Opus Dei ¿Santa mafia o masonería teotecnocrática?

. De nada sirven las reiteradas argumentaciones de los portavoces oficiales del Opus Dei tratando de establecer la diferencia entre la actuación corporativa del Instituto Secular, en el ámbito exclusivo de espiritualidad y apostolado, y la individual y profesional de sus miembros en las cosas temporales». — Manuel Mira

«Que en España se mezcle a Dios y a su obra con los menesteres oficiales no debe sorprender. Los militares prusianos lo metían en sus mochilas y los estadounidenses lo estamparon en sus dólares; nosotros mismo no fuimos más modestos al llamar a nuestra historia ‘Gesta Dei per Francos’. El Opus Dei, que se considera una organización puramente religiosa, no pretende sino adaptar al mundo moderno los ejércitos espirituales de sus miembros. Como corolario cabría deducir que el ejercicio del poder se ha convertido hoy en un ejercicio espiritual. Esto no parece del todo falso. Al paso que marchan las cosas, ser ministro es un forma muy eficaz de martirio, y conozco a más de un jefe de gobierno que se ha merecido el cielo por la penitencia del poder. Como siempre ocurre en casos semejantes, cabe sin embrago distinguir entre los verdaderos y los falsos devotos: la política, la administración, la tecnocracia, tienen, como la religión, sus santos y sus tartufos». — Robert Escarpit

····················

Hasta que un desconocido sacerdote católico aragonés, José M. Escrivá diera a luz, allá por el año 1928, a una modesta organización de alcances originalmente muy limitados, el encono mayor de quienes veían en la religión -según la tradición finisecular liberal, anarquista o socialista el opio de los pueblos, se concentraba en la rama más militante y ejecutiva de la Iglesia católica: la de la Orden de los Jesuitas.

Los jesuitas eran los promotores de los cambios de gobierno, los que estaban detrás de los militares más reaccionarios y de los usureros más despiadados, de los que armaban el brazo homicida en los misteriosos magnicidios o movían los sutiles hilos de la política mundial y, en fin, estaban detrás o junto a los que dirigían el mundo. Eran el poder oculto, los amos verdaderos o, para decirlo con palabras contemporáneas sajonas, the decision makers, los que toman las decisiones.

¿Verdad, conseja, fabulario, ciencia ficción? ¡Quién podrá saberlo jamás con exactitud! Lo cierto es que durante muchísimos años los jesuitas fueron el cuco de los laicos, del mismo modo que lo era para los católicos la masonería.

EL PARTO FUÉ EN MADRID

A fines de la década de los 20, el 2 de octubre de 1928, un cura relativamente nuevo -se había ordenado en 1925-, ex superior del seminario de Zaragoza (España), funda en Madrid la Sociedad Sacerdotal de la Santa Cruz y del Opus Dei, que con el tiempo se convertirá en el cuco de reemplazo
de la orden ignaciana y se haría el polo de atracción de las acusaciones, denuestos, sospechas y recelos no sólo de laicos y anticlericales sino también de importantes sectores de la Iglesia.

«Parece ser que la idea inicial que tenía el padre Escrivá al fundar el Opus Dei era la de constituir un movimiento de jóvenes intelectuales católicos que pudiera oponerse a la acción de la Institución Libre de Enseñanza» se dice en un estudio acerca de la Obra. «Tomando ejemplo de la eficaz labor
secreta de la masonería, quiso organizar también en secreto su obra para combatir a los enemigos con sus propias armas» se agrega.

De cómo sus objetivos primigenios han sido alcanzados y superados con creces lo indicaría el Congreso de la organización celebrado en Roma a mediados de setiembre de 1969, donde participaron 1.970 representantes de los aproximadamente 50.000 socios de 73 nacionalidades distintas.

Lo que siempre es tema de enconada discusión en torno del Opus Dei consiste en la verdadera índole y naturaleza de su misión. Según su fundador, en discurso pronunciado en noviembre de 1969, «el Opus encuentra al hombre o a la mujer en su vida normal, en medio de su trabajo, y continúa viviendo su propia vida. Los socios de la Obra no tienen necesidad de penetrar en las estructuras temporales, por el simple hecho de que son ciudadanos corrientes, iguales a los demás y, por lo tanto, ya estaban allí, en esos determinados ambientes, donde no ha sido el Opus Dei quien los introdujo y, naturalmente, no tienen por qué salir».

Tamaña neutralidad o asepsia temporal no se compadece con la historia de la Obra y menos aún con las acusaciones según las cuales ésta se ha convertido, a partir de la finalización de la Guerra Civil Española y con mayor magnitud al término de la Segunda Guerra Mundial en una próspera institución
económico financiera cuyo poder se va extendiendo progresivamente en todo el mundo, al punto de que, «por la proliferación de sus actividades y las suspicacias que promueven sus designios, se la ha llamado Octopus Dei (pulpo de Dios) y la Santa Mafia».

PULPO O GUERRILLA DE DIOS
«Los comienzos del Opus son humildes. Encuentra, eso sí, el apoyo del obispo de Madrid, doctor Eijó Garay, y del entonces administrador apostólico de la diócesis de Vitoria, doctor Xavier Lauzarica, que prologaría «Camino».  Gracias a estos dos prelados, el Opus consigue el rango de Pía Unión Diocesana. Pero también tropieza pronto con la oposición de la Acción Católica y, sobre todo, de los jesuitas. Una y otros critican el carácter secreto y misterioso del Opus Dei, aunque en realidad es posible que lo que más les duela sea el constatar que el Opus les roba algunos de los miembros
más preparados intelectualmente y, a veces, influyentes. La lucha dura hasta la aprobación pontificia del Opus, y es especialmente ardua en Barcelona, en donde halla su principal promotor en la persona del padre Vergés, director de las Congregaciones Marianas de jóvenes y adultos».

En los párrafos precedentes se apunta a dos o tres datos esenciales para la comprensión del fenómeno Opus Dei: el primero es la puntualización de la rivalidad de esa organización y los jesuitas, sobre todo; el segundo, su tendencia a reclutar lo que llamaríamos la «crema» de la sociedad
incorporándola a sus objetivos, atendiendo, eso sí, a su capacidad técnica, profesional o científica antes que a sus posibilidades económicas o a la tradicionalidad de sus apellidos. Se entiende así que sea bien ganada su fama de Opus Tecnocracia. En cuanto a SU ENFRENTAMIENTO CON LOS JESUITAS, observadores más o menos imparciales sugieren que en realidad ESCONDERÍA UNA
SIMPLE DELIMITACIÓN DE RIVALIDADES ECONÓMICO-FINANCIERAS: así, el Opus Dei representaría a los intereses estadounidenses volcados en Europa al término de la Segunda Guerra Mundial, los provistos a través del Plan Marshall y el llamado Punto IV (Ley Pública 480) de Truman, por ejemplo, en tanto que los jesuitas insistirían en sus tradicionales lazos con la vieja banca europea,
lo que no implica, por supuesto, falta de vínculos con los sectores bursátiles estadounidenses respectivos. En todo caso cabría hablar de distintas ramas de un mismo tronco: el pulpo imperial que se permite diversificar sus brazos hasta tal punto que éstos no se distinguen como de un común origen.

