Oviedo cobrará a la Iglesia el IBI de los edificios no dedicados al culto

 El nuevo Gobierno local de Oviedo ha presentado un proyecto de ordenanzas y precios públicos para 2016 repleto de bonificaciones, exenciones y descuentos que persiguen impulsar la creación de empleo, ayudar a los colectivos más desfavorecidos y, además, conseguir una redistribución de los ingresos. Todas las medidas consensuadas por Somos, PSOE e IU conseguirán que la presión fiscal baje en torno a un 3%. Esa es la primera estimación que han presentado hoy el alcalde, Wenceslao López; el concejal de Economía y Empleo, Rubén Rosón; y el edil de IU, Iván Álvarez, arropados por gran parte del equipo de gobierno. Entre las decisiones más llamativas y con mayor significación política, están cobrar el IBI a todas las confesiones religiosas en edificios no dedicados al culto –ya que los dedicados al culto están exentos por ley–, fraccionar el cobro del IBI y promoverlo con una bonificación del 3%, incentivar la creación de empleo con una deducción que puede llegar hasta el 50% en aquellas empresas que firmen contratos indefinidos y ceñidos a convenio, doblar el descuento en la viñeta a coches eléctricos o híbridos y aplicar descuentos en los precios de espectáculos culturales para personas desempleadas.

Las ordenanzas son un primer paso hacia la política que el tripartito pretende implantar. Son solo un primer paso porque el propio Rosón ha admitido que han tenido que renunciar a algunas medidas que habían planteado porque existen dificultades administrativas para ejecutarlas. Aportó algunos ejemplos de esos obstáculos. En el caso del IBI solo se ha fraccionado en dos cuotas anuales y no en más, tal y como pretendían, por los problemas técnicos que engendraba. Han reducido los precios públicos de agua y alcantarillado de forma general tomando como referencia el IPC, sin bonificar a las familias con menos ingresos, porque en gran parte de los edificios de Oviedo pagan las comunidades y es muy complicado determinar qué ingresos tienen los propietarios que viven en esos edificios. El concejal de Economía, no obstante, no renuncia a encontrar una fórmula que le ayude a conseguir todas estas metas a lo largo de la legislatura.

Planteamiento global

Los datos más generales los ha presentado el alcalde, Wenceslao López. Las cifras globales son difíciles de calcular, ya que la batería de medidas es muy extensa y variada. Sin embargo, López ha precisado que, de media, el IBI bajará el 3%, aunque en casos puntuales de familias sin recursos que se acojan a múltiples deducciones pueden llegar a ahorrar entre un 8% y un 10%. En dinero, esto supone que el ayuntamiento como máximo dejará de ingresar 2,6 millones de euros. El IBI es el apartado más fácil de calcular, al tener como base todas las propiedades y los ejercicios anteriores.

La presión fiscal global, incluidos los precios públicos y todas las deducciones, bajará también en torno al 3%. Wenceslao López estima que, como mucho, el Ayuntamiento de Oviedo dejará de ingresar unos seis millones de euros en total. Toma como base los ingresos por ordenanzas de los últimos años, que han oscilado entre los 206 y los 210 millones de euros.

Las medidas

Rosón ha sido el encargado de bajar al terreno de lo concreto. El IBI –popularmente conocido como la contribución– es el que sufrirá más novedades. Además de permitir el pago fraccionado e, incluso, incentivarlo con una bonificación –hasta un máximo de 40 euros–, el tipo de gravamen para inmuebles urbanos bajará del 0,686% al 0,679%. Por otra parte, se doblará la deducción para familias numerosas y se introducirá otra del 25% de la cuota íntegra del impuesto para las viviendas de protección oficial una vez finalizado el plazo de disfrute de la bonificación original. En el apartado energético, habrá descuentos del 20% en edificios residenciales que usen energías renovables.

Los desempleados tendrán diferentes beneficios. No pagarán por diferentes documentos oficiales, como certificados o informes técnicos ni por las tasas de examen en las oposiciones. Disfrutarán de descuentos del 75% en las licencias de apertura de negocio en el inicio de una nueva actividad y bonificaciones en los precios públicos de las instalaciones deportivas y de recreo municipales, además de un 50% en los espectáculos culturales con precios de entradas inferiores a 30 euros.

Otro tipo de servicios sufrirán mejoras. Se incrementará un 1% la renta mínima para acceder a la ayuda a domicilio y se revisarán los tramos de exenciones. Se rebajarán los precios de los comedores escolares un 0,51%. Los precios públicos del agua, el alcantarillado y los cementerios caerán un 1%, al aplicar la última variación anual del IPC. Las barracas o instalaciones recreativas instaladas en suelo público para fiestas populares organizadas por asociaciones vecinales tendrán hasta un 50% de bonificación. Se modificará la tarifa de cesión de la plaza de Trascorrales.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...