Para qué sirve la religión

Los antropólogos parten de una inquietud inicial. ¿Cuál es el origen de la religión y para qué sirve? Pascal Boyer lo resume así: “La mente humana exige explicaciones, el corazón humano busca consuelo, la sociedad humana requiere orden, y el intelecto humano tiende a la ilusión”.

Esto hace que las respuestas se aglutinen en cuatro grupos diferentes:

•    1. La religión como fuente de explicaciones. En un principio explicaba los fenómenos naturales, haciendo controlable lo incontrolable de la naturaleza; explica las experiencias psíquicas que escapan a explicaciones lógicas, tales como sueños, premoniciones, etc.; explica el origen primordial de las cosas; y explica la existencia del bien y del mal, de la dicha, y sobre todo, del sufrimiento.

•    2. La religión como fuente de consuelo. Dota a la persona de una noción de su lugar y misión en el mundo, reduciendo la ansiedad que produce la falta de arraigo y de propósito; y proporciona consuelo al brindar un marco de creencias en las que se hace más tolerable la idea de la mortalidad.

•    3. La religión como fuente de orden social. Desde tiempo inmemorial, el pensamiento religioso ejerció como elemento que mantenía unida a la sociedad, sentando las bases de una organización ordenada y moral. La religión supuso una fuente del orden social ahí donde los liderazgos eran inexistentes o incontinuos, aun antes que el derecho o los sistemas de gobierno.

•    4. La religión como respuesta a la tendencia natural del hombre hacia la ilusión. Mediante esta faceta las personas pueden creer cualquier cosa y coincidir, con la consabida simplificación consecuencia de que la creencia religiosa sea, por naturaleza, irrefutable, propiciando el creer en vez del refutar.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...