Pakistán acepta la ley islámica talibán para pacificar Swat

El Gobierno regional implanta la sharia y negocia la paz con los rebeldes integristas

Instaurar la ley islámica en el valle de Swat a cambio de que cese la violencia y vuelva la paz. Esta es la oferta del Gobierno provincial transmitida ayer a los talibanes a través de una delegación encabezada por el mulá Sufi Mohammed.

"Les pedimos que no creen problemas, que no cometan atentados. Parece que los talibanes están de acuerdo en que se necesita paz", dijo ayer el portavoz del Movimiento para el Refuerzo de la Ley Islámica, liderado por Mohammed.

"Ha habido mucha destrucción y dolor en Swat, no podemos seguir así", reconoció Hasham Babar, vicesecretario del Partido Nacionalista Anwami, que gobierna en la Provincia Fronteriza del Noroeste. Aunque esta formación es laica, Babar recordó que "la Constitución paquistaní contempla la sharia (ley islámica)".

Los combates entre el Ejército y los integristas han causado la muerte de más de 1.200 civiles y han forzado el desplazamiento de entre 250.000 y 500.000 personas en este distrito en el último medio año.

El mulá Fazlulá, yerno de Sufi Mohammed y líder talibán en Swat, lleva meses aterrorizando a la población con atentados y la imposición de la sharia a la fuerza: se realizan ajusticiamientos públicos por violar las leyes islámicas, se ha prohibido que las niñas mayores de 12 años continúen su educación, y las escuelas femeninas y las tiendas de música han sido bombardeadas o incendiadas. Si prospera la negociación, serán tribunales islámicos los que velarán por el cumplimiento de la sharia.

El Ejército de EEUU evitó condenar el acuerdo y se mostró partidario de esperar a ver "cómo afecta a la insurgencia en Afganistán", en palabras de David McKiernan, comandante de las tropas de EEUU en el país. Varios asesores militares creen que un acuerdo romperá la unidad actual entre los talibanes paquistaníes.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...