Palcos a casi mil euros y sillas heredadas sin pagar IVA: la “tradición” que financia a las hermandades en Semana Santa

Panorámica de la avenida Constitución de Sevilla durante el paso de una procesión en la Semana Santa de 2018. Ayuntamiento de Sevilla

El presidente andaluz (PP) y el alcalde de Sevilla (PSOE) reclaman a Hacienda que mantenga la ventaja fiscal en el alquiler de las 30.000 sillas para ver la Semana Santa
Los abonados, que tienen “derecho de adjudicación preferente” de un año para otro, pueden transmitir o legar su sitio a sus familiares
Cofradías de toda Andalucía se oponen a la decisión de Hacienda de aplicar un 21% de IVA, en virtud de una resolución de 2016

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno (PP), se refirió este lunes a las “tradiciones familiares” para justificar su petición al Gobierno central de que rebaje el IVA del alquiler de las sillas y palcos desde los que se sigue el paso de las procesiones de la Semana Santa, especialmente masiva en Sevilla. Y, en efecto, como bien señala el presidente, se trata de “tradiciones familiares”.

El sistema de asignación de sillas y palcos en la Semana Santa de la capital andaluza implica un uso privativo del espacio público, que ofrece ventaja a unos beneficiarios directos que disfrutan de los lugares más privilegiados de la ciudad para seguir las procesiones. Las sillas y palcos incluso se heredan dentro de la misma familia. No de manera informal, sino reglamentariamente. La tradición se ha convertido en norma. Y todo ello con el control del Consejo General de Hermandades y Cofradías, que es el organizador de las procesiones y que financia su funcionamiento con el alquiler de estas sillas y palcos.

IVA, de 0 al 21%

La polémica del IVA tiene su origen en agosto de 2016. Una comunicación vinculante de la Dirección General de Tributos del Ministerio de Hacienda estableció lo siguiente: “Los servicios consistentes en la cesión de uso de las tribunas instaladas en la vía pública los días en que hay procesiones están sujetos al Impuesto sobre el Valor Añadido y no están amparados por la exención al ser servicios prestados para terceros”.

La aplicación de esta resolución se ha venido resistiendo. Pero, en la antesala de esta Semana Santa de 2020, las aguas se han agitado. Y ha sido cuando el tema ha alcanzado relieve político. La Agencia Tributaria no aclara si desde 2016 hasta ahora ha habido incumplimientos o no de la decisión de Tributos, porque eso implicaría hablar de “contribuyentes concretos”. Se limita a señalar que Hacienda ha ido realizando sus funciones de control rutinarias.

Lo seguro es que, en diciembre del año pasado, el Consejo General de Hermandades y Cofradías de Sevilla, tras recibir una notificación de la Agencia Tributaria, lanzó un comunicado oficial: “Nos vemos en la obligación, de naturaleza tributaria, de repercutir el citado impuesto en los abonos de sillas y palcos para la próxima Semana Santa de 2020”.

La subida es drástica. Del 0% al 21%, según el Consejo. “Hasta ahora este capítulo [el del IVA] era nulo”, señala esta entidad a infoLibre. Es decir, no se repercutía un tipo reducido. Era cero.

(…)

Seguir leyendo en InfoLibre

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...