Ofrenda floral a Fermín Salvochea (1842-1907), el alcalde anarquista de Cádiz que impulsó políticas de igualdad, fraternidad y educación laica durante la I República

El alcalde de Cádiz, José María González y el concejal de Memoria, Martín Vila, han participado en la ofrenda floral en la tumba de Fermín Salvochea en el cementerio de San José. Al acto también han acudido miembros de la Asociación Amigos de Fermín.

El alcalde ha recordado “el legado dejado hace 111 años por Fermín Salvochea, un legado basado en el compromiso con la gente más vulnerable, un legado de denuncia a la injusticia, un legado de quien entregó su vida y salud a los desfavorecidos”. González ha recogido las siguientes palabras de Salvochea: “Mi patria es el mundo, Mi religión hacer el bien, Mi familia la humanidad”.

En el acto también ha tomado la palabra Carmen Chico de la Asociación Amigos de Salvochea quien ha recordado la figura del alcalde.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...