No nos hemos topado con la Iglesia

Si pensamos que la manipulación informativa en torno a nuestra moción de laicidad, filtrada de manera interesada, era propio de los debates exaltados de las redes sociales, el martes pasado, en el Pleno municipal, nos topamos con la dura realidad: el bipartidismo y sus secuaces pretenden mantener esta España “suya” pese a que los tiempos han cambiado.

Nuestra moción responde a la inquietud de la ciudadanía sanluqueña ante el intento del alcalde de colocar un monumento religioso de gran envergadura en el espacio público de la ciudad a instancias de una agrupación religiosa. Es significativo que se haya sufragado el altísimo coste de la realización de este monumento cuando aún no se sabía donde se colocaría. El alcalde ya lo intento antes de las elecciones municipales, posteriormente coló la propuesta de este grupo religioso como moción de urgencia con la pretensión de quitar otro monumento para hacer espacio a este otro que reiteramos es una propuesta de un grupo determinado y en ningún caso se trata de una exigencia de la ciudadanía que tiene mejores cosas de las que preocuparse. Pero esta propuesta también tuvo que ser desestimada ante la movilización ciudadana. El último intento de colocar un símbolo religioso en el espacio publico de toda la ciudadanía fue impulsado este verano a raíz de las declaraciones vertidas en prensa por el periodista Carlos Herrera posando junto a Francisco Galán, hermano mayor de la Hermandad del Rocío, alegando haber juntado miles de firmas solicitando la instalación del monumento rociero. Es por eso que la sociedad civil vuelve a organizarse para reclamar simplemente que se respete la laicidad de la administración publica y de los espacios públicos. Tanto IU como Podemos que compartimos la política de laicidad efectiva, no sólo sobre el papel, del Estado, nos hemos hecho eco y dispuesto la actividad de nuestros concejales para trabajar en la defensa de los derechos y garantías en el plano institucional.

Nuestra moción incluye muchos aportes y debates de grupos sociales con actividades diversas, que coinciden en defender y garantizar que la independencia del Ayuntamiento sea efectiva en lo concerniente a las actividades religiosas de la ciudadanía. Creemos que ya no sólo era el momento de defender una escultura internacionalmente reconocida como “Cosmo Now”, sino que se hacía necesario establecer las medidas necesarias y efectivas para que los derechos de libre pensamiento y libertad religiosa estuvieran salvaguardados como corresponde y no quedaran sujetos a la opinión o creencia particular de uno u otro concejal, el alcalde de turno o los grupos de presión interesados.

No nos hemos topado con la Iglesia

Nos hemos topado con la casta, con los políticos del “no toquemos nada, no cambiemos nada” por miedo a que se rompa. Si fuera por los argumentos esgrimidos por Ciudadanos, PP y PSOE, España debería continuar inamovible en sus tradiciones, aunque curiosamente solo las que a ellos les interesa preservar. Los dos partidos que mantienen a España sin gobierno con el apoyo sistemático de Ciudadanos salieron a darse golpes en el pecho para atestiguar su fe católica y tergiversar nuestra moción sin entrar a debatirla. Todo fueron acusaciones sobre nuestras supuestas intenciones, como si de un complot internacional se tratara, de querer prohibir las manifestaciones religiosas y de querer cambiar “su” España.

Pero nuestra propuesta no habla de ciudadanos, de personas que en el ejercicio de su libertad mantienen una creencia religiosa y además la expresan públicamente. No, nuestras propuestas indican cual es el comportamiento que deben mantener nuestros cargos representativos en cuanto miembros de la corporación local, en cuanto concejales. Y en tanto que tales les exigimos un comportamiento neutral frente a las religiones que en la práctica supone no participar de eventos religiosos en calidad de concejales pero sí en calidad de hermanos, socios o lo que se consideren en su ámbito privado y en relación a sus creencias, no aceptar tratos de favor por parte de ninguna organización religiosa por ostentar cargo institucional alguno, y por supuesto facilitar el desarrollo de cualquier evento religioso con las mismas garantías y ayudas que reciben muchos eventos no religiosos que se realizan en Sanlúcar, sin trato de favor, simplemente igualando las condiciones.

Nuestras propuestas son claras y transparentes, en todos los puntos se trata de equiparar las actividades religiosas con otras de igual valía que la sociedad quiera impulsar; se trata de aceptar que todas las creencias tiene los mismos derechos y deberes en nuestra sociedad y se deben evitar los privilegios o lobbies que tratan de imponer una visión del mundo, máxime cuando pretenden ocupar el espacio público de todos con su simbología particular.

Podemos surgió como herramienta política del cambio, del cambio de una España que legislativamente esta anclada en un pasado que no se corresponde más con la realidad social de nuestro país. Seguiremos promoviendo, apoyando y dando voz en las instituciones y en la calle a la ciudadanía que sí quiere una sociedad más libre, tolerante con la diversidad, donde no haya lugar a la discriminación ideológica por acción u omisión de los poderes que gestionan la Res publica. Es por eso queseguiremos reivindicando y alertando a la población en todo momento que veamos peligrar la laicidad de las instituciones y de los cargos que la representan.

No estamos en política para perpetuar un sistema anquilosado en el pasado, que se mantiene por la inercia institucional, estamos en política para transformar la sociedad, que creemos debe ser la aspiración de toda fuerza política. Por eso ayer presentamos nuestras mociones en el Pleno, para que se debatieran y se llegara a los acuerdos oportunos. Pero no, ayer las declaraciones de C’s, PP y PSOE nos retrotrajeron a tiempos que creíamos superados. No, ayer no nos topamos con iglesia alguna, ayer nos topamos con unos representante políticos que no están a la altura de sus cargos, que con su propias manifestaciones de fervor religioso se han descalificado a ellos mismos como representantes de la pluralidad ciudadana, que han jugado a manipular y enrarecer el buen clima de convivencia que se vive en Sanlúcar, a difundir el miedo contra los que proponen cosas distintas, a dividir nuestra sociedad y crear enfrentamientos donde no los hay.

Nuestras propuestas están ahí, por eso seguiremos luchando por ellas, porque creemos en una sociedad donde la esfera privada se respeta en todas su dimensiones y la esfera de lo público se mantiene en su neutralidad e imparcialidad y se ocupa de promover políticas y gestiones desde las instituciones para el bien de la ciudadanía y nunca para dividirla y enfrentarla; por lo que defenderemos siempre la separación de las confesionalidades religiosas del Estado y las instituciones democráticas. Votar en contra de nuestra moción es escamotear el debate a la sociedad civil, es querer callar las voces discordantes, es en definitiva estafar a la democracia y a la ciudadanía. Podemos surgió para defender y profundizar en las libertades sociales; para ello es que trabajamos en desmontar los mecanismos institucionales que las encadenan y en promover las acciones políticas que las propicien.

Círculo Podemos Sanlúcar, jueves 29 de septiembre de 2016.

Moción de Sí Se Puede sobre la laicidad de las instituciones y espacios público (pdf)

Grabación del Pleno. La intervención de David Alhambra (portavoz de Sí Se Puede) presentando la moción y las intervenciones de los otros concejales comienza aproximadamente a la 4h y 30 min. [Por motivos desconocidos el Ayuntamiento de Sanlúcar ha inhabilitado la opción de insertar el video en páginas web, es por eso que no vemos obligados a enlazaros al canal de Youtube donde está alojado el video completo]

En esta entrevista David Alhambra explica los detalles de la moción

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...