Sin embargo, las acusaciones más tremendistas insisten en poner énfasis en su poder político más que en lo económico. El escándalo estallado en España en 1969 a raíz del ESCÁNDALO MATESA (Maquinaria Textil del Norte de España SA) aventó la sospecha de que los negocios o negociados hechos en nombre del Señor guardan la correlativa proporción con los precedentes del campo
político. Porque casi simultáneamente con lo de MATESA, y quizá con motivo de descubrirse de qué modo había sido estafada España, hubo crisis en el gabinete franquista, y Falange y Opus Dei se trenzaron en pública lucha y abierta pugna para colocar sus respectivos hombres en la cumbre del poder.

Triunfó la Obra, y allí están todavía sus ministros. Falange explicó su derrota propia de este modo: algunos milloncejos de dólares procedentes de la evasión de divisas de MATESA engrosaron las arcas del Partido Republicano de EEUU, con motivo de la campaña en pro de la candidatura presidencial de
NIXON. Al triunfar este y renovarse poco después el tratado por el cual Estados Unidos continúa manteniendo bases militares en España, es obvio que FRANCO debió optar, como lo hizo, por gentes procedentes del Opus Dei.

EL OPUS DEI Y LA POLÍTICA
Y sin embargo no hay cargo ni acusación que sea más desmentida por los afiliados a la Obra, que sus vinculaciones políticas. Precisamente con motivo de escándalo MATESA, en contados días José Luis Gómez, de la calle Guido 1724, Buenos Aires, remitió a los diarios una declaración oficial de la Secretaría del Opus Dei en Argentina, en la que señalaba:
«El Opus Dei, por su carácter exclusivamente espiritual y apostólico, es independiente de cualquier sistema político. Por tanto, la Obra ni apoya ni se opone a los regímenes políticos existentes en ningún país, ya que esa actuación es ajena a sus fines. Conscientes de la legítima autonomía del
orden temporal de sus socios -en la actualidad pertenecientes a 73 países- en las actividades humanas, en las que actúan con plena libertad, según su conciencia:
«Los socios del Opus Dei que en España ocupan puestos de responsabilidad en los diferentes grupos políticos -y que son lógicamente pocos en comparación con el total de los socios, laicos y sacerdotes, hombres y mujeres, pertenecientes a todas las categorías sociales- actúan con idéntica libertad que los demás ciudadanos católicos, exactamente igual que si no pertenecieran al Opus Dei.

«Por consiguiente, sería un error considerar como éxitos o fracasos del Opus Dei, los posibles triunfos o derrotas políticas de alguno de sus socios en cualquier país, porque el Opus Dei no se solidariza con sus actividades profesionales, políticas, sociales, etc. Ya que ni las apoya ni las inspira.

«Por la misma razón es algo fuera de lugar y fuente de equívocos señalar que un ciudadano de cualquier país es socio del Opus Dei, cuando se habla de sus actuaciones profesionales, económicas, políticas, sociales, etc., que son siempre de carácter personal».

Declaraciones de esta índole son enviadas sistemáticamente a diarios y revistas cada vez que la naturaleza temporal del Opus Dei es sacada a relucir. Los textos son invariablemente parecidos, como procedentes de un clisé primario, original, del que no cabe apartarse. Esto, pese a que en España, por ejemplo, sobran las evidencias de que los hombres de la Obra militan (aceptemos mansamente sus solemnes declaraciones de que lo hacen a título personal) en todos los niveles de la banca, la industria, el comercio, la prensa, los medios de publicidad, la universidad, los sindicatos y hasta en el deporte taurino. Aunque oficialmente la Obra nada posee, sí controla por medio de sutiles mecanismos donde se mezclan ingredientes religiosos, psicológicos, económicos, morales y políticos, poderosas instituciones que por propia virtualidad son factores de poder, de primerísimo potencial y energía.

EL CAMPO DE LA ECONOMÍA
Una somera reseña limitada sólo a ESPAÑA, pondría de relieve que el Opus Dei está en el meollo del imperio económico constituido por el Banco Popular Español (séptimo en importancia del país); el Banco Europeo de negocios, el Banco Atlántico, la Unión Industrial Bancaria, el Banco de Andalucía, el Banco de Salamanca, el Banco Castellano y el Crédito Andorrano, entre otros.

Pero el control financiero de tales instituciones se ve reforzado por los mecanismos habituales de participación empresarial simultánea. Así, el consejero del Banco Atlántico, José Ferre Bonsoms, del  Opus, lo es también del BANCO POPULAR Español; otro consejero del Banco Atlántico, y también del Banco Central, lo es José A. Güell Martos, marqués de Comillas. El ex-ministro de Comercio, Faustino García Moncó, miembro del Opus, es consejero del Banco de Bilbao y de sus filiales el Banco de Comercio, el Banco de la Coruña y el Banco Industrial. Alvaro de Lacalle Leloup, miembro
del Opus, ex subsecretario del Tesoro, es presidente del Crédito Inmobiliario. Santiago de Cruyelles Peraltallada, miembro del Opus, es consejero del Banco Vitalicio de España. El teniente general Camilo Alonso Vega, miembro del Opus, es consejero del Banco Pupular.

Pero aunque en la misma ESPAÑA la descripción del poder ramificado de la Obra nos demandaría decenas de páginas descriptivas más, es fuera de ella donde paulatinamente se va consolidando su poder, ampliándose y creciendo lenta aunque persistentemente.

