Obama abandona la Iglesia de Chicago para evitarse más problemas

Toma la decisión tras los polémicos sermones de dos reverendos

Barack Obama ha enviado una carta a la Iglesia de Chicago, la iglesia de Chicago, de la que era miembro desde hace 20 años, anunciando su salida tras la controversia desatada por los incendiarios sermones de su ex pastor Jeremiah Wright y nuevos comentarios polémicos de otro reverendo.

Los comentarios de Wrigth han sido uno de los mayores problemas para la campaña de Obama, el favorito a hacerse con la candidatura presidencial demócrata.

La polémica entorno al líder espiritual de Obama, quien ofició su matrimonio y bautizó a sus dos hijas, se disparó después de que varias cadenas de televisión reprodujesen hace unos meses sermones de hace varios años que estaban a la venta en la página web de la iglesia pero habían pasado desapercibidos.

En esos sermones, Wright decía cosas como que EEUU había sido en parte culpable de los atentados del 11-S del 2001 contra Washington y Nueva York por su política internacional e invitaba a los afroamericanos a entonar un "Dios maldiga América" en lugar del himno "Dios bendiga América", por lo que él considera racismo todavía rampante en el país.

Varios comentarios raciales realizados recientemente desde el mismo púlpito por otro reverendo, Michael Pfleger, han causado nuevos problemas al senador afroamericano.

Pfleger, que trabaja en un barrio de negros y es conocido en Chicago por campañas controvertidas, pronunció un sermón el domingo pasado que se reprodujo rápidamente en Internet.

"Cuando Hillary lloró, la gente dijo que era de mentira. Realmente, yo no creo que fuera de mentira. Realmente creo que ella siempre ha pensado, 'Esto es mío. Soy la esposa de Bill. ¡Soy blanca y esto es mío! Simplemente tengo que levantarme y ocupar el lugar'", señaló.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...