Organizaciones laicas recuerdan a Gabilondo que la retirada de crucifijos está avalada por la Constitución

“¿Cómo vamos a educar en el respeto a los Derechos Humanos si se permite una situación que los vulnera?”

La permanencia de crucifijos en los colegios públicos a pesar de que varias sentencias, la última del Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo, marcan que deben ser retirados, sigue generando polémica. Las palabras del ministro de Educación, Ángel Gabilondo, considerando “razonable” que sean los propios centros escolares los que decidan si mantener o no los crucifijos ha indignado a asociaciones laicistas como Europa Laica o Escuela Laica de Valladolid. Ambas organizaciones suscriben un manifiesto en el que recuerda que la discusión sobre la competencia es “algo superado”, ya que es la propia Constitución la que establece el principio de la neutralidad del Estado.

Un juzgado de Valladolid fue el primero en emitir una sentencia que obligaba a un colegio público de la ciudad a retirar de las aulas los crucifijos que las presidían. Desde entonces, la polémica en torno a los símbolos religiosos en lugares públicos ha seguido creciendo, y quienes están a favor de retirar toda la simbología católica han ido ganando poco a poco batallas judiciales. La última sentencia afecta a Italia, y la ha firmado el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo, que considera que los crucifijos afectan a la libertad religiosa de los alumnos.

Declaraciones polémicas de Gabilondo
En nuestro país, después de que el ministro de Justicia, Francisco Caamaño, anunciara este verano que la nueva norma sobre Libertad Religiosa obligaría a la retirada de símbolos, el ministro de Educación, Ángel Gabilondo, defendió esta semana durante un acto en Valladolid que considera “razonable” que sean los propios centros escolares “los que resuelvan sobre la permanencia o no de los símbolos ideológicos y religiosos”.

Un debate "ya superado"
Sus palabras han provocado la indignación de organizaciones laicistas como la Asociación Cultural Escuela Laica de Valladolid, que ha emitido un manifiesto que suscriben otros grupos como Europa Laica, en el que le recuerdan que “la discusión” sobre quién debe decidir la retirada o no de los símbolos “es algo ya superado” porque “la propia Constitución dejó zanjado el tema al establecer como principio la neutralidad del Estado”. “No nos encontramos ante una decisión que tengan que tomar los consejos escolares, pero tampoco las consejerías de Educación (…), ni el Ministerio de Educación, porque ya la tomó la Constitución”, insisten.

"Trabas a los derechos fundamentales"
Por ello, las organizaciones se preguntan por qué Gabilondo se suma con estas declaraciones “a los que ponen trabas a los derechos fundamentales de las personas”, tal y como afirma el Tribunal de Estrasburgo ante la presencia de crucifijos en colegios públicos. “Es obligación del Gobierno defender a sus ciudadanos cuando alguien vulnere sus derechos fundamentales, y no dejarlos desamparados”, reprocharon.

"Añoranza" del franquismo
Además, en su texto apuntan que “la presencia de crucifijos presidiendo las aulas de los colegios públicos es una medida que proviene de la época franquista”, por lo que quienes lo defienden son los que “añoran aquella época”. “Las propias asociaciones de jueces del Estado español, tanto las de carácter progresista como las de carácter conservador, han asegurado que tras la sentencia del Tribunal de Estrasburgo los jueces deben adecuar sus resoluciones a la misma (…). Y sin embargo es el propio Gobierno el que parece apartarse [de la sentencia], en una postura de calculada ambigüedad”, lamentaron.

Postura clara del Ejecutivo
Por eso, exigieron al Ejecutivo que deja “clara su postura” ante la retirada de símbolos religiosos de los centros públicos “por un mínimo de respeto a los ciudadanos”, para que los votantes sepan “a qué atenerse”. Y se preguntan: “¿Cómo vamos a educar a nuestros hijos en el respeto a los Derechos Humanos si se permite la continuidad de una situación que los vulnera?”, tal y como ha dictado Estrasburgo.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...