A partir de 1947, en que se inicia el «gran salto» hacia EL EXTERIOR, y más aún después de 1950, año en que el Papa Pio XII concede al Opus Dei la consagración como «institución secular», la Obra se expande casi sin limitaciones y hoy se permite tener ministros en Venezuela y Argentina, más de 2.000 escuelas y 210 residencias universitarias en Hispanoamérica (en Buenos Aires es famosa «Los Aleros», en el barrio de Belgrano), editoriales como RIALP y Pomiare, publicaciones como Cuadernos del Sur, 237 radioescuelas en Perú, instituciones de índole diversa en las Filipinas, Canadá, EEUU y Africa Oriental, y, en una palabra, influencia y capacidad de captación y penetración tales, que a despecho de la siempre protestada proclama según la cual no es sino una organización dedicada a «fines sobrenaturales», se cuela invariablemente la algo más que sospecha de que, como sugiere Robert Escarpit, los ejercicios espirituales no son sino la excusa para alcanzar el Reino de Dios en la tierra: simplemente se propone la conquista del poder.
«El secreto que envuelve al Opus Dei, la eficacia que caracteriza el comportamiento de sus miembros, la disciplina estricta que reina dentro de la Obra, disciplina de la que se ignoran las modalidades exactas pero en la que se percibe el rigor, han provocado que en España el Opus Dei, en tanto
tal, aparece ante el hombre de la calle como para el público conocedor como lo que ha sido designado con el cómodo nombre de grupo de presión. El Opus Dei es, a los ojos de la opinión, una organización de rostro múltiple aunque mediante diversas modalidades, a través de ciertos cambios de frente, únicamente orientada en una estrategia inmutable: influir sobre el poder, infiltrarse allí donde se toman las decisiones. A la pregunta: si un banco está bajo el control de miembros del Opus Dei, si una dirección general de ministerio es detentada por un adepto de la Obra, ¿puede considerarse que el
banco y la dirección general mencionados están regidos en función de los intereses y los designios globales del Opus Dei? La respuesta común, en España, es sí. Cabe agregar que el examen atento de las estructuras de la Obra así como de su evolución, llevan al autor de este libro a aceptar como
postulado, pleno de certidumbre, que para España esta respuesta parece, como regla general, y de hecho, muy verosímil». (1)

A fines de la primera quincena de octubre último, la Corte Suprema de España, en reunión plenaria de sus 68 jueces, resolvió acusar al ex ministro de Finanzas y ex gobernador del Banco de España, Navarro Rubio, de «negligencia inexcusable» en el asunto MATESA (Maquinaria Textil del Norte
de España S. A.), con lo cual volvió a colocarse en el primer plano el tema de la inminente reestructuración del gabinete del dictador Francisco Franco.

Sin embargo, para los vehementes discutidores de los cafés madrileños, no están tanto en juego ni la torpeza aparente de Navarro Rubio, no la presunta deshonestidad de Juan Vila Reyes, presidente del directorio de MATESA, a quien la justicia española multó con la cifra más alta de la historia del
país, 23,6 millones de dólares estadounidenses. Lo que en verdad cuenta en las discusiones es el futuro de los dos grupos políticos que se disputan el favor del ‘Caudillo’: Falange y Opus Dei. Los Camisas Azules de José Antonio Primo de Rivera, a despecho de recientes disposiciones tendientes a
suprimirles del todo, han cobrado nuevos bríos gracias a que jóvenes oficiales del Ejército se les sumaron en las críticas a los ‘tecnócratas del Opus’, a los que sin ambages acusan de haber mordido suculentos trozos de los desaparecidos fondos de MATESA.

EL NEGOCIADO MATESA
No podría incursionarse en los vericuetos del historia española reciente, ni comprenderse sus alternativas, sin un somero vistazo al famoso escándalo MATESA.
El 15 de agosto de 1969, el ministro de Información española, Manuel Fraga Iribarne, admitió por primera vez en una conferencia de prensa celebrada al término de una reunión de gabinete, que el Banco de Crédito Industrial del Estado, así como la firma MATESA, estaban envueltos en un ‘grave problema’ debido a que ‘parte de los fondos otorgados como créditos para exportación fue impropiamente usada (por MATESA) para la compra de acciones de compañías extranjeras, en ramos generalmente relacionados con la industria textil’. El ministro añadió que de la investigación realizada en el país y en el exterior, se deducía que la firma MATESA aparentemente malversó los fondos
otorgados para estimular las exportaciones , vendiendo telares sin lanzaderas a sus compañías afiliadas en Estados Unidos, Europa e Hispanoamérica.

Según Fraga, los fondos malversados sumaban unos 5.539 millones de pesetas (que al cambio del día equivalían a aproximadamente 80 millones de dólares). ¿Cómo pudo una compañía tan pequeña (contaba con unos 2000 empleados) arreglárselas para gastar el equivalente de 148 millones de dólares en créditos gubernamentales, en apenas 13 años de existencia? -preguntaba acerbamente el diario monárquico ABC. Y, sobre todo, ¿cómo pudo arreglárselas para obtener el préstamo, puesto que ningún banco privado le hubiese prestado dinero bajo condiciones iguales a las del Banco de Crédito Industrial, habida cuenta de que su capital original era sólo de 8 millones y medio de dólares? Las preguntas tenían su miga, puesto que los 148 millones recibidos por MATESA representaban más el presupuesto de inversiones de los ministerios de Vivienda, Educación o Agricultura, constituían el 3 % del presupuesto nacional y significaban el 93,7% de todos los créditos otorgados a la industria de maquinaria textilera.

El mismo día de la declaración de Fraga Iribarne, eran detenidos Juan Vila Reyes Iribarne, su hermano Fernando, Manuel Labat Dalmaut y otros tres integrantes del directorio, y se iniciaba una campaña de prensa como jamás antes la había habido en los 32 años de vigencia del régimen franquista. Diarios como ABC o SP arremetieron a fondo instando a los ministros del ramo económico a presentar sus renuncias. La conmoción pública era vivísima y por un momento se pensó que toda la estructura gubernamental se resquebrajaba.
Pero nadie de los que discutía en los mentideros de Madrid o Barcelona -sede del escándalo- parecía ignorar que MATESA era una pieza en el desarrollo de una jugada política que enfrentaba, aparentemente a finis, a los dos enemigos irreconciliables, Falange y Opus Dei, pues a esta última
organización pertenecían la mayor parte de los acusados del negociado.

A fines de julio de 1970 la Corte Suprema española había empleado la misma acusación -negligencia inexcusable- contra otros dos ex ministros (Juan José Espinosa, de Finanzas y Faustino García Moncó, de Comercio), colegas de Mariano Navarro Rubio, para quien también pidió autorización a las Cortes para juzgarlo, puesto que le protegían fueros parlamentarios.

Según una publicación francesa, Navarro Rubio era una de las más brillantes personalidades del régimen. Diputado durante un cuarto de siglo, había sido ministro de Finanzas en 1957, ‘cuando un equipo de técnicos, la mayor parte de ellos vinculados al Opus Dei, tomó en sus manos la conducción económica’.

(2) Se inició entonces una nueva política crediticia de España hasta el momento en que la Corte solicitó la abrogación de sus fueros.

Fundada el 20 de julio de 1956 con un capital de 200 millones, sede a la vez del Opus Dei, tenía como propósito esencial el de desarrollar investigaciones para mejorar las máquinas textiles; a poco obtuvo la licencia para producir un telar francés, Iwer, de la fábrica Ancet-Fayolle, que MATESA comentó a construir en magnitud industrial, para su colocación en Hispanoamérica, Erigió en Barcelona un centro de investigaciones impresionante y estableció un filial en Portugal, por un monto de 1300 millones de pesetas.

