Obispos iraquíes denuncian la ola de violencia islámica contra los cristianos

Existe un «plan premeditado contra las Iglesias cristianas»

Diversos obispos de Irak en un reciente mensaje señalan la continua ola de violencia islámica contra los cristianos en este país, que se ha cobrado la vida de cinco personas en la última semana. Los prelados exigen al gobierno que tomen acciones concretas para detener esta matanza. En una entrevista concedida a la agencia Fides, el arzobispo siro-católico de Mosul, Mons. Georges Casmoussa, ha señalado que "las autoridades tienen que asumir plenamente la responsabilidad de salvaguardar la presencia cristiana en Mosul. Es necesario una intervención internacional que obligue al gobierno central y al local a actuar inmediatamente".

El mensaje denuncia la violencia contra "nuestros hijos cristianos en la ciudad de Mosul", con el asesinato de personas pacíficas e inocentes, evidenciado "un plan premeditado contra las Iglesias cristianas". Todos los esfuerzos de los líderes religiosos de la ciudad, cristianos y musulmanes, no han podido parar la violencia anticristiana, afirma el texto: "estos continuos actos nos llevan a pensar que no somos deseados en esta ciudad, que es nuestra patria".

Los obispos recuerdan que "los cristianos han participado directamente y con gran eficacia en la edificación de la civilización en Mosul", en la ciudad y en toda la región, ofreciendo un fecundo aporte al arte, a la cultura, al pensamiento y a la creatividad, además de la economía y la sociedad. Los cristianos son reconocidos por todos como "elementos pacíficos y constructivos de la sociedad".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...