Paraguay: manifiesto a favor del laicismo y la ciencia en el Poder Legislativo

En vista a los últimos acontecimientos en el Congreso Nacional Paraguayo, manifestamos:

-Que el Paraguay es un Estado secular desde 1992 y por lo tanto cualquier demostración de apoyo o adherencia estatal a alguna religión o culto están prohibidas. El Senado no es un templo religioso, sino un lugar donde se debaten leyes y se representa a todo el pueblo, por lo tanto fue un despropósito la oración realizada por la pastora evangélica y senadora María Eugenia Bajac, que contó con el apoyo de varios legisladores en la primera sesión del año;

-Que las declaraciones de la congresista María Eugenia Bajac acerca de la negación o duda de la existencia de ateos paraguayos, si bien se enmarcan en la libertad de expresión, están fundadas en una profunda ignorancia e incultura de la legisladora y representa una falta total de respeto para los ciudadanos que no tenemos creencias sobrenaturales ni religiosas;

-Que es un buen momento para debatir acerca de las implicancias del artículo 24 de la Constitución Nacional, donde se menciona la separación total que tiene el Estado paraguayo con cualquier religión, culto o secta y pueda hablarse de una reglamentación, para poner fin a todas las violaciones del secularismo vigentes en ministerios, secretarías, gobernaciones, municipalidades y otras instituciones estatales;

-Que el Senado paraguayo tome medidas preventivas para que el hecho no vuelva a repetirse y recomiende, además, la vigencia del laicismo en el país, en todas las instituciones públicas del territorio nacional;

-Que el Congreso paraguayo tiene previsto acobijar una conferencia de ufología, new age y misticismo en la Sala Bicameral el jueves 14 de marzo, de mano del pseudocientífico y estafador brasileño Urandir Fernandes de Oliveira;

-Que la ufología no es una ciencia ni disciplina académica y está refutada por no mostrar sus premisas con evidencias;

-Que el Congreso Nacional no puede ni debe apoyar manifestación pseudocientífica alguna, en detrimento del conocimiento validado contemporáneo;

-Por lo tanto, exigimos al Presidente del Poder Legislativo, Silvio Ovelar, la suspensión directa del evento ufológico del jueves 14, por carecer de validez científica e intentar divulgar pseudociencia y desfinformación;

-Pedimos que el Congreso resuelva ambos problemas, además de evitar nuevas situaciones vergonzosas que ponen en tela de juicio la profesionalidad y capacidad intelectual de los funcionarios de ese establecimiento;

-Exigimos un pedido de disculpas por parte de la Senadora Bajac o, en su defecto, un debate abierto sobre Estado laico en el Paraguay.

Estaremos expectantes a la respuesta y nos mantenemos vigilantes de otras acciones que nos pueden llevar al camino del oscurantismo, la ignorancia y la falta de respeto en democracia.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...