«MATESA vendía muy bien en el exterior y obtenía con facilidad créditos para la exportación, créditos para investigación, créditos para la construcción de instalaciones y depósitos en los puertos de embarque, créditos para la comercialización externa del fabuloso negocio. Pero de pronto, un buen día, se descubrió que la maquinaria milagrosa en realidad se vendía mal. Las unidades enviadas a Nueva York, desmontadas, que constituían la mayor parte de las exportaciones -según lo indicaban las estadísticas oficiales- eran ficticias. Sólo entonces se supo que 80 millones de francos viejos se habían escurrido dolosamente del Tesoro público. ¿Dónde se fue el dinero? Ha servido -se dice- para los negocios en el exterior, sobre todo en Suiza.»
(3)

Las sospechas acerca de MATESA se iniciaron a mediados de 1969, cuando solicitó un nuevo empréstito al Banco de Crédito Industrial, esta vez por 800 millones de pesetas, suma llamativamente enorme para justificar la razón del pedido de crédito, que era el de proveer maquinaria textil a un país
sudafricano. El banco -o inadvertidos funcionarios- requirió los libros contables a modo de control rutinario de las operaciones de exportación. Y allí saltó la amarga verdad: las generosas subvenciones del estado español habían servido a MATESA para hacer cuadrar en los balances sus enormes
déficits. Las diferencias se debían, en primer lugar, al elevado costo de cada telar (500.000 pesetas contra las 200.000 que costaba una máquina similar de la competencia externa), si bien su ventaja residía en que servía tanto para fibras naturales como para artificiales o de papel.

Aunque nadie pudiese asegurar a machamartillo que los dirigentes de MATESA pertenecían al Opus Dei, «era cierto, sin embargo, que las fraudulentas subvenciones no habían podido ser obtenida sino con autorización de los ministerios tecnocráticos, que justamente son los focos privilegiados del
Opus». (4) En la campaña periodística que siguió al descubrimiento, se destacó el falangista Diario SP, que no sólo atacó la corrupción en los servicios gubernamentales, sino que exigió la renuncia de los ministros comprometidos en el affaire.

El escándalo, evidentemente, servía para dirimir una vieja querella entre la Falange y el Opus Dei.
«Señores del Opus, vosotros no tenéis pudor»
A mediados de 1968, en el transcurso de un debate en las Cortes españolas donde se discutía el problema de la Universidad de Pamplona, Navarra, hija dilecta del Opus Dei, los representantes de la Obra sostuvieron, como siempre lo venían haciendo, que su universidad no recibía un solo céntimo
del Estado. Se levantó entonces un diputado que, cifras y pruebas presupuestales en mano, reveló que la universidad del Opus Dei se llevaba en realidad el 69,2 % del total de las subvenciones destinadas a la enseñanza. Y concluyó, en el colmo de su indignación: «¡Señores del Opus, vosotros no
tenéis pudor!».

El escándalo MATESA, un año más tarde, probó que había escasez de otros rubros, además del pudor. La investigación oficial demostró que el aumento de la producción que alegaba esa empresa servía en realidad para ocultar la falta de ventas y que la situación crítica que padecía no sólo se salvaba mediante subsidios a la exportación, sino que se ocultaba y falseaba mediante datos amañados, haciendo aparecer a la compañía a la cabeza de las exportadoras. El fisco había acordado a MATESA unos 5.000 millones de pesetas como créditos, pero en los libros no aparecían los aproximadamente 10.000 telares que debían de haberse producido gracias a esos créditos.

La batalla de las Cortes, de la Suprema Corte y de los cafés tuvo su mayor expresión en los diarios y revistas. El diario falangista Pueblo, uno de los de más tiraje, exigió en un extenso editorial la separación de los responsables oficiales, apuntando entre éstos a los ministros miembros del Opus Dei. «Las perplejidades -alegaba en su petición- no se dirigen hacia una empresa mal planteada sino a la debilidad increíble de los medios de control de los asuntos económicos del país». Pero no era sólo Falange la que atacaba. También se sumó la monárquica barcelonesa La Vanguardia, y más
acerbamente aún el diario Ya, ligado a la poderosísima democracia cristiana jesuítica. «Creemos -sostuvo el editorial- que cometen un grave error quienes tratan de minimizar el asunto reduciéndolo al mal funcionamiento de un banco oficial y manteniendo un tenaz silencio sobre lo que ya debieran
haber informado al país. Algo de mucha trascendencia ha funcionado mal a nivel muy superior al de un banco, y cuando esas cosas ocurren la responsabilidad alcanza inevitablemente a las alturas».

Al arreciar las acusaciones, veladas o francas, contra el Opus Dei, la Obra inició su contraataque, negando que la organización tuviese responsabilidad alguna en el desfalco, o que los créditos hubiesen sido acordados a MATESA gracias a que hombres del Opus los hubiesen autorizado en razón de sus vínculos ‘religiosos’. Le salió al paso Sábado Gráfico: ‘»Es fácil desmentir -sostuvo- especialmente cuando se trata de una asociación de iniciados de cuyos miembros jamás se ha dado la lista y cuyos estatutos mamás han sido dados a conocer en público».

Pero en la lucha Falange-Opus los que más se destacaron fueron la revista y el diario SP de Rodrigo Royo. Hacia octubre de 1969, precisamente, la coronación del príncipe Juan Carlos y su designación como sucesor de Franco habían suscitado rumores sobre inminentes cambios ministeriales y se
suponía, con ciertas dosis de verosimilitud, que el Opus trataría de sumar nuevas posiciones a las que ya poseía.

FALANGE CONTRA OPUS: TORNEO SIEMPRE INDECISO
Sin embargo, la lucha siempre indecisa entre Falange y Opus tenía simultáneamente algo así como un reflejo en la sublucha entre monárquicos y neorrepublicanos, y hasta entre los monárquicos mismos a propósito de si correspondía a Juan Carlos o a su tío la posesión de la Corona de España.
Los tecnócratas del Opus Dei se habían pronunciado a favor de Juan Carlos, no así los falangistas y los sociales.
El 29 de agosto de 1969, Rodrigo Royo en editorial para el Diario SP, denunciaba que se veía obligado a cesar en su publicación. No es que fuese antifranquista o ‘rojo’, todo lo contrario, según lo explicaba: ‘»Por todos los medios legítimos a nuestro alcance hemos tratado de actualizar la doctrina joseantoniana, adoptando en cada momento una actitud de estilo falangista, y no nos arrepentimos de ello. Tampoco nos arrepentimos de haber sido leales al Régimen de Tranco y proclamamos una vez más nuestra lealtad a la hora de desaparecer del horizonte». (5) Pero no obstante su lealtad el
régimen le cerraba la espita económica: «la Banca oficial, siguiendo instrucciones muy específicas del Ministerio de Hacienda, nos negó el pasado mes de junio un crédito de 51.000.000 de pesetas, solicitado a nombre de nuestra filial COSOL SA. A este préstamo teníamos perfecto derecho, según
acuerdo tomado el 31 de enero último por la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Economía que, en función de un decreto del 29 de noviembre de 1968, concedía a nuestra empresa, instalada en le Polo de Guadalajara, una serie de beneficios de orden fiscal, tributario y arancelario, entre los que
se contaba el más importante de tener ´preferencia en la obtención de crédito oficial`. La entidad que nos negó el legítimo auxilio financiero, previamente otorgada su preferencia por el Consejo de Ministros, fue el Banco de Crédito Industrial, la misma entidad que ha concedido a MATESA hasta 13.000 millones de pesetas de crédito. La fuente de inspiración para tan arbitrarios decisiones, en el caso de SP y en el caso de MATESA, ha sido la misma». Más claro, agua.

