Obispo paraguayo pide perdón por casos de abusos y pide conversión de los “depredadores”

Durante la misa crismal de este Jueves Santo, Monseñor Edmundo Valenzuela pidió perdón por los escándalos de abusos sexuales en niños que sacuden a la iglesia católica paraguaya.

El Arzobispo de la Diócesis de Asunción aprovechó la celebración eucarística para hacer alusión al caso de los religiosos Gustavo Ovelar y Francisco Javier, pertenecientes a la Congregación Oblatos de María que fueron denunciados por supuestamente abusar de siete jóvenes en la zona de Paso Jovai, departamento de Guairá.

“En esta Semana Santa pedimos a Dios perdón por el escándalo de quienes han abusado de menores y rezamos por la conversión de los depredadores. Pedimos perdón a esos menores y familiares y les decimos que la misericordia de Dios nos ayudará a cuidar mejor de ellos, de quienes es el Reino de los Cielos”, expresó.

Monseñor Valenzuela reconoció que “es imposible que no haya escándalos y caídas pero pobre de aquel que haga caer a los demás”. Apuntó que el protocolo de la iglesia para tratar denuncias de abusos debe ayudar a prevenir otras situaciones conflictivas de dolor y de traumas para los menores y sus familias así como los abusadores.

“Es cierto que nos salpica a todos los del clero, pero también es cierto que debemos trabajar más en la prevención y en la correcta educación sexual para que en las familias se extirpe, de igual modo, el abuso sexual de menores”, sentenció.

Durante la misa de hoy bendijo los óleos a usarse para la consagración de los cristianos y renovó el compromiso de los sacerdotes con la Iglesia. También pidió por la liberación de los secuestrados por el EPP, Edelio Morínigo y Abrahan Ferh.

Tampoco olvidó mencionar a las víctimas de los atentados en Bruselas, Bélgica. Debido a falta de energía eléctrica, la actividad se inició con media hora de retraso.

______________

En la imagen uno de los curas acusados de abusos sexuales.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...