«No queda ni Cristo…» en Afganistán

La base militar de Qala-e-now pasará en breve a manos del ejército afgano

COMENTARIO: La iglesia con toda su parafernalia simbólica e ideológica acompaña a las tropas militares a calquier lugar del mundo mediante el privilegiado sistema de capellanías (capillas y capellanes a cargo del Estado). En ejemplo de ello es esta noticia sobre el desmantelamiento de esta base en Afganistán.


"Es como si hubieran pasado Atila y los hunos. No queda ni Cristo", afirma Pedro Javier Barquín, el páter del contingente español destinado en la provincia de Badghis, en el noroeste de Afganistán, a quien humor no le falta, pero que dice verdades como puños. No exagera. En el altar de la capilla de la base militar de Qala-e-now, la capital de Badghis, sólo queda el clavo donde Cristo crucificado estuvo colgado en la pared durante los últimos años, pero Jesús y la cruz han desaparecido.

Asimismo los santos patronos de las diferentes armas de la fuerzas armadas españolas que presidían la capilla tampoco están ya. Ni las imágenes de la Virgen del Pilar, San Clemente, la Bien Aparecida, y la Milagrosa, que arropaban el rezo y que los contingentes españoles destacados en Qala-e-now habían llevado hasta allí en diferentes rotaciones desde 2005.

Ahora San Juan Nepomuceno, patrón de infantería de marina, es el único que preside las misas en una estancia desangelada. "No figuraría en el inventario y no se lo han llevado", comenta el cura, en referencia a un cuadro con la estampa del santo. La Virgen del Pino, de Canarias, también es otra "superviviente", en palabras del páter. Es la única imagen que queda en el altar y probablemente sea la última que marche de la base militar. La mayoría de las tropas españolas que están ahora en Qala-e-now proceden de las islas, en concreto pertenecen a la Brigada de Infantería Ligera Canarias XVI, y la imagen religiosa les fue donada en una ceremonia en el santuario de la Virgen del Pino, en la localidad de Teror, poco antes de partir hacia Afganistán en mayo.

El resto de imágenes religiosas han sido empaquetadas y pronto serán repatriadas a España. "No sé si viajarán en vuelo directo, por tierra o barco", afirma el cura sin mostrar ni pizca de preocupación. Según dice, "los militares siempre tratan muy bien las cosas de la capilla".

Las fuerzas españolas se van de la provincia de Badghis y, con ellas, los santos y vírgenes que las han protegido durante todos estos años. La base militar de Qala-e-now pasará en breve a manos del ejército afgano y, como destaca el capellán, "hay que ser cuidadoso e intentar que no quede nada que pueda ofender". Y más aún en un país tan profundamente islámico y conservador como Afganistán, donde absolutamente todo gravita alrededor de la religión musulmana. De hecho, la capilla militar ya está casi desmantelada y está previsto que se le eche el cierre definitivo este sábado. Ahora ya no hay electricidad por la tarde, y las misas diarias que antes se oficiaban a las siete y media, ahora se hacen a las doce del mediodía.

Antes de clausurar la capilla, hay que deshacerse de todas las cruces. En el interior hay catorce, pequeñas y de madera, que representan las estaciones del Viacrucis. "Ésas no son un problema. Las empaqueto yo mismo y me las llevo", Barquín declara resolutivo. Sin embargo, va a resultar más complicado hacer desaparecer una gran cruz de hierro que preside el edificio religioso, y otra que hay sobre su azotea, que permite su localización desde el aire. El páter explica que tienen previsto serrar los brazos de ambas.

"No sé para qué los soldados afganos utilizarán la capilla. No creo que la usen como mezquita porque es demasiado pequeña y no está orientada hacia la Meca", comenta el capellán, que continuará oficiando la misa donde pueda hasta que, no sólo ni Cristo quede en la base militar, sino también se hayan ido las tropas españolas.

capellán militar en Afganistán 2013

El páter Barquín, oficiando una misa en la desangelada capilla de Qala-e-now, con la Virgen del Pino al fondo. MÒNICA BERNABÉ

Archivos de imagen relacionados

  • capellán militar en Afganistán 2013
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...