Obama, negro, pero no laico

COMENTARIO: Parece que todo el mundo espera mucho de Obama. Desde luego, los laicistas del mundo no podemos esperar gran cosa de una persona que pone a Dios por testigo en sus actos públicos. Lo que está claro es que se pasa el laicismo por el forro de los mismísimos. Como vemos, un negro  puede ser presidente de EEUU, pero no una persona que quiera dejar al margen de la política a las iglesias. Si fuese gay, ateo o soltero, no podría ni asomar la cabeza en esta absurda democracia.Si Jefferson, Franklin y demás Padres Fundadores levantaran la cabeza….


Los medios viene anunciado la ansiada llegada de obama a la presidencia de la primera potencia mundial, con la esperanza, casi religiosa, de dar solución a todos los problemas. Un compañero hace una reflexión sobre la falta de laicidad, también es Obama y USA.

Largo día de fiesta

El candidato va a empezar su completa jornada temprano, a las siete y media, cuando asista a una misa solemne en la Iglesia Episcopal Saint John, situada frente a la Casa Blanca. Ya dentro en el Capitolio, la ceremonia inaugural comienza con una interpretación musical a cargo de la Banda de la Marina y el Coro de Niños y Niñas de San Francisco. Justo a las 11.30 horas, la senadora demócrata por California Dianne Feinsten abrirá el acto con la bienvenida para que después el pastor Rick Warren, de la iglesia evangelista de Saddleback (California) haga la invocación.

La música toma entonces de nuevo la escena, montada en la fachada oeste del Capitolio, nada menos que en labios de Aretha Franklin, la gran dama del soul, una de las más grandes estrellas de la música estadounidense de todos los tiempos. Ella dará paso al juramento de Joe Biden, ante el magistrado del Supremo John Paul Stevens. El testigo musical lo tomará a continuación John Williams, el compositor de varias de las más conocidas melodías de la historia del cine, como las de Tiburón, Indiana Jones o La guerra de las galaxias. Bajo la batuta de Williams tocarán el afamado violinista israelí Itzhak Perlman y el violoncelista de origen chino Yo-Yo Ma.

Serán en torno al mediodía (18.00 GMT) cuando Obama tome su juramento acompañado por su mujer, Michelle, y sus hijas Sasha y Malia. Obama levantará la mano derecha y, con su mano izquierda sobre la misma Biblia sobre la que juró en 1861 Abraham Lincoln, pronunciará la fórmula encabezándola con su nombre completo: Barack Husein Obama. Entonces pronunciará el discurso destinado a llenar de ilusión al pueblo de EE UU, inmerso en una gran crisis económica y de prestigio. El acto se cerrará con un poema leído por la poetisa Elizabeth Alexander y con la bendición final a cargo del reverendo Joseph Lowery, defensor de los derechos civiles. Una salva de 21 cañonazos y la interpretación del Himno Nacional por el coro Sea Chanters de la Marina.

 

 

 

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...