Cuando el padre Escrivá fundó la orden, los principios por los que se guiaba tenían fundamentalmente un acento religioso, el servicio de Dios por encima  de todas las cosas. El curso de los acontecimientos a partir de la fecha iniciática -2 de octubre de 1928- entre ellos la caída de la Monarquía , la instauración de Mussolini y Hitler, pusieron un paréntesis al desarrollo de la Obra. Pero hacia 1939, ya consolidado el régimen franquista, Escrivá inicia El Gran Salto Adelante. Según o anota el periodista Leandro Martín, la «curiosa orden para laicos, en la cual se mezclaban propósitos
religiosos, normas éticas estrictas, con viejos sueños desarrollistas’ típicos de la ideología oriunda de la tierra levantina, recogía una tradición que para algunos se remonta hasta el místico y poeta Raimundo Llul o Lulio, teólogo, santo y doctor de la Iglesia, ‘que trazó el siglo XII por primera vez la semblanza del protoburgués español, como una mezcla de caridad, ascetismo y empuje creador en el ámbito de la naturaleza».

La tónica tecnocrática es una aspiración muy en boga a fines de la década de los 30. Ha sido impuesta por un libro entonces de moda, ‘The Managerial Revolution’ (La revolución de los directores), de James Burnhan, un ideólogo reaccionario estadounidense que predice allí la toma del poder por los
directores de empresas y sus gerentes y teoriza sobre la muerte de las ideologías políticas. Las predicciones convienen a un país que ha liquidado la ideología democrática sobre un millón -y quizás más- de cadáveres españoles. La paz varsoviana se asiente en España, destruida, arruinada. La
voz de orden es ahora la reconstrucción. Se necesitan técnicos , expertos, profesionales, una clase media y superior de confianza para el régimen que no puede permitirse el lujo de importarlos, y menos aún desde el estallido de la Segunda Guerra Mundial.

La Obra, cuyo numen ha madurado en silencio durante un década, presiente que su hora ha llegado. Ha reparado en la importancia del campo universitario y en tal dirección ha orientado todos sus esfuerzos de infiltración ycaptación. Al respecto resultan muy útiles las abrumadoras referencias que
aporta en su libro Daniel Artigues. Su hubo una lucha por el poder, el Opus la debió haber librado en primer término contra los resabios del liberalismo y de la universidad libre y laica que pudieron haber quedado al término de la Guerra Civil. Como por otra parte lo apunta Leandro Marín, era obvio que
Franco, por sus antecedentes, estaba predispuesto a la alianza con el Opus Dei, institución que predicaba «un desarrollismo con olor a incienso y moralina».

·························

EL REINO METAFÍSICO DEL OPUS DEI
Rama bancario-financiera
————————————-
Banco Popular Español
Banco Europeo de Negocios
Banco Atlántico
Unión Industrial Bancaria
Banco de Andalucía
Banco de Salamanca
Banco Castellano
Crédit Andorra
SATINA
Financiera Euro-española
Unión Popular de Seguro
INFISA
Universidades de Inversiones

Rama publicitaria-difusora
————————————–
Sociedad Española de Radiodifusión (SARPE)
Actualidad Económica
Mundo Cristiano
La Actualidad Española
TELVA
Ediciones de la Universidad de Navarra
Sociedad de Distribución, de Edición y de Librería (DELSA)
Ediciones R.I.A.L.P.
Rotopress S.A.
Agencia Euro-press
Moncloa
Nuestro Tiempo

Rama Inmobiliaria
————————–
Constructora Horta
Cantabria
Las Evras
Urbanizaciones Vista Alegre
Las Masias
Urbanización Hebron
Edificación y Solares
Compañía de Construcciones
Construcciones Victoria
Construcciones Augusta
Constructora
Inmobiliaria Terrasol
Constructora Diaponal
Inmobiliaria General Mediterránea

NOTAS :
1) Daniel Artigues. «L’Opus Dei en Espagna. Son évolution idéologique et politique I: 1928-1957», p. 103, Editions Ruedo Ibérico, París. 1968.
2) «Espagne. L`Affaire MATESA. La Cour Supreme lève l`Inmunité parlamentaire de M. Navarro Rubio», en Le Monde, 23 de setiembre de 1970, p.7, Nº 7991, París.
3) Yvon Le Vaillant, «Les croisés de L’Opus Dei» en Le Nouvel Observateur, pp. 27-29, Nº 261, 10 de noviembre de 1969, París.
4) Id. Id.
5) Rodrigo Royo, «Morituri», en Diario SP, Año III, Nº 614, p. 1, 29 de agosto de 1969, Madrid.

Algunas obras  apostólicas del Opus Dei: colegios, clubes juveniles, colegios mayores, universidades, etc.:

Alfa Klubi (Helsinki; Finlandia)

