud sexual y reproductiva e interrupción voluntaria del embarazo.

Todos los grupos han apoyado este rechazo a la reforma excepto el PP que ha defendido que no existe un derecho al aborto y ha pedido al resto de grupos que no tengan "miedo" al debate.

El Parlamento vasco también ha pedido al Gobierno vasco que se oponga "activamente", con "todos los medios legales posibles", a esta reforma y despliegue "cuantas acciones dentro del marco competencial vasco sean necesarias para garantizar el derecho de las mujeres a una maternidad libre y responsable".

La parlamentaria de EH Bildu Lur Etxeberria ha considerado que se trata de una "contrarreforma nacida de las cenizas del franquismo, en contra de las libertades y derechos de las mujeres" porque "se quiere imponer la maternidad convirtiendo al Estado, a la comunidad científica y a la Iglesia en tutores legales".

Además, se ha felicitado por el acuerdo alcanzado porque cree que se pasa de las palabras a los hechos dando pasos para "blindar" el derecho al aborto, al igual que ha hecho el Parlamento de Cataluña.

El parlamentario de UPyD Gorka Maneiro, por su parte, ha explicado que el objetivo de su iniciativa es "impedir que el gobierno del PP cometa un nuevo atropello" y ha calificado la reforma de "disparate", ya que se trata de una ley "reaccionaria, regresiva y restrictiva que "deja en ridículo al Gobierno de España y al propio país". ¿Dónde están los críticos del PP?, ¿van a decir 'sí bwana' a este despropósito?", ha preguntado a la bancada 'popular'.

Para Maneiro, el proyecto de Gallardón es "un ataque contra las mujeres y contra la sociedad plural y laica" y ha denunciado que la nueva norma "trata a las mujeres embarazadas como menores de edad que deben ser tuteladas por expertos". "La reforma busca favorecer una moral determinada para imponerla al resto de la sociedad, algo inaceptable", ha insistido.

La parlamentaria del PNV Leixuri Arrizabalaga ha defendido que la actual normativa de 2010 "consiguió seguridad jurídica y sanitaria para las mujeres", y cree que la reforma del PP "no está basada en acuerdos, sino que se trata de una imposición de una mayoría que no responde a una demanda social".

"Esta nueva ley solo trae desigualdad entre las mujeres porque las que tengan recursos podrán acudir a países donde practicar el aborto sea legal pero las que no puedan, ¿en qué condiciones van a hacerlo? Se pone en riesgo la salud de las mujeres", se ha preguntado.

"GOBIERNO SORDO"

Desde el PSE, Gloria Sánchez ha criticado que el Ejecutivo de Rajoy "es un gobierno sordo y ciego que solo mira a la derecha y que de tanto mirar, ha dejado incluso de escuchar a muchos de sus responsables políticos y de sus votantes".

Asimismo, ha acusado al ministro de Justicia de "mentir" cuando dice que la nueva norma protege a las mujeres que con dificultades no pueden seguir con su embarazo, ya que no incluye medidas para evitar embarazos no deseados. "Es una ley antimujeres y no antiaborto", ha insistido antes de pedir una ley de plazos y no de supuestos.

Por ultimo, la parlamentaria del PP Nerea Llanos ha defendido que la necesidad de la reforma está justificada, porque la ley actual "deja totalmente desprotegido el bien jurídico del no nacido" y ha rechazado que exista un derecho al aborto.

Llanos ha insistido en que no se puede retirar el texto porque no ha comenzado su tramitación sino que se encuentra en proceso de información, por lo que cree que los partidos tienen "miedo al debate". "Queremos que la reforma llegue al Congreso, se tengan en cuenta las aportaciones e informes y a partir de ahí, salga una ley mejor que la actual", ha concluido.

Parlamento vasco

Archivos de imagen relacionados

  • Parlamento vasco
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...