Palabra de Alá en la parrilla

El debate sobre la integración de la población musulmana en Alemania ha alcanzado una dimensión televisiva. La idea de Nikolaus Brender, redactor jefe de la segunda cadena estatal, ZDF, de crear un programa en la televisión pública sobre el islam ha levantado una nueva polémica en el país. El espacio se llamaría Palabra de viernes (el día sagrado de los musulmanes) y sería la versión islámica del tradicional programa para protestantes Palabra de domingo, que se emite en el primer canal, ARD, desde hace medio siglo. La idea, que inicialmente tuvo una muy buena acogida por parte de la comisión de programación de la cadena y de los sectores políticos y sociales, empezó pronto a levantar ampollas.

Poder de decisión
Primero llegó el desencuentro con las principales asociaciones de musulmanes alemanes, que reclamaron poder de decisión en los contenidos del espacio. Brender se apresuró a aclarar en los medios que "la responsabilidad de los contenidos recaerá solo en la ZDF" ya que, según el redactor jefe de la cadena, no será un espacio destinado únicamente a musulmanes, sino también a los alemanes que desconocen esta religión y que "tienen derecho a conocerla mejor a través de preguntas". Por eso, Brender puso a su equipo de redacción de religión desde el principio a trabajar sobre el tema.
Durante unos días los jefes de las distintas asociaciones musulmanas se hicieron oír en los medios de comunicación reclamando su participación. Pero el talante negociador del ministro del Interior alemán, Wolfgang Schäuble, respetado por todas las comunidades religiosas gracias a su iniciativa de crear la Conferencia del Islam el pasado mes de septiembre, forzó un encuentro entre las asociaciones musulmanas y miembros de la ZDF que acabó silenciando este desencuentro. La solución pareció quedar en que la redacción de la ZDF se encargaría de los contenidos atendiendo siempre a sugerencias de las principales organizaciones de musulmanes.
Después llegaron las protestas de otros grupos religiosos, encabezadas por el Consejo Central de Judíos, cuyo vicepresidente, Solomon Korn, exigió a la televisión pública que predicara la igualdad y, por tanto, que crease también un espacio para los judíos residentes en Alemania.
A la polémica de los grupos religiosos se sumaron luego los partidos, especialmente por la postura intolerante de algunos políticos conservadores. Días atrás el secretario general de la CSU, Markus Söder, concedió una entrevista al Bild am Sonntag que devolvió el tema a la palestra. "Alemania no necesita ningún canal mezquita", comenzó atacando Söder. "El dinero de los contribuyentes alemanes no está para eso", continuó el político conservador, para acabar argumentando que "este tipo de programa no fomenta la integración sino que refuerza la existencia de sociedades paralelas" y concluir con un aviso de que "los grupos islámicos radicales podrían usar la plataforma de internet para alcanzar sus fines".

Sorpresa
Las palabras del secretario de los democristianos bávaros, que forma parte del consejo televisivo de la ZDF, sorprendieron a sus compañeros de órgano, que aseguraron que la postura de Söder en las discusiones había sido siempre moderada. Según Dirk Niebel, secretario general de los liberales alemanes (FDP) y también consejero de la ZDF, pocos días antes se había discutido el proyecto de Palabra de viernes en armonía y sin apenas votos en contra y Söder no se había posicionado sobre el tema. Otros miembros de la ZDF lo confirmaron.
La polémica sobre el espacio televisivo llega después de un año en que la integración de los musulmanes en Alemania ha sido tema protagonista. Según las cifras oficiales, en el país viven entre 3,2 y 3,5 millones de personas procedentes de países donde predomina el islam. Las polémicas por el uso del velo y por la violencia en las escuelas de mayoría musulmana se habían suavizado con iniciativas como la citada Conferencia del Islam, que pretende precisamente evitar la creación de sociedades paralelas dentro de un mismo país.
Pero parece que nada ha conseguido paralizar –de momento– el proyecto, que va tomando forma. Según las últimas informaciones de portavoces de la ZDF, antes del verano se creará un foro en la página web de la cadena con el nombre Foro de viernes, que servirá de anteproyecto del programa televisivo. Cuando se cumpla un año de la creación del Foro de viernes, los responsables de programación de la cadena se reunirán para estudiar si es factible pasar el foro de internet al formato televisivo.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...