Asociácia Dowina (Bratislava; Eslovaquia)
Asociación Cultural y Deportiva Alayos (Granada; España)
Asociación Cultural Sobrarbe (Huesca; España)
Asociación Juvenil CME (Granada; España)
Asociación Juvenil Diemal (Valencia; España)
Asociación Juvenil El Torreón (Segovia; España)
Asociación Juvenil Noray (Pamplona; Navarra; España)
Asociación Juvenil Tancal (Sevilla; España)
Asociación Oyambre-Dobra (Santander; Cantabria; España)
Asociación Palomeras (Madrid; España)
Asociación Ribera (Murcia; España)
Asociación Universitaria Pinatar (Murcia; España)
Ashwell House (Londres; Inglaterra; Gran Bretaña)
Bayridge Student Housing (Boston; Massachussets; USA)
Basílica de San Miguel (Madrid; España)
Biblioteca sacerdotal Almudí (Valencia; España)
Biblioteca sacerdotal Candilejo (Sevilla; España)
Bildungszentrum Maarhof (Colonia; Köln; Alemania)
Castleville Study Centre (Limerick; Irlanda)
Catholic Information Center (Washington, DC; USA)
Centre Universitaire Fonteneige (Montréal; Québec; Canadá)
Centro de Capacitação Profissional Casa do Moinho (Cotia; São Paulo; Brasil)
Centro Cultural Montemuro (Braga; Portugal)
Centro Culturale Accademia dei Ponti (Firenze; Florencia; Italia)
Centro Culturale delle Fontane (Sassari; Sardegna; Cerdeña; Italia)
Centro de Cultura Teológica (Guadalajara; España)
Centro Educacional e Assistencial de Pedreira (São Paulo; Brasil)
Centro Educativo Andel (Alcorcón; Madrid; España)
Centro Educativo Técnico Laboral Montepiedra (Guayaquil; Guayas; Ecuador)
Centro Elis (Roma; Italia)
Centro de Estudios e Investigaciones Técnicas de Gipuzkoa, CEIT (San Sebastián; Guipúzcoa; País Vasco; España)
Centro de Extensão Universitária CEU (Bela Vista; São Paulo; Brasil)
Centro Femenino de Turismo y Hostelería (Costa Rica)
Centro Social Morro Velho (Jardim Taboão; São Paulo; Brasil)
Centro Universitário do Minho (Braga; Portugal)
Centro Universitario Sama (Lima; Perú)
Centros de Estudio y Trabajo CET (Granada; Andalucía; España)
Centrum den Eker (Maastricht; Netherlands; Holanda)
Centrum De Oude Gracht (Amsterdam; Netherlands; Holanda)
Charwick Study Center (Atherton; San Francisco; California; USA)
Chaucer Drive Study Center (Houston; Texas; USA)
Chestnut Center (San Francisco; California; USA)
CITE Technical Institute Inc. (San José; Cebu City; Filipinas)
Cleraun University Centre (Dublín; Irlanda)
Clínica Universitaria Navarra (Pamplona; Navarra; España)
Club Alaiz (Pamplona; Navarra; España)
Club Alarcos (Ciudad Real; España)
Club Albeiro (Vigo; Pontevedra; España)
Club Alcorce (Córdoba; Andalucía; España)
Club Almedina (Almería; Andalucía; España)
Club Altamira (Madrid; España)
Club Amura (Madrid; España)
Club Anciles (León; España)
Club Arapiles y Club Terral (Salamanca; España)
Club Argüelles (Madrid; España)
Club Atazar (Madrid; España)
Club Azarbe (Murcia; España)
Club Balandrau (Barcelona; Cataluña; España)
Club Cimal (Terrassa; Barcelona; Cataluña; España)
Club Codaste (Madrid; España)
Club Cora (Marbella; Málaga; España)
Club Collvert (Valencia; España)
Club Cuatro Caminos (Madrid; España)
Club Cyara (Madrid; España)
Club Dardo (Valencia; España)
Club Daumar (Barcelona; Cataluña; España)
Club Dayman (Montevideo; Uruguay)
Club De Borcht (Amsterdam; Netherlands; Holanda)
Club Deva (Gijón; Asturias; España)
Club Doira (Vigo; España)
Club Drakkar (México D.F.; México)
Club Elan (Friburgo; Fribourg; Suiza)
Club Escora (Valencia; España)
Club Estay (Cartagena; España)
Club Farell (Barcelona; Cataluña; España)
Club Fennecs (París; Francia)
Club Filabres (Madrid; España)
Club Forque (Alicante; España)
Club Guayre (Las Palmas; Canarias; España)
Club Indar (Vitoria; España)
Club Irati (Barañain, Pamlona; España)
Club Jara (Madrid; España)
Club La Caleta (Málaga; Andalucía; España)
Club Lantegui (Pamplona; Navarra; España)
Club Llambria (Madrid; España)
Club Maestranza (Málaga; España)
Club Maynagua (Málaga; España)
Club Mizar (Madrid; España)
Club Montagut (Vic; Barcelona; Cataluña; España)
Club Moreres (Castellón; España)
Club Nerpio (Albacete; España)
Club Niara (Valladolid; España)
Club Neveros (Pozuelo, Madrid; España)
Club Padua (Barcelona; Cataluña; España)
Club Palomeras (Madrid; España)
Club Peñavera (Oviedo; Asturias; España)
Club Quintana (Madrid; España)
Club Salces (Madrid; España)
Club Tarfía (Sevilla; España)
Club Tempir (Girona; Gerona; Cataluña; Catalunya; España)
Club Torcal (Majadahonda, Madrid; España)
Club Torla (Oviedo, Asturias; España)
Club Txindoki (San Sebastián; Guipúzcoa; País Vasco; España)
Club Ucanca (Santa Cruz de Tenerife; Canarias; España)
Club Universitario Ceah (Madrid; España)
Club Universitario Fontal (Madrid; España)
Club Universitario Egulbati (Pamplona; Navarra; España)
Club Universitario Mendaur (Pamplona; Navarra; España)
Club Universitario Monterols (Barcelona; Cataluña; España)
Club Valderribas (Madrid; España)
Club Viana (Guadalajara; España)
Clube Ónix (Braga; Portugal)
Clube Prisma (Coimbra; Portugal)
Clube Vega (Portugal)
Clube Xenon (Lisboa; Portugal)
Colegio Albaydar (Sevilla; España)
Colegio Altair (Sevilla; España)
Colegio Alpamayo (Lima; Perú)
Colegio Besana (Madrid; España)
Colegio Eclesiástico Internacional Bidasoa (Pamplona; Navarra; España)
Colegio Eskibel (San Sebastián; Guipúzcoa; País Vasco; España)
Colegio Gaztelueta (Bilbao; Vizcaya; País Vasco; España)
Colegio Guadalaviar (Valencia; España)
Colegio Intisana (Quito; Pichincha; Ecuador)
Colegio Irabia (Pamplona; Navarra; España)
Colegio Los Arcos (Caracas; Venezuela)
Colegio Los Campitos (Caracas; Venezuela)
Colegio Los Cedros (Calacoaya; Atizapán; México)
Colegio Los Tilos (Madrid; España)
Colegio Nocedal (Santiago; Chile)
Colégio Planalto (Lisboa; Portugal)
Col*legi Bell-lloc (Girona; Gerona; Catalunya; Cataluña; España)
