Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

Nuevo informe sobre los abusos sexuales en la iglesia francesa: hasta 3000 casos de pederastia desde 1950

Jean-Marc Sauvé, jefe de la Comisión Independiente de Abusos Sexuales en la Iglesia (Ciase), que investiga los crímenes de pederastia en la institución religiosa francesa, reveló que entre 2.900 y 3.200 sacerdotes y otros miembros de la Iglesia fueron culpables de abusos sexuales contra niños desde los años 1950. Sauvé añadió que se trata de una “estimación mínima”. Las conclusiones de su informe de 2.500 páginas se publicarán este martes.

Miles de pederastas han operado dentro de la Iglesia católica francesa desde 1950. A pocos días de la publicación de su informe, esa es la aterradora conclusión de la Ciase, una comisión independiente que investiga los escándalos de pedo-criminalidad en el seno de la Iglesia francesa.

Jean-Marc Sauvé, jefe de la Comisión, afirmó este domingo que la investigación ha descubierto que entre al menos 2.900 y 3.200 hombres sacerdotes y otros miembros de la Iglesia, han abusado sexualmente de niños por más de 70 años.

En una entrevista con el periódico francés ‘Le JDD‘, Sauvé precisó  que “dos tercios son sacerdotes diocesanos”. 

According to Jean-Marc Sauvé, the president of the Commission investigating child crime in the Church, there have been “between 2,900 and 3,200 pedophiles” within the Catholic Church in France since 1950. https://t.co/6Kkhgaof2Q— Łukasz Maślanka (@ukasz_maslanka) October 3, 2021

“Pedimos a los obispos y a los superiores que transmitieran nuestro deseo de escuchar a los abusadores”, añadió. “Al final, 11 autores aceptaron ser entrevistados”. Sauvé especificó que se analizaron también 35 perfiles de pedo-criminales a partir de las evaluaciones psiquiátricas realizadas por los tribunales.

En cuanto al número de las víctimas, aunque no comentó la cifra potencial de 10.000, Sauvé comunicó que su informe proporciona “una nueva evaluación”.

“Es un paso importante pero no es el final de la historia… tanto para la Iglesia Católica como para el resto de la sociedad”, dijo en su entrevista con ‘Le JDD’. “Al final de este considerable trabajo, no podemos pretender tener toda la verdad… Es necesario seguir trabajando para profundizar el conocimiento de la pedo-criminalidad. Pero tenemos suficiente verdad para hablar con confianza y legitimidad”, aseveró.

Por otra parte, el jefe de la Comisión indicó que se han remitido 22 casos a la fiscalía por actos no prescritos descubiertos por el trabajo de la Comisión y que obispos y altos funcionarios han estado alertados respecto a más de 40 casos en los que el autor sigue vivo.

La Ciase, una Comisión creada en búsqueda de Justicia para las víctimas

El informe de 2.500 páginas de la Ciase se hará público el martes tras dos años y medio de investigación basada en archivos eclesiásticos, judiciales y policiales, así como en entrevistas con testigos.

Destacará “los mecanismos – especialmente institucionales y culturales” dentro de la Iglesia, que permitieron la permanencia de los actos de pederastia. Dará también una visión cuantitativa del fenómeno y comparará la prevalencia de la violencia sexual en la Iglesia con la violencia identificada en otras instituciones, como las asociaciones deportivas, las escuelas y en el ámbito familiar.

En vista de su diagnóstico, la Comisión enumerará 45 respuestas y propuestas que tocarán ámbitos desde la escucha de las víctimas, la prevención, la formación de sacerdotes y religiosos, el derecho canónico, hasta la transformación de la gestión de la Iglesia. La Ciase recomendará también una política de reconocimiento y de compensación a las víctimas.

Esta Comisión fue creada en 2018 en respuesta a una serie de escándalos que sacudieron a la Iglesia Católica francesa y en respuesta a los testimonios de muchas víctimas defendidas por varias asociaciones.

La principal asociación, La parole libérée (La palabra liberada), fue creada en diciembre de 2015 para “ofrecer un espacio de expresión y de apoyo a las víctimas de los actos de pederastia que tuvieron lugar en el Grupo Saint Luc entre 1970 y 1991”. 

“En Francia, La Parole Libéréë (…) fue pionera en desafiar a la jerarquía católica”, explicó la socióloga Céline Béraud en su libro ‘El catolicismo francés puesto a prueba de escándalos sexuales’.

Otras asociaciones fueron creadas y varias víctimas pudieron testificar y expresar su dolorosa experiencia, específicamente en un documental titulado ‘Pederastiaun silencio de catedral’, emitido 2018.

“Cela va être une déflagration”, confie à l’AFP un membre de la Commission indépendante sur les abus sexuels dans l’Eglise catholique (#Ciase), qui rend mardi son rapport. “2.900 à 3.200” prédateurs recensés depuis 1950, “estimation minimale”, selon son président Jean-Marc Sauvé— Benoît Fauchet (@BFAuchet) October 3, 2021

Luego, el 20 de agosto de 2018, el papa Francisco publicó una “carta al pueblo de Dios” en la que reconocía el “dolor de las víctimas” y pedía “solidaridad” y “compromiso” para “una cultura de la protección y del ‘nunca más’ a cualquier tipo y forma de abuso”. 

La Conferencia Episcopal Francesa (CEF) acogió con satisfacción la carta del pontífice, diciendo que estaba “entristecida y avergonzada” por estos “actos atroces” y pidió la “persecución implacable (…) de cualquier abuso”.

En noviembre del mismo año, 120 obispos reunidos en Lourdes, en el sur de Francia, en presencia de siete víctimas, votaron la creación de la Comisión independiente, decisión que también fue apoyada por institutos y congregaciones religiosas. 

La publicación de la investigación “será como una bomba”

Compuesta por 22 profesionales de derecho, médicos, historiadores, sociólogos y teólogos, el cometido de la Comisión fue arrojar luz sobre los abusos sexuales a menores en la Iglesia y proponer medidas reparadoras. Antes de su formación, el papa Francisco aprobó una medida histórica que obliga a quienes conozcan los abusos sexuales en la Iglesia católica a denunciarlos a sus superiores.

Dos años y medio después de la creación de la Ciase, Sauvé, su presidente presentará el martes su informe a la CEF y a la Conferencia de Religiosos de Francia (CORREF). Según él, la Comisión ha hecho de los testimonios de las víctimas “la matriz de su trabajo”.

La comisión estableció una convocatoria de testimonios que estuvo abierta durante 17 meses y que recogió 6.500 llamadas o contactos de víctimas o familiares. Realizó también 250 largas audiencias y entrevistas de investigación. 

“Será una deflagración”, aseguró a la agencia de prensa AFP un miembro de la Ciase, bajo anonimato y en referencia a la publicación del informe. “Será como una bomba”, añadió Olivier Savignac, del colectivo de apoyo a las víctimas Parler et revivre (Hablar y revivir). 

Total
18
Shares
Artículos relacionados
Total
18
Share