Otro obispo insta al Rey a «negarse a firmar la ley del aborto»

Monseñor Gea llama a la «desobediencia civil» y dice que «a nadie pueden obligar a cometer un crimen»

El obispo emérito de Mondoñedo-Ferrol, monseñor José Gea Escolano, se ha sumado a las voces que piden al Rey extramilitar sus funciones constitucionales negándose “a firmar la Ley del aborto”. Gea asegura en su blog de Religión en Libertad que no firmar la Ley “hubiese sido un gesto valiente y elegante” del Monarca, al tiempo que insta a la “desobediencia civil” como “respuesta lógica” a la norma ya aprobada en las Cortes y publicada en el BOE en febrero. Este domingo pasado otro miembro de la jerarquía episcopal, el obispo de Alcalá, Juan Antonio Reig Plá, acusó a Don Juan Carlos de “cooperar con el mal”.

Para monseñor Gea, si el Rey se hubiese negado a firmar la nueva ley del aborto “puede que hubiese perdido muchas cosas, incluso, en el peor de los casos, puede que la corona, pero qué es eso comparado con los miles de vidas que se hubiesen podido salvar, aparte de que se hubiese podido granjear el aprecio y la admiración de millones de españoles que rechazan esa ley absurda que concede a las madres el derecho de suprimir la vida de sus propios hijos sin más”.

Sin comunión…
“Ha sido una gran ocasión perdida”, continúa, aseverando que el Rey podría haber “anulado la aprobación del Parlamento” al no sancionarla con la rúbrica real–algo que extralimita sus funciones: el Rey no puede negarse a refrendar ninguna norma-. “Al haberla firmado, su situación, desde el punto de vista moral, es la misma que la de los legisladores que aprobaron la ley: exclusión del a comunión sacramental hasta que se arrepienta públicamente porque ha sido público el pecado”, atiza.

…¿o no?
Eso sí, enseguida monseñor Gea matiza, aunque en este empeño se contradice a sí mismo porque evidencia que Don Juan Carlos no puede negarse a firmar las leyes: “Si, por el contrario, el sancionar una ley con su firma es un acto formal al que no puede negarse, algo así como levantar un acta notarial de la aprobación de la ley por el Parlamento, no quedaría privado de la Comunión”, incide.

“A nadie le pueden obligar a un crimen”
“Desde luego que muchísimos españoles, y yo estoy con ellos, ni la guardarán (la ley del aborto) ni la harán guardar, pase lo que pase, por mucho que se empeñe el Gobierno. A nadie pueden obligar a cometer un crimen. La respuesta lógica es la desobediencia civil” indica en otro punto de su alegato. Al parecer, monseñor Gea es de los que cree que el aborto será obligatorio por culpa de Zapatero. En diciembre pasado, este mismo prelado resucitó el fantasma de la masonería acusando al presidente de “calcar el proyecto masónico” en Religión en Libertad.

El obispo franquista
Las palabras del obispo emérito llegan escasos días después del exabrupto de Reig Plá, quien afeó al Monarca ampararse en la Constitución y anteponerla a su “conciencia” para “refrendar una ley que no proporciona el bien”. Reig Plá también fue noticia en diciembre pasado por oficiar una misa en Paracuellos del Jarama con exaltación del franquismo incluida.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...