Colegio Retamar (Madrid; España)
Colegio Retamar Agrupación Antiguos Alumnos (Madrid; España)
Colegio Seido Mikawadai (Nagasaki; Japón)
Colegio Senara (Madrid; España)
Colegio Tajamar (Madrid; España)
Colegio Torremar (Guayaquil; Guayas; Ecuador)
Colegio Viaró (Barcelona; Cataluña; España)
Colegio Xaloc (Barcelona; Cataluña; España)
Colegio Mayor Alameda (Valencia; España)
Colegio Mayor Albalat (Valencia; España)
Colegio Mayor Albayzín (Granada; España)
Colegio Mayor Almonte (Sevilla; España)
Colegio Mayor Alsajara (Granada; España)
Colegio Mayor Arosa (Santiago de Compostela; España)
Colegio Mayor Bidelade (Bilbao; Vizcaya; País Vasco; España)
Colegio Mayor Castilla (Madrid; España)
Colegio Mayor Guadaira (Sevilla; España)
Colegio Mayor La Estila (Santiago de Compostela; España)
Colegio Mayor Los Arces (Valladolid; España)
Colegio Mayor Miraflores (Zaragoza; España)
Colegio Mayor Mendaur (Pamplona; Navarra; España)
Colegio Mayor Montalbán (Madrid; España)
Colegio Mayor Monterols (Barcelona; Cataluña; España)
Colegio Mayor Pedralbes (Barcelona; Cataluña; España)
Colegio Mayor Peñafiel (Valladolid; España)
Colegio Mayor Peñalba (Zaragoza; España)
Colegio Mayor Santillana (Madrid; España)
Colegio Mayor Somosierra (Madrid; España)
Colégio Universitário Montes Claros (Lisboa; Portugal)
Collegio Universitario Arces (Palermo; Italia)
Coniston Hall Residence (Manchester; Inglaterra; Gran Bretaña)
De Boog (Utrech; Netherlands; Holanda)
De Boog (Lommel; Bélgica)
Drummond Study Centre (Sydney; Australia)
Dualtech Center (Canlubang; Manila; Filipinas)
Dunreath (Glasgow; Escocia; Scotland; Gran Bretaña)
Ecole Hôtelière Dosnon (Couvrelles; Francia)
Elmbrook Student Center (Cambridge; Massachussets; USA)
Ely University Centre (Dublín; Irlanda)
Ernescliff College (Toronto; Canadá)
Escola de Direcção e Negócios AESE (Lisboa; Portugal)
Escuela Deportiva Brafa (Barcelona; Cataluña; España)
Escuela de Dirección PAD (Lima; Perú)
Escuela de Turismo para la mujer Guaitil (Costa Rica)
Escuela Femenina Montefalco (Jonacatepec; México)
Escuela Profesional Altaviana (Valencia; España)
Escuela Profesional Fuenllana (Madrid; España)
Featherock Conference Center (Schulenburg; Texas; USA)
Forestown Study Centre (Johannesburgo, Sudáfrica)
Foro Sacerdotal (Madrid; España)
Fondazione Rui (Roma; Italia)
Fundación Eifor (Valencia; España)
Gimnasio Los Cerros (Bogotá; Colombia)
Glenard University Residence (Dublín; Irlanda)
Glenwood (Vancouver; British Columbia; Canadá)
Gort Ard University Centre (Galway; Irlanda)
Grandpont House (Oxford; Inglaterra; Gran Bretaña)
Greygarth Hall (Manchester; Inglaterra; Gran Bretaña)
Hawthorn School for girls (Hawthorn; North York; Ontario; Canadá)
Helmbridge Study Center (Lagos; Nigeria)
Heshan Residence (Mucha; Taipei; Taiwan)
Holy Cross Chapel and Catholic Information Center (Houston; Texas; USA)
ICAMI Formación y Perfeccionamiento Directivo (México)
Iglesia de Montalegre (Barcelona; Cataluña; España)
Iglesia del Señor San José (Sevilla; España)
Iglesia de San Juan del Hospital (Valencia; España)
Institute for Media and Entertainment IME (New York; USA)
Instituto de Altos Estudios Empresariales IAE (Buenos Aires; Argentina)
Instituto de Desarrollo Empresarial IDE (Quito y Guayaquil; Ecuador)
Instituto de Desarrollo Gerencial INDEG (Quito y Guayaquil; Ecuador)
Instituto de Estudios Superiores de la Empresa IESE (Barcelona y Madrid; España)
Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresas IPADE (México D.F.)
Instituto Profesional Madero (Villa Madero; Buenos Aires; Argentina)
Instituto Real de San Luis (San Luis Potosí; México)
Instituto Rural Valle Grande (San Vicente de Cañete; Lima; Perú)
Istituto per Ricerche ed Attività Educative IPE (Nápoles; Napoli; Italia)
Instituto Superior da Empresa ISE (São Paulo; Brasil)
Istituto Superiore di Scienze Religiose all’Apollinare (Roma; Italia)
Jornadas Universitarias de los Pirineos (España)
Jugendclub Condor y Studentenheim Kroisegg (Graz; Austria)
Jugendclub Delfin (Viena; Austria)
Jugendclub Feuerstein (Colonia; Köln; Alemania)
Jugendclub Kürbis (Munich; München; Alemania)
Jugendclub Linie 15 (Bonn; Alemania)
Jugendclub Mainkratzer (Frankfurt; Alemania)
Kianda School (Nairobi; Kenia)
Kelston Club & Study Centre (Londres; Inglaterra; Gran Bretaña)
Kenvale College (Sydney; Australia)
Klub Potok (Varsovia; Warszawa; Polonia)
Klubb Bierkan (Estocolmo; Stockholm; Suecia)
Klubi Alfa (Tallinn; Estonia)
Kolleg Heristal (Aachen; Alemania)
Kulturcentrum Juvavum (Salzburgo; Austria)
Lagos Business School (Lagos; Nigeria)
Lärkstadens Studiecentrum (Estocolmo; Stockholm; Suecia)
Lexington College (Chicago; Illinois; USA)
Lismullin Institute (Dublín; Irlanda)
Montrose School (Natick; Massachussets; USA)
Netherhall Educational Association (Londres; Inglaterra; Gran Bretaña)
Netherhall House (Londres; Inglaterra; Gran Bretaña)
Mathewson House (Providence; Rhode Island; USA)
Midtown Educational Foundation (Chicago; Illinois; USA)
Murray Hill Institute (New York; USA)
Oakcrest School (McLean; Virginia; USA)
Onze Lieve Vrouwekerk (Amsterdam; Netherlands; Holanda)
Oratório de São Josemaría (Lisboa; Portugal)
Oratorio Santa María de Bonaigua (Barcelona; Cataluña; España)
Osrodek Akademicki Barbakan (Cracovia; Kraków; Polonia)
Osrodek Akademicki Przy Filtrowej (Varsovia; Warszawa; Polonia)
Osrodek Akademicki Rejs (Szczecin; Polonia)
Osrodek Akademicki So?ek (Poznan; Polonia)
Parroquia de San Alberto Magno (Madrid; España)
Parroquia de San Ildefonso (Granada; España)
Parrocchia San Josemaria Escriva (Roma; Italia)
Petawa Residence (Milwaukee; USA)
Pontal Escola de Lar, Cultura e Administração (Paraíso; São Paulo; Brasil)
Pontifical University of the Holy Cross (Roma; Italia)
Pontifical University of the Holy Cross Foundation (New York; USA)
