Oratorios a pesar de todo

La comunidad musulmana de Cataluña ha logrado abrir 169 oratorios pese a la frecuente oposición vecinal y política que en casos como Premià de Mar o Badalona ha llegado a cotas peligrosas. Como sucede en la mayor parte de España, estos oratorios son locales más que modestos, nada que ver con el arquetipo de la mezquitas tradicional.

En Reus, por ejemplo los musulmanes continuarán por tiempo indefinido orando en una nave prefabricada, en el extrarradio, mientras el Ayuntamiento y la comunidad no se pongan de acuerdo en dónde debe ser construida la mezquita. El conflicto radica en la propiedad del terreno; los musulmanes no quieren construir su templo en suelo ajeno, quieren que sea de su propiedad. El Ayuntamiento quiere obligarlos a hacerlo en un terreno cedido, como ha hecho con otras entidades. En Salt (Girona) el Ayuntamiento ha intentado obligar a las diferentes asociaciones a ponerse de acuerdo para construir una única mezquita. Ahora hay tres oratorios.

Print Friendly, PDF & Email