Pakistán ordena eliminar los «contenidos blasfemos» de las redes sociales

El primer ministro de Pakistán, Nawaz Sharif, ordenó hoy eliminar y bloquear los «contenidos blasfemos» contra el profeta Mahoma en las redes sociales y encontrar a sus autores para que sean juzgados según la ley antiblasfemia del país.

Sharif «ordenó a las autoridades que eliminen el contenido blasfemo de redes sociales y tomen medidas para garantizar que (…) no se publicará en el futuro», informó en un comunicado la oficina del gobernante paquistaní.

El primer ministro pidió, además, a las autoridades competentes que localicen «a todos los responsables» de material supuestamente blasfemo para «llevarlos ante la Justicia» y les urgió a que contacten con los operadores internacionales de redes sociales para eliminar este material de la red.

Agregó que los contenidos supuestamente ofensivos son una «nefasta conspiración» cuyo objetivo es el de «herir los sentimientos religiosos» de la comunidad musulmana de todo el mundo.

El Ejecutivo paquistaní anunció la semana pasada el inicio de una campaña contra la difusión de contenido «blasfemo» en las redes sociales e incluso el ministro del Interior, Nisar Ali Khan, amenazó con bloquear permanentemente a los operadores que no colaboren en este sentido.

Los anuncios se producen en momentos que el Ejército de Pakistán han lanzado una nueva operación militar para atacar a los extremistas en el país tras una serie de atentados el mes pasado que dejaron más de un centenar de muertos.

La ley antiblasfemia paquistaní fue establecida en la época colonial británica para evitar choques religiosos, pero en la década de 1980 varias reformas auspiciadas por el entonces dictador, Mohamed Zia ul Haq, posibilitaron el endurecimiento de esta norma.

Desde entonces, se han producido un millar de acusaciones por blasfemia, un delito que en Pakistán se castiga con penas de cárcel e incluso con la pena de muerte, si bien nunca se ha ajusticiado a nadie por ello.

El caso más conocido de blasfemia en el país es el de Asia Bibi, la cristiana condenada a muerte en 2010 por supuestamente insultar al profeta tras ser denunciada por unas mujeres durante una discusión en un pozo de agua.

Bibi, madre de cinco hijos, espera en la actualidad a que el Tribunal Supremo paquistaní estudie su apelación.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...