Nombrar alcaldesa perpetua a la Virgen de las Angustias hubiera sido prevaricación por ajustarse al Reglamento de Navalmoral

Un delito grave recogido por el Código Penal: prevaricación. Así de duro. Si los ediles moralos reunidos anoche en sesión plenaria en el Ayuntamiento hubieran decidido nombrar a la Virgen de las Angustias alcaldesa perpetua de Navalmoral de la Mata hubieran cometido un delito.

Esa opción, claro está, quedó descartada al retirar el Grupo Independiente por Navalmoral (GIPN) la moción que había presentado para que la Patrona de Navalmoral recibiera dicho honor.

La nueva portavoz del Grupo Popular, María Milagros Rodicio, ya advirtió en su primer turno de intervención que el nombramiento entraba en conflicto con el Reglamento de Distinciones Honoríficas que rige en Navalmoral de la Mata. Y no era un conflicto por una única vía, sino por contravenir la norma local por partida triple, debido a que el reglamento no recoge la categoría de alcalde o alcaldesa perpetua, a que no se había seguido la tramitación reglamentaria para hacer que la moción fuera posible y a que el reglamento especifica que de las distinciones solo pueden ser beneficiarias las personas físicas.

Dicho esto, se abrió un amplio proceso de debate en el que el secretario del Ayuntamiento, Isaac Valverde, advirtió de que la moción no podría aprobarse sin contravenir la ley. Ante tal advertencia, la alcaldesa, desde su condición de Presidenta del Pleno, optó por otro camino: instar a que se inicie un proceso para modificar el actual Reglamento de Distinciones Honoríficas.

Todo ello implica que la Virgen de las Angustias no es a día de hoy alcaldesa perpetua, pero que se abre un proceso que podría desembocar en que lo fuera en el futuro.

Eso sí, entre todas las voces que se escucharon en el debate hubo una que se alzó más clara que la del resto de los ediles, más tibios en sus discursos. Fue la del concejal de Izquierda Unida, Héctor Izquierdo, que defendió que existen cuestiones más importantes que modificar en el reglamento y que no entiende que el Pleno del Ayuntamiento tenga que nombrar a una Virgen alcaldesa perpetua, ya que “nos parece una imposición de culto” dentro de una sociedad que ha de ser laica.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...