Otra medalla, ahora al Cristo de la Legión, vulnera la aconfesionalidad del Estado

Las asociaciones Europa Laica y Movimiento hacia un Estado Laico (MHUEL) interpusieron hace pocos días un RECURSO EXTRAORDINARIO DE REVISIÓN de sentencia ante la Sala Tercera del Tribunal Supremo.

El citado recurso va encaminado a dirimir la validez de la sentencia fallada por la Audiencia Nacional y que no obtuvo amparo del Tribunal Constitucional por la concesión de la medalla de Oro al Mérito Policial, con carácter honorífico a favor de Nuestra Señora María Santísima del Amor otorgada por el ex Ministro del Interior Don Jorge Fernández Díaz.

Enterados de la concesión de una nueva medalla policial por parte del nuevo titular de interior Don  Juan Ignacio Zoido al Cristo de Mena y al hermano mayor de la cofradía. Mostramos nuestro estupor y perplejidad ante estos hechos.

Leída y revisada la normativa de 1964 que regula la concesión de medallas al mérito policial, damos por hecho que se trata de casos distintos en su aplicación según sus normas y reglamentos pero nos sigue pareciendo “Perversa” esta manera de conceder honores y distinciones.

Europa Laica y MHUEL se preguntan: ¿Acaso faltan agentes de  policía; mujeres y hombres que a diario cumplen con su trabajo y son más merecedores de estas condecoraciones?

Opinamos que una vez más la actitud y el comportamiento del Ministerio del Interior y de su nuevo titular al conceder esta condecoración a un Cristo, entra en grave impostura y colisión con el principio de aconfesionalidad del Estado y sus Instituciones recogido en el artículo 16.3 de la vigente Constitución.

De una manera consciente intentar bajo orden del ejecutivo mezclar medallas policiales con Vírgenes o Cristos, Hermandades y Cofradías con un cuerpo del ejército constitucional -La Legión- ; tiene por objeto confundir y viciar la necesaria separación entre el Estado y una determinada confesión religiosa.

Volverá la prensa internacional a poner el foco de atención ante estos hechos que ni entienden ni comprenden y no nos quedará más por decirles que se trata de un fenómeno denominado  “Celtiberia Show “.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...