Obispo podría ser candidato presidencial en Honduras

El obispo Luis Alfonso Santos, encargado de la Diócesis de Santa de Copán, al oeste de Honduras, dijo el viernes que podría presentarse como candidato presidencial en el 2014 siempre y cuando sea “una candidatura única y concertada”, tras un pedido de un sector del Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP).

La aceptación de la candidatura de cara a las elecciones generales de 2014 está sujeta, dijo Santos, al permiso del Papa Benedicto XVI.

“Yo, en un principio, fui muy claro: no voy a dejar el sacerdocio por una candidatura, sino que eso estaría sujeto a esperar en tiempo la renuncia del cargo y luego la plática con el Papa Benedicto XVI”, expresó Santos en una entrevista con la emisora hondureña HRN.

“Solamente en el caso de que se llegara a la conclusión de que para que haya una concertación y una reconciliación fuera necesario que un obispo fuera de candidato se podría aceptar, en honor del bien de la humanidad y el bien común de Honduras”, declaró Santos, tildado por sus detractores como el “sacerdote rojo”.

Manifestó que él estaría dispuesto a incursionar en política sólo si es una necesidad para la nación, dada la polaridad en que vive Honduras tras la crisis política desatada por el golpe de Estado que en 2009 derrocó al Manuel Zelaya, coordinador del FNRP.

El obispo dijo que lo haría “para el bien común, para el bien de Honduras. Para que haya concertación y reconciliación en el país”.

Apuntó que “no sería un presidente para cuatro años”, pues “si eso se diera habrá que proponer una Asamblea Nacional Constituyente, corregir algunas cosas de la actual Constitución de la República”, porque “eso es lo que el pueblo quiere en Honduras y mientras no se haga no habrá paz”.

Enfrentado a la oligarquía

Santos fue el único prelado que condenó el golpe contra Zelaya y suele calificar a la oligarquía hondureña de avara, acaparadora y culpable del hambre y la extrema pobreza de su país.

Recientemente fue acusado de difamación y calumnia por el poderosos terrateniente Miguel Facussé.

El desencadenante de la querella fue una concentración pública, en la que el sacerdote dijo que Facussé era el culpable de la muerte de 14 campesinos, en la zona del bajo Aguán, durante un desalojo violento de unas tierras ocupadas por los labriegos que reclaman la propiedad de los terrenos ocupados ilegalmente por los ricos hacendados.

Hace años Santos causó escozor en la política hondureña al aseverar “que el Congreso hondureño era la madre de la corrupción y que los políticos estaban recibiendo dinero de las compañías mineras para financiar sus campañas electorales”.

La propuesta de candidatura de Santos habría sido responsabilidad del Movimiento 28 de junio, según citan varios medios hondureños, que representa a un sector de la Resistencia proveniente del Partido Liberal, tolda de origen del ex presidente Zelaya y que le expulsó recientemente por dirigir el FNRP.

Otro sector de la Resistencia propone que la esposa de Manuel Zelaya, Xiomara Castro, sea la abanderada presidencial.

Santos fue el único prelado que condenó el golpe contra Zelaya/ Foto: Archivo

Archivos de imagen relacionados

  • obispo Honduras
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...