Obama acerca posturas con el mundo musulmán

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ejercerá de anfitrión de la Cumbre Presidencial sobre Empresariazgo que se celebrará en Washington D.C. desde hoy y hasta mañana, y que culmina los auspicios de unidad con el mundo musulmán planteados el pasado mes de junio en su histórico discurso de Un Nuevo Comienzo, pronunciado en El Cairo.

La Cumbre tiene como objetivo principal profundizar en las relaciones “entre los líderes de negocios, cimientos y empresarios de las comunidades estadounidense y musulmana”, que representa “una oportunidad para subrayar y respaldar las relaciones empresariales y sociales con los países de mayoría musulmana”, según la Casa Blanca.

Es precisamente la vertiente social de esta reunión la que ha desatado la alarma entre los conservadores estadounidenses, quienes han entendido este encuentro como una colecta de fondos a favor del integrismo musulmán.

En total se espera que acudan a la cumbre participantes de 40 países distintos, en representación de la población musulmana de los cinco continentes, donde se subrayará “el papel del empresariazgo en a la hora de abordar los desafíos comunes” entre ambos mundos.

El encuentro supone una oportunidad para los programas de ayuda económica en estos países, en especial la desarrollada por la Agencia para el Desarrollo Internacional de Estados Unidos (USAID), quien ha mostrado su “pleno compromiso” para alcanzar los objetivos planteados en esta cumbre.

UN NUEVO COMIENZO

La importancia del discurso de Obama en El Cairo se ha asimilado al que enunció en Praga sobre la reducción de armas nucleares. El pasado 4 de junio, el presidente estadounidense trasladó a los musulmanes una propuesta de reconciliación para normalizar sus relaciones, deterioradas durante la presidencia de su antecesor, George W. Bush.

En un llamamiento a la conciliación, Obama calificó de “inquebrantable” la existencia del Estado de Israel, pero consideró al mismo tiempo “inaceptable” la ausencia de un Estado palestino.

A rasgos generales parece que Obama intenta cuadrar un círculo al abogar por la consolidación de dos estados, una solución que de momento parece tan lejana como otros intentos previos para alcanzar la paz. Pero la cumbre de hoy emerge como un paso concreto dentro de esa estrategia, con la presencia confirmada de más de 250 representantes del mundo musulmán, entre ellos los Emiratos Árabes Unidos, Siria, India –este no en calidad de principal inversor–, Kenia, Turquía, Malasia o Brunei, con un énfasis especial en la participación de la mujer en los negocios.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...