Obama invita a Zapatero a asistir al ultracristiano desayuno de oración

El dirigente español participará el 4 de febrero en el principal acto anual del lobi The Fellowship.»La grandeza de EEUU es acoger a personas de distintas convicciones», dice el jefe del Ejecutivo.

Se hacen llamar La Familia y se enorgullecen de su secretismo. The Fellowship, un grupo ultracristiano de EEUU, tendrá a José Luis Rodríguez Zapatero entre los invitados ilustres que acudirán al desayuno nacional de oración que celebra cada año el primer jueves de febrero. Barack Obama ha invitado al dirigente español al acto, al que acuden todos los presidentes norteamericanos desde 1953. El laicismo del que siempre ha hecho gala Zapatero no le ha impedido aceptar. "La grandeza democrática de EEUU es acoger a personas de distintas convicciones", dijo ayer el jefe del Ejecutivo.

The Fellowship (algo así como La Fraternidad en español) es un lobi religioso con base en Arlington (Virginia) y centenares de miembros por diversos países. Congresistas, senadores, empresarios e intelectuales engrosan la comunidad, que nació en los años 40 cuando un pastor metodista, Abraham Vereide, empezó a invitar a los políticos a sus grupos de oración para presionar e influir en sus decisiones.

BLAIR Y LA MADRE TERESA El desayuno en el que participará Zapatero el 4 de febrero es un acontecimiento desde 1953, año en que el entonces presidente Dwight D. Eisenhower acudió por primera vez. En las últimas ediciones han participado más de 3.500 personas y el auditorio ha contado con visitantes como exprimeros ministros (Tony Blair, en el 2009), artistas (Bono, de U2, 2006) y religiosas (madre Teresa de Calcuta, en 1994).

Además del desayuno, La Familia organiza durante la primera semana de febrero otros ágapes y reuniones más o menos privadas, ocasiones en las que los miembros del lobi aprovechan para hacer contactos.

El currículo de Zapatero –la reforma de la ley del aborto, la promulgación de los matrimonios homosexuales y una próxima norma sobre la libertad religiosa– no ha frenado a los organizadores. El presidente español dijo que no quería "interpretar" por qué había sido elegido entre los invitados ilustres. "Son los que invitan los que tienen que explicarlo y explicitarlo, desde luego no me voy a poner yo en su lugar y espero que nadie lo haga", declaró el presidente.

"SORPRENDIDO" Zapatero volvió a mostrarse "sorprendido" por una pregunta de la prensa y no entendió que se le pidieran detalles sobre su participación en un acto del grupo ultracristiano por ser un reconocido laicista. "Me sorprende la capacidad para interpretar una invitación, para interpretar el origen de ese acto y de la voluntad del presidente Obama", afirmó.

Zapatero y el líder norteamericano tendrán oportunidad de charlar en ese acto, pero ambos gobiernos están intentando organizar una reunión a solas aprovechando la estancia de Zapatero en Washington. Esa cita es "probable", informaron ayer fuentes de los dos gabinetes. Los dos dirigentes ya se reunieron en dos ocasiones el año pasado, en Praga, el 4 de abril, y en Washington, el 13 de octubre.

Las relaciones bilaterales están en un "excelente" momento, según ambas partes. El nuevo embajador de EEUU en Madrid, Alan Solomont, lo dejó ayer claro en su primer acto público, momento en el que agradeció la aportación militar española a Afganistán y dijo que España es "un actor importante en la comunidad internacional".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...