«No hay voluntad por parte de la Iglesia católica de que se haga justicia»

Premian con el Ortega y Gasset de periodismo un trabajo sobre la pederastia clerical en México

La periodista mexicana Sanjuana Martínez ha sido galardonada con el premio de periodismo Ortega y Gasset que otorga el diario El País en reconocimiento por sus trabajos de investigación sobre la pederastia dentro de la Iglesia católica. La periodista, que ya publicó un libro sobre el tema en 2006, ha seguido estudiando cómo la jerarquía eclesial mexicana justifica y oculta los casos de pederastia del clero y ha publicado una serie de artículos en el diario La Jornada, que son los que le han llevado a conseguir el premio del Grupo Prisa al Mejor Trabajo de Investigación.
“No están interesados en que se haga justicia, no hay una voluntad por parte de la Iglesia católica mexicana de que se haga justicia con los sacerdotes que han abusado sexualmente de niños, piensan que tapándolo, silenciándolo, el problema va a desaparecer, pero la pederastia clerical está ahí, nadie la puede ocultar”.

Por afirmaciones como esta, la periodista mexicana Sanjuana Martínez se ha ganado amenazas incluso de muerte y boicots editoriales, pero también el reconocimiento a su trabajo ha llegado a través de premios tan prestigiosos como el Ortega y Gasset de periodismo que otorga el diario El País.

"Silenciada" por los medios
El Grupo Prisa ha reconocido la labor de investigación de Martínez, que ha publicado dos libros sobre pederastia clerical y ha continuado sus pesquisas en las páginas del periódico mexicano La Jornada después de ser, como ella misma afirma, “bloqueada” y “silenciada” tanto por medios de comunicación como por editoriales.

Reacción "grotesca" del arzobispado
Pese ha haber recibido amenazas personales, sobre todo a raíz de la publicación de su libro El manto púrpura, Martínez ha continuado alzando su voz contra los casos de abusos clericales. Culpa de ellos, además de a sus propios autores, al cardenal primado de México, Norberto Rivera, a quien acusa directamente de encubrir y justificar a los pederastas. “La reacción del arzobispado me parece grotesca, no tiene una frase de compasión ni de amor para las víctimas, no tienen eses sentido humanitario y cristiano de apoyar el sufrimiento de las víctimas”, lamentó.

Pederastia "toleraa y promovida" por la Iglesia
A través de sus reportajes e investigaciones, Martínez ha concluido que en México la pederastia clerical está “tolerada y promovida” por los propios poderes de la Iglesia: mientras se intenta “matar al mensajero” que denuncia los casos, a los sacerdotes pederastas se les traslada de diócesis para que sigan ejerciendo, y se habla con las víctimas para que “perdonen” a sus agresores que, en la mayoría de los casos, no son castigados ni por la Iglesia ni por la Justicia.

"Doblemente condenable"
Para Martínez "el pederasta sacerdoto no es cualquier pederasta: estamos hablando de un maestro, un pastor, un guía". Por eso. "es doblemente condenable que un individuo utilice su sotana como poder para abusar de un niño". A su juicio "es una verdadera vergüenza la impunidad que tienen, que se permita que criminales de esa naturaleza vayan por ahí libres".

"Para católicos decentes"
La escritora asume que sus libros y artículos "no están reconocidos por la Iglesia mexicana", pero advierte que son "aptos para los católicos decentes que se niegan a tener una venda en los ojos" y que se atreven a denunciar estas actuaciones y a ponerse del lado de las víctimas y no del de los pederastas.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...