Obispos citados ante los tribunales

Una asociación cristiana denuncia a los obispos alemanes para que no sigan llamandose cristianos.

No han de seguir haciéndose llamar «cristianos»
Mientras los obispos católicos alemanes se han reunido para su reunión anual en la ciudad de Fulda (Alemania), al Tribunal Contencioso-Administrativo de Friburgo ha llegado una espectacular demanda contra su presidente, el arzobispo Robert Zollitsch: Los Cristianos libres por el Cristo del Sermón de la Montaña en todas las culturas de todo el mundo exigen que al arzobispado de Friburgo, que preside el Sr. Zollitsch, en representación de toda la Iglesia católica, se le prohíba que ésta se siga haciendo llamar «cristiana».

Esta demanda fue precedida por un «requerimiento» dirigido a todos los obispos diocesanos alemanes, en la que un teólogo, un médico, dos periodistas y dos abogados fundamentan detalladamente por qué desde su punto de vista la Iglesia ha perdido el derecho de hacerse llamar «cristiana»: En una evidente contraposición a las enseñanzas de Jesús de Nazaret, ésta acumula poder y riqueza («mientras que millones de personas del pueblo no tienen empleo y tienen que vivir en la pobreza»), a pesar de su inmensa riqueza se hace «cebar» por el Estado con subvenciones de miles de millones («incluidos sus sueldos de obispos»), justifica las guerras y la violencia y atemoriza a las personas con un supuesto «infierno eterno». Celibato obligatorio, hostilidad hacia el sexo y hacia las mujeres, crímenes sexuales realizados por sacerdotes – la lista de las infracciones de la Iglesia es larga y llega hasta el presente más actual.

Los obispos han dejado vencer el plazo dado para responder sin dar señales de vida, y ahora se ven confrontados con la demanda anunciada. Los demandantes no quieren seguir callando ante el «desvergonzado fraude de etiquetaje» con el que se hace escarnio de Cristo y de cuyo nombre se abusa de tal manera. Una institución que capta a las personas ya desde que son bebés, atenta además contra los derechos a la protección de la personalidad de los mismos. El documento de la demanda, de 36 páginas, puede ser leído en Internet.

Mientras que esta acción de los Cristianos libres en el extranjero, por ejemplo en España, Francia, Argentina y en los Estados Unidos de América ha llamado la atención de muchas personas, la opinión pública alemana ha reaccionado hasta ahora más bien de forma contenida. Pero ahora la primera demanda ya ha sido puesta en marcha. Y no será la última, puesto que sus colegas, los obispos protestantes luteranos, ya han recibido también una advertencia por escrito.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...