Orihuela: Cultura pone personal al Museo Sacro sin convenio con la Iglesia

Una comisión mixta del Obispado y el Ayuntamiento redactará un acuerdo formal

El Ayuntamiento de Orihuela y la Diócesis de Orihuela-Alicante tienen muchos asuntos en común y para ir tomando decisiones al respecto crearán una comisión que vaya haciendo un seguimiento a cada tema a partir del 23 de julio, con tres representantes de cada "bando". Entre otras cosas, tendrá que ponerse negro sobre blanco cómo se gestiona el Museo Diocesano de Arte Sacro, ubicado en el Palacio Episcopal (propiedad del Obispado) y atendido en parte por personal municipal. La cuestión es que el Ayuntamiento envía cada día a trabajar allí al conserje que atiende la taquilla o a los guías que acompañan a las visitas, pero este acuerdo de colaboración no está plasmado en ningún convenio o documento, de modo que un cambio en los concejales o en los directivos del museo podría poner patas arriba lo que ahora es un pacto exclusivamente verbal.

Este tema se puso ayer sobre la mesa en una primera reunión mantenida entre el alcalde, Monserrate Guillén (LV), los concejales de Cultura y Patrimonio, Ana Mas (PSOE) y Manuel Culiáñez (LV), y tres representantes de la Diócesis, entre ellos el director del Museo y delegado de Patrimonio, José Antonio Martínez, y el vicario general en representación del Cabildo, Agustín Sánchez. El encuentro estuvo motivado por la reciente polémica en torno a la propiedad de La Diablesa, una talla de 1695 y valor incalculable que unos sostienen que es propiedad del Ayuntamiento y otros defienden que es de la Iglesia.

Sin embargo, todos coincidieron en señalar que La Diablesa (El Triunfo de la Cruz o La Cruz de los Labradores) no fue el tema central de la reunión, ni siquiera el protagonista. Es más, la decisión sobre la propiedad de la pieza se dejó para cuando se constituya la comisión mixta entre Ayuntamiento y Obispado.

Interacción
Ana Mas dijo ayer al término de la reunión que "hemos acordado crear una comisión para abordar todos los asuntos en los que haya interacción entre Iglesia y Ayuntamiento, que son muchos. Se comenzará por diseñar todo el mapa de asuntos pendientes". El Museo de Arte Sacro, señaló, "es fundamental, porque a todos nos interesa que vaya bien". En cuanto a la pieza en disputa "hemos decidido apartar el tema de La Diablesa porque es un debate generado por una decisión política muy inadecuada; la de Pepa Ferrando (anterior edil de Cultura, que instaló la pieza en el Museo sin documento que mediara) y no vamos a seguir generando conflicto donde no lo había, es un asunto que no tiene más recorrido". Culiáñez, por su parte, adelantó que "vamos a tratar todos los temas que tenemos en relación en cuanto a gestión cultural o patrimonial y a trabajar de manera conjunta, La Diablesa incluida".

El director del Museo, José Antonio Martínez, coincidió en que "tenemos muchos temas de los que dialogar, Orihuela es centro de muchas iglesias y hay que crear un diálogo continuo y tratar todo con transparencia". En cuanto al Museo señaló que "estamos en proceso de hacer un convenio, hasta ahora lo hay de palabra y el Ayuntamiento está la Junta Directiva, pero tiene que quedar por escrito para que esté quien esté se lleve a cabo".

Imagen de archivo de una visita de arquitectos al Museo.  loino

Archivos de imagen relacionados

  • museo artesacro Orihuela
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...