Résidence Bauloy (Lovaina; Bélgica)
Résidence Universitaire Bel-Praz (Friburgo; Fribourg; Suiza)
Residencia Araucaria (Santiago; Chile)
Residência de Estudantes da Beira (Coimbra; Portugal)
Residencia Universitaria Alborada (Santiago; Chile)
Residencia Universitaria Almenares (Mayagüez; Puerto Rico)
Residencia Universitaria Los Portones (Mendoza; Argentina)
Residencia Universitaria Montefaro (Montevideo; Uruguay)
Residenza Universitaria del Levante (Bari; Italia)
Residenza Universitaria Monterone (Nápoles; Napoli; Italia)
Residenza Universitaria Torrescalla (Milano; Milán; Italia)
Residenza Universitaria Villalta (Nápoles; Italia)
Rockbrook Park School (Dublín; Irlanda)
Rosedale Center (Bronx; New York; USA)
Saint Mary of the Angels Catholic Church (Chicago; Illinois; USA)
Santuario de Torreciudad (Huesca; España)
Scholierenklub Lariks (Amsterdam; Netherlands; Holanda)
Société Sacerdotale de la Sainte Croix à Paris (París; Francia)
South Bronx Educational Foundation; Crotona Center (Bronx; New York; USA)
Southmont (South Orange; New Jersey; USA)
Strathmore College (Nairobi; Kenia)
Stichting Instudo (Amsterdam; Netherlands; Holanda)
Studentenhaus Birkbrunn (Viena; Austria)
Studentenheim Althaus (Bonn; Alemania)
Studentinnenheim Aurach (Munich; München; Alemania)
Studentenheim Erk (Aachen; Alemania)
Studentenheim Müngersdorf (Colonia; Köln; Alemania)
Studentenheim Schweidt (Colonia; Köln; Alemania)
Studentenheim Widenberg (Münster; Alemania)
Stichting Instudo (Amsterdam; Netherlands; Holanda)
Studentenhuis Aenstal (Amsterdam; Netherlands; Holanda)
Studentenhuis Hogeland (Utrecht; Netherlands; Holanda)
Studentenhuis Leidenhoven (Amsterdam; Netherlands; Holanda)
Studentenhuis Lepelenburg (Utrecht; Netherlands; Holanda)
Studentische Kulturgemeinschaft e.V. (Bonn; Alemania)
Studentenhouse Allenmoose (Zurich; Suiza)
Summit Educational Association (Milwaukee; Wisconsin; USA)
Tamezin Club (Londres; Inglaterra; Gran Bretaña)
Tenley Study Center (Washington; USA)
The Heights School (Potomac; Maryland; Washington; USA)
Trimar University Residence (Québec; Canadá)
Universidad de los Andes (Santiago; Chile)
Universidad Austral (Buenos Aires; Argentina)
Universita’ Campus Biomédico de Roma (Italia)
Universidad del Istmo (Guatemala)
Universidad de Montevideo (Montevideo; Uruguay)
Universidad de Navarra (Pamplona y San Sebastián; Guipúzcoa; País Vasco; España)
Universidad de la Sabana (Bogotá; Colombia)
Universidad Panamericana (México)
Universidad de Piura (Piura; Perú)
University of Asia and the Pacific (Manila; Filipinas)
Valrideau University Residence (Ottawa; Ontario; Canadá)
Warrane College (Sydney; Australia)
Westfield Residence (Los Angeles; California; USA)
Westpark Club (Londres; Inglaterra; Gran Bretaña)
Willows Academy (Des Plaines; Illinois; USA)
Youth Leadership Foundation YLF (Washington; USA)
Youth Service International YSI (New York; USA)
— Otras labores apostólicas no corporativas:
Centro de Cuidados Laguna (Madrid; España)
Centro de Promoción Rural Camp Joliú (Barcelona; Cataluña; España)
Centro de Promoción Rural Campomar (Almería; España)
Centro de Promoción Rural Casagrande (Badajoz; España)
Centro de Promoción Rural El Soto (Granada; España)
Centro de Promoción Rural Fonteboa (Coruña; España)
Centro de Promoción Rural La Planilla (Rioja; España)
Centro de Promoción Rural Quintanes (Barcelona; Cataluña; España)
Centro de Promoción Rural Torrealba (Córdoba; España)
Centro Scolastico Faes-Argonne (Milán; Italia)
Centro Universitario Villanueva (Madrid; España)
Club Zayas (Madrid; España)
Colegio Alcaste (La Rioja; España)
Colégio Catamarã (São Paulo; Brasil)
Colegio Chapultepec (Culiacán; Sinaloa; México)
Colegio Erain (Guipúzcoa; España)
Colegio Garoé (Las Palmas; Canarias; España)
Colegio Guaydil (Las Palmas; Canarias; España)
Colegio La Farga (San Cugat del Vallés; Barcelona; Cataluña; España)
Colegio Montecastelo (Vigo; Pontevedra; España)
Colegio Monte VI (Montevideo; Uruguay)
Colegio Munabe (Vizcaya; España)
Colegio Orvalle (Madrid; España)
Colegios APDES (20 colegios en Argentina)
Dagatan Family Farm School (Lipa City; Batangas; Filipinas)
EFAS de Aragón (Aragón; España)
EFAS de Madrid y Castilla La Mancha (España)
Fomento de Centros de Enseñanza (33 colegios y un centro universitario en España)
Fundación Albihar (Granada; Andalucía; España)
Fundación COSO (Valencia; España)
Fundación Marzano (10 centros de formación rural en Argentina)
Grupo Educativo Attendis (18 colegios en España)
Grupo Educativo COAS (8 colegios en La Rioja y País Vasco)
ICU Istituto per la Cooperazione Universitaria (Roma; Italia)
Institució Familiar d’Educació (11 colegios en Cataluña; España)
Instituto Chapultepec (Culiacán; Sinaloa; México)
Instituto de Iniciativas de Orientación Familiar (España)
Instituto Preuniversitario de Montevideo (Montevideo; Uruguay)
Ireki ONG (Bilbao; Vizcaya; País Vasco; España)
Librerías Troa (España)
Liceo de Monterrey (Monterrey; Nuevo León; México)
Midwest Theological Forum (Chicago; Illinois; USA)
Northridge Preparatory School (Niles; Illinois; USA)
ONG Braval (Barcelona; Cataluña; España)
ONG Desarrollo y Asistencia (Madrid; España)
ONG Terral (Barcelona; Cataluña; España)
ONG Cooperación Social (España)
PARED Foundation – Parents for education (6 centros educativos en Australia)
Parents for Education Foundation PAREF (11 centros educativos en Filipinas)
Redfield College (Dural; Sydney; Australia)
Scepter Publishers (Princeton; New Jersey; USA)
Sinagtala Publishers (Manila; Filipinas)
Talleres de Arte Granda (Madrid; España)
UNEFA: Promoción y Formación Rural (España)
Universitat Internacional de Catalunya UIC (Barcelona; Cataluña; España)

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...