Nueva Jerusalén: urge obispo intervención del Estado para evitar masacre

Santiago El Mayor, obispo contrario a Martín de Tour, líder de un grupo de fanáticos religiosos que se opone a la educación laica en Nueva Jerusalén, municipio de Turicato, Michoacán, urgió a las autoridades a intervenir para devolver la gobernabilidad a la comunidad y evitar una masacre.

Afirmó que es indispensable la intervención del Estado y la Policía, e incluso sugirió la instalación de un módulo permanente para que se vaya erradicando “lo que está mal”.

El obispo, cuyo nombre real es Miguel Chávez Baraja y encabeza al grupo de pobladores laicos que exige el reinicio de clases de más de 270 alumnos cuya escuela fue demolida por los fanáticos religiosos, consideró urgente que la comunidad se rija por un encargado interino y no por un grupo.

“En la Nueva Jerusalén están viviendo en un estado de zozobra y es indispensable la intervención del Estado, de la Policía, que se aplique la ley y que se ponga orden, si no se quiere terminar en una masacre”, agregó.

El prelado recordó que llegó al pueblo de Nueva Jerusalén a los 19 años, dado que se trataba de un lugar milagroso donde se decía que se había aparecido la Virgen del Rosario.

Sin embargo, dijo, con los años iniciaron los cuestionamientos por la forma en la que el padre Nabor elegía a los “videntes” que supuestamente interpretaban los mensajes de la Virgen, mismos que han sido acusados de cometer abusos sexuales y hasta asesinatos.

El sacerdote de 56 años afirmó que por su rechazo a algunas ideas del padre Nabor, él y 29 sacerdotes más fueron expulsados.

Dijo desconocer si el padre Nabor o su sucesor, el obispo Martín de Tours, protegen a personas que abusan de mujeres, pero recordó que en agosto de 2005 algunos sacerdotes presentaron denuncias por ese tipo de delitos.

Santiago El Mayor advirtió que la destrucción de la escuela Vicente Guerrero por parte de los seguidores de Martín de Tour “puede ser sólo el inicio de algo mucho peor”. Incluso dijo temer por su vida y la de sus feligreses.

Comentó que ya en dos ocasiones intentaron secuestrarlo, y por ello insistió en que las autoridades deben intervenir para mejorar las condiciones de seguridad en la zona.

La escuela no se requiere: Cruz Cárdenas

Por separado, Cruz Cárdenas, encargado de la Orden Nueva Jerusalén, encabezado por Martín de Tours, afirmó que el poblado está abierto al diálogo para solucionar el conflicto, y sostuvo que en la comunidad “la escuela no se requiere”.

Afirmó que el problema en la localidad es que “ellos (los laicos) trajeron a niños de otras comunidades y es eso lo que interrumpe la paz del pueblo”.

La educación laica “no tiene nada de malo”, pero el problema es “la forma en la que se comportan los chamacos en el pueblo, sobre todo en el vestuario. Que respeten los usos y costumbres, rompieron ese compromiso”, dijo.

Cruz Cárdenas comentó que antes ya se habían instalado escuelas laicas en Nueva Jerusalén, pero “se metieron maestros muy rebeldes que incitan a los chamacos a hacer cosas que no están permitidas aquí en el pueblo”.

La última escuela, derribada previo al inicio del ciclo escolar, añadió, “la metieron no tomando en cuenta al pueblo”, y soltó: “La verdad, en el pueblo la escuela no se requiere”.

El encargado de la Orden Nueva Jerusalén desdeñó las declaraciones del gobernador de Michoacán, Fausto Vallejo, quien calificó al grupo como una secta peligrosa.

“Invitamos al gobierno para que vea cómo está esto para que esto se resuelva… Hay que platicar, que entendernos, sentarnos a dialogar”, apuntó.

Archivos de imagen relacionados

  • Nueva Jerusalen gente
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...