Nuevos enfrentamientos en el centro de Teherán durante la fiesta chií de Ashurá

Ya son cuatro los fallecidos en el transcurso del segundo día de protestas contra el Gobierno iraní durante la festividad chií de Ashurá en Teherán

Las protestas en Irán continúan y la oposición ha vuelto a denunciar enfrentamientos con las fuerzas de seguridad. Ya son cuatro los fallecidos en el transcurso del segundo día de protestas contra el Gobierno iraní durante la festividad chií de Ashurá en Teherán, según fuentes de la oposición, que han indicado además que los enfrentamientos se están extendiendo hasta otros puntos de Irán, especialmente en Shiraz, a casi mil kilómetros al sur de la capital. La información no ha podido ser corroborada, ya que las autoridades iraníes prohíben a la prensa internacional trabajar en la calle y cubrir las manifestaciones de la oposición.

En lo que se refiere a la capital, los enfrentamientos entre reformistas y fuerzas de seguridad se están concentrando en torno a la plaza Enqelab, donde han fallecido los tres primeros manifestantes esta mañana. Varios testigos han asegurado haber escuchado varios disparos en calles cercanas. "Estamos oyendo tiros y consignas de 'Muerte al Dictador'", han apuntado estas fuentes a la web reformista Jaras.

Según el sitio de Internet, efectivos de la Policía y de otras fuerzas han disparado gases lacrimógenos contra un grupo de personas que se concentraron en los alrededores de las principales arterias de la capital iraní. "Se han registrado enfrentamientos esporádicos en diferentes puntos del centro de la ciudad… Se ha concentrado un gran número de manifestantes y su número crece", asegura la web.

Celebración de Ashurá

Teherán y otras ciudades como Isfahán han amanecido tomadas por las fuerzas de Seguridad este domingo, día en el que los chiíes celebran Ashurá, la festividad más importante de su calendario religioso. Según los testigos, cientos de efectivos de la Policía antidisturbios, acompañados por milicianos basij, se han desplegado en las principales plazas y calles del sur de la capital iraní.

El sábado, día previo a la gran procesión que se celebra hoy en recuerdo del asesinato en el año 680 de Husein, nieto del profeta Mahoma, ya se registraron enfrentamientos entre la Policía y grupos de partidarios del movimiento de oposición "verde" reformista.

Según las páginas web Jaras y Nooruz, las fuerzas de seguridad emplearon gases lacrimógenos, porras y disparos al aire para hacer frente a los manifestantes tanto en el centro de Teherán como en la ciudad de Isfahán, en el centro del país. En esta última se habían concentrado además los seguidores del clérigo opositor gran ayatolá Ali Husein Montazeri, quien falleció hace una semana.

Irán está sumido en un profunda crisis política desde que el pasado junio el presidente, Mahmud Ahmadineyad, resultara reelegido en unas polémicas elecciones presidenciales. Nada más conocerse el resultado, cientos de miles de seguidores del movimiento verde, liderado por los candidatos derrotados Mir Husein Musaví y Mehdi Karrubí, salieron a las calles para protestar por lo que denominaron un fraude masivo.

En la violenta represión de las manifestaciones murieron al menos unas 30 personas -según cifras oficiales- y 72 de acuerdo con el cómputo de la oposición, mientras que cerca de 4.000 fueron detenidas. Desde entonces, la oposición ha aprovechado cualquier celebración o efeméride para retomar sus protestas.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...