Nota de prensa de Granada Laica: Campaña IRPF 2009

EN EL IRPF, NINGUNA CRUZ, SOLIDARIDAD, NO CARIDAD.
Que la Iglesia se pague sus gastos y que a las asociaciones sin fines de lucro se las financie vía subvenciones ordinarias.
 
Desde una óptica laicista y con los argumentos expuestos a continuación, opinamos que los contribuyentes no debemos marcar las casillas de “Asignación tributaria a la Iglesia Católica” ni la de “Fines de interés social”.
 
NI CRUZ A LA IGLESIA CATOLICA, porque:
-Discrimina pues no todos pagan igual al estado, el 0,7% no sale del contribuyente sino del fondo general de Hacienda.
Perjudica lo público, al reducir los fondos del Estado para necesidades generales (escuelas, hospitales….) en 250 millones de euros para costear el clero.
Privilegia una creencia frente a otras que no reciben nada.(La iglesia católica recibe anualmente unos 5.000 millones de euros, entre 150 y 175 millones por el IRPF).
 
NI CRUZ PARA FINES SOCIALES, porque:
Esta casilla es una coartada para justificar la de la Iglesia.
-Los asuntos sociales son demasiado importantes y no pueden quedar a la discrecionalidad o voluntad del contribuyente.
-El Estado no puede incumplir su labor de garante de la libertad de conciencia. Casi la mitad de los fondos van también a parar a la iglesia a través de sus ONGs.
 
                Si no señalamos ninguna casilla, el montante íntegro de nuestros impuestos será para el presupuesto general de todos , no se conculcará el artículo 14 de la Constitución que señala que no puede existir discriminación por motivos de opinión
Y tampoco se malversarán fondos públicos destinándolos a fines privados que deberían ser financiados por los interesados.
                 Por este motivo, proponemos a todos los ciudadanos y fuerzas sociales implicadas en la defensa del laicismo que:
-No marquen ninguna casilla.
-todas las organizaciones religiosas deben financiarse con las aportaciones de sus fieles.
-se exija al Estado que elabore una Memoria Anual con todas las cantidades satisfechas, exencionadas o desgravadas a la Iglesia católica y a sus organizaciones, procedente de los presupuestos de todas las administraciones territoriales del Estado.
 
                   La Iglesia Católica perciba anualmente una cifra que ronda los 5.000 millones de euros, libre de impuestos. Supone que nos cuesta alrededor de medio punto de crecimiento económico anual. Esta cifra es igual a la que Naciones Unidas establece que sería necesaria para acabar con el SIDA en el mundo. Es la cantidad que dedica la Unión Europea a Investigación y Desarrollo anualmente. Ante tal escandalosa situación, la Comisión Europea ha tenido que ordenar al Gobierno español que elimine la exención del IVA de la que disfruta la Iglesia Católica.
 
Para repartir folletos sobre esta campaña, Granada laica estará todos los sábados de 11.30 a 14 horas en la Fuente de las Batallas y en otros sitios.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...