Obispos aprovechan misas de los Ángeles Custodios con la Policia para su proclamar: «La patria está peligro»

Demetrio Fernández, en Córdoba, asegura que la situación del estado obedece a «un querer echar a Dios» y «quitarle del medio»

Obispo de Ávila alerta del «riesgo de fracción de la unidad de España»

El obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, se ha pronunciado este lunes sobre el referéndum de Cataluña y ha asegurado que «la patria está peligro», una situación que obedece a un contexto de «deterioro de la vida moral y un querer echar a Dios, quitarlo del medio». A juicio del prelado, «las consecuencias son éstas y otras que no se ven, pero que a la larga se sufren y se padecen».

Así se ha pronunciado el obispo durante la homilía que ha pronunciado en la Mezquita-Catedral de Córdoba ante mandos policiales y autoridades civiles de la provincia con motivo de la festividad de los Ángeles Custodios, patrón de la Policía Nacional.

En relación al sentimiento patriótico exacerbado en los últimos días, Fernández ha comentado que este sentimiento «no sólo es propio de facción o partidos políticos, sino que el amor a la patria brota del cuarto mandamiento de la Ley de Dios, que nos manda el respeto a los padres e incluye obligaciones con la patria y sus legítimas autoridades».

A pesar de ser el representante de la Iglesia Católica, el obispo ha aclarado que sus peticiones no pasan por crear «un estado confesional» pero sí ha recomendado «volver a Dios» para reconducir la situación generada en Cataluña. «Dios es el único que garantiza la fraternidad, el derecho de todos, y también las peculiaridades de cada uno de los pueblos de España».

En clara alusión a los incidentes y a las cargas policiales del pasado domingo en Cataluña, el obispo las ha tachado de «muy dolorosas» y ha alentado a buscar «la raíz del remedio»; una solución que sólo se encuentra si se acude «a Dios y a la Virgen Inmaculada, patrona de España, más que nunca».

Por último, Fernández ha expresado su «apoyo, cariño y reconocimiento a la Policía Nacional, a favor del Estado de Derecho y el orden constitucional», a los que ha definido como «colaboradores de Dios en don de la Paz».


El obispo de Ávila, Jesús García Burillo, ha alertado hoy del «riesgo de fracción de la unidad de España», durante la celebración en la iglesia de San Pedro de la misa con motivo de la fiesta de los Santos Ángeles Custodios, patronos del Cuerpo Nacional de Policía.

En la homilía, el prelado ha dicho que los agentes están «llamados a ser ‘como ángeles’, que enseñan el camino que conduce al orden y a la paz, al respeto mutuo y a la obediencia a la autoridad que procura el bien común, al respeto a los valores fundamentales que hacen posible la convivencia y el bien de todos los ciudadanos».

En presencia de las principales autoridades provinciales y locales, ha hecho referencia a los «tiempos recios» a los que aludió Santa Teresa de Jesús, para aludir a la situación que se vive en Cataluña.

«Los tiempos recios en estos momentos se concretan -lo hemos experimentado en la jornada de ayer- en el riesgo de fracción de la unidad de España, que la Iglesia ha defendido siempre por un principio superior a ella misma como es el principio de unidad», ha argumentado García Burillo.

También ha tomado las palabras pronunciadas por el arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, durante el funeral por los muertos en los atentados de Cataluña para recordar sus palabras: «La unidad fortalece, la división nos corroe y nos destruye».

Asimismo, ha hecho referencia al pronunciamiento de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal ya ha señalado que «en estos momentos graves, la verdadera solución del conflicto pasa por el recurso al diálogo, desde la verdad y la búsqueda del bien de todos».

En este sentido, Jesús García Burillo ha apuntado que «la misión de la Iglesia en España no debe ser otra sino exhortar a la renovación moral y a una firme solidaridad entre todos los ciudadanos».

«Por lo cual os propongo encomendar hoy la unidad de España a la protección de los santos Ángeles Custodios», ha añadido durante una celebración religiosa en la que también se ha referido al próximo inicio del Año Jubilar Teresiano, que comenzará el próximo 15 de octubre, al coincidir la fiesta de Santa Teresa en domingo.

Por ello, el prelado abulense ha subrayado la importancia del trabajo de las fuerzas de seguridad durante todo un año en el que habrá «un aumento de peregrinos y visitantes en la ciudad, que incrementará el cuidado y las tareas de los cuerpos de seguridad y orden público»

Fuentes: El MundoLa Vanguardia

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...