Noruega no quiere mezquitas financiadas por Arabia Saudí mientras no permita iglesias en su país

El Gobierno noruego rechaza una donación millonaria de jeques sauditas para la construcción de una mezquita en el país nórdico: «Allí es un delito construir templos a la fe cristiana», advierte el ministro de Exteriores

“Sería una paradoja, y antinatural aceptar las fuentes de financiación de un país donde no hay libertad religiosa”. Con estas palabras, el ministro de Asuntos Exteriores noruego, Jonas Gahr Stor, ha dejado claro que su Gobierno no quiere mezquitas financiadas por Arabia Saudí mientras su país no permita la construcción de iglesias en territorio saudita.

Gahr Stor afirmó que se rechazarán las donaciones millonarias de jeques sauditas y varios empresarios musulmanes para financiar la construcción de mezquitas en Noruega. El ministro considera que “la aceptación de ese dinero sería una paradoja”, recordando la prohibición que existe en el país árabe para la construcción de templos cristianos.

El responsable de Exteriores noruego insistió en que no será posible aceptar esas donaciones mientras el país árabe no respete la libertad religiosa. “Allí es un delito construir templos a la fe cristiana, sería antinatural aceptar su dinero”, recordó.

Como país democrático, la legislación noruega permite la construcción de cualquier templo religioso que quieran construir sus habitantes, pero debe ser la Administración central la encargada de aprobar el apoyo financiero de estos proyectos, evitando que se incurra en cualquier tipo de delito.

En ese sentido, ante la oferta de los millonarios saudíes que solicitaron financiar con decenas de millones templos islámicos, Gahr Stor argumentó el origen de su dictamen en que es un contrasentido aceptar ese dinero cuando “una comunidad cristiana que se asienta en Arabia Saudí está cometiendo un delito”, según recoge el diario Vg Nett.

Jonas Gahr Stor asumió que se trata de una problemática común al resto de países europeos, y anunció que “Noruega llevará el asunto ante el Consejo de Europa» donde defenderá esta decisión basada en la más estricta reciprocidad con los sauditas.

Convertir iglesias en mezquitas

Por otra parte, el Gobierno regional belga de Valonia ha anunciado la publicación de un decreto que podría convertir las iglesias en mezquitas o lugares dedicados a movimientos filosóficos, según informó este miércoles, 17 de noviembre la prensa local y reprodujo la agencia Zenit.

Paul Furlan, del Partido Socialista, ministro de Poderes Locales, explicó que “no vamos a dejar que las iglesias se deterioren, pues representa con mucha frecuencia un interés a nivel de patrimonio”.

“Ahora bien, el descenso en la participación religiosadebe incitarnos a abrirlas a otros cultos, a los movimientos filosóficos, e incluso a ciertas manifestaciones culturales”, añadió.

Gran parte de los recientes inmigrantes de Bélgica proceden de países en los que la población es mayoritariamente musulmana, motivo por el cual, si se aplica este criterio, muchas de las iglesias que el gobierno regional decida reconvertir se transformarán en mezquitas.

Paul Furlan propuso que haya una iglesia por pueblo y no una iglesia por parroquia y manifestó su intención de hacer un inventario de los edificios de culto para determinar los que todavía son útiles y con participación de fieles.

Esta propuesta, según el ministro, debería ser aplicada con la promulgación de un decreto antes del final de la legislatura.

Cada año, en todo el Reino de Bélgica, se destinan unos 645 millones de euros para la financiación de los cultos. Si bien el gobierno federal asume buena parte de los gastos, los poderes públicos de Valonia (región, provincias y ayuntamientos) gastan 90 millones de euros para la manutención de los edificios religiosos y la residencia de los clérigos.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...