Oramas: «Estoy en contra de la retirada de crucifijos»

La portavoz de Coalición Canaria en Madrid, contraria a retirar los símbolos religiosos de los espacios públicos

"Estoy en contra de la retirada de crucifijos y demás símbolos religiosos de lugares públicos como las aulas". Ana Oramas, portavoz de Coalición Canaria en el Congreso de los Diputados, al igual que el otro diputado nacional de los coalicioneros, José Luis Perestelo, no participa en la Comisión de Educación que esta semana aprobó una proposición no de ley que pide al Gobierno el traslado al ordenamiento jurídico de las disposiciones de una reciente sentencia del Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo que da la razón a un padre italiano que reclamaba la retirada de los crucifijos en un colegio público. CC no votó, pero de no haber sido así Ana Oramas lo habría hecho en contra.

Así lo señaló la ex alcaldesa de La Laguna en declaraciones a La Opinión de Tenerife. "Los símbolos religiosos forman parte de la historia de este país y son sinónimo de cultura y paz. Yo creo que no hay duda en que no ofenden a nadie y un crucifijo no lo hace, de la misma manera que tampoco los belenes o las luces de las fiestas navideñas", explicó Oramas, para quien la proposición no de ley, que ha reabierto el debate sobre las cuentas pendientes de la aconfesionalidad constitucional en el país, "es inoportuna y se ocupa de algo que no es prioritario para los ciudadanos, y menos con las cosas como están".

"¿A quién le molesta esos símbolos o por ejemplo las procesiones que se celebran en tantas ciudades?", se preguntó la diputada nacional de CC, para quien es "normal" que los representantes de las administraciones juren sus cargos ante un crucifijo o se vean en la obligatoriedad, sean o no creyentes, de encabezar las procesiones y demás actos católicos que se desarrollan en España. "En La Laguna una gran mayoría de residentes valora que sus representantes en el Ayuntamiento participen en todos los actos religiosos. Es así y ha sido así durante mucho tiempo".

"Es absurdo". En esta tesitura, Coalición Canaria, aunque no votara esa propuesta, se situaría al lado de los partidos procatólicos PP y CiU. Por ejemplo, el presidente de los populares, Mariano Rajoy, tildó de "absurdo" el debate generado entorno a la retirada de crucifijos de los colegios, ya que a su parecer de lo que habría que hablar ahora "es de las personas que han perdido su puesto de trabajo, de las personas que tienen miedo a perderlo, del funcionamiento de la sanidad pública, de las que cosas que le importa" a los ciudadanos, informó Efe.

Sin embargo, los votos a favor de PSOE, IU, ICV y BNG hicieron que la proposición no de ley saliera adelante, aunque el Gobierno ya ha advertido que la retirada de los símbolos no es una prioridad. Será el anteproyecto de modificación de la ley de libertad religiosa la que aborde esta situación y avanzará en la laicidad del Estado, según anunció ayer la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega."Es una norma que pretende avanzar en la laicidad que la Constitución otorga a nuestro Estado y, sobre todo, en el reconocimiento y protección de los derechos de todos y cada uno de lo ciudadanos, independientemente de que practiquen o no una religión y sea cual sea ésta", aclaró De la Vega.

Mientras el Gobierno central tira del "sé hará, pero a su tiempo", posiblemente para no enfadar a nadie, Ana Oramas insiste en que no entiende "por qué se puede interpretar que esos símbolos pueden dañar a un alumno de un centro público".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...