Palabras que carga el diablo

¿Por qué el PP tiene que cambiar el nombre y los contenidos de EpC? Podría ser porque las palabras las carga el diablo, y tal vez el concepto de ciudadanía está demasiado ligado al laicismo republicano heredero de la Ilustración que eliminó los títulos de rango social: todo el mundo pasaba a ser un ciudadano. Un fundamento de la igualdad social es la posibilidad de acceso a todos los niveles de educación al margen del nivel de renta. Con el endurecimiento de los criterios para las becas retorna la aristocracia en el saber. El PP tiene contraídas deudas electorales en el plano ideológico con diferentes colectivos, como el que objetó ante EpC. Ahora, bajo el argumento de evitar el adoctrinamiento ideológico, se decide ignorar la pluralidad de familias. Al parecer, el mejor remedio contra el adoctrinamiento es desconocer la realidad. Desconocer que la pluralidad es la norma: familias monoparentales, multiparentales, reconstituidas, producto de adopciones en solitario o en pareja (del mismo sexo o de diferente sexo)… La familia tradicional no es que nadie la combata, es que es una más en una serie de excepciones. El paternalismo condescendiente que permite aceptar la legalización de las uniones entre personas del mismo sexo, a condición de que no se le llame matrimonio, pone en primer plano la importancia de las palabras. El PP ha decidido usar las suyas.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...