«No es el Estado quien sostiene a la Iglesia sino los contribuyentes», puntualiza Rouco

COMENTARIO: Rouco no puede mentir de manera más descarada, pues hay gente que desconoce el mecanismo de asignación tributaria, pero él, no. Como bien sabe la iglesia al marcar la casilla en la declaración se está reduciendo la aportación de esa persona a la Hacienda Pública en un 0,7 %. Su propia campaña así lo dice: "Marcar las casillas NO te cuesta NADA" (quieren que se marquen las dos para obtener ingresos por las dos vías, como iglesia católica y como ONGs.). Cosa distinta sería que al marcar la casilla te cobraran un 0,7 % más para entregarlo a la iglesia, como ocurre en Alemania.

Así pues los 248 millones que se entregan por esta vía a la Conferencia Espiscopal se han reducido de los ingresos del Estado, NO han sido aportados por sus fieles que voluntariamente hayan marcado la casilla. Y a pesar de NO costarle nada, sólo un tercio de los contribuyentes la marca. ¿Por qué presumen después de que el 80 % de los españoles son católicos?


El presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), el cardenal Antonio María Rouco, recordó ayer en una carta que «no es el Estado quien sostiene a la Iglesia, son los contribuyentes» quienes «libre y voluntariamente» lo hacen con sus donativos y marcando la casilla de la Iglesia en su declaración de la renta.
 
«Algunas voces minoritarias intentan crear confusión en este aspecto y hablan, sin fundamento, de privilegios de la Iglesia y del destino de los fondos que se recaudan», señala el arzobispo de Madrid, y recuerda que sus actividades se justifican todos los años y «con la máxima transparencia».
 
El cardenal subraya asimismo la importante labor social y de acompañamiento de los más desfavorecidos y los que sufren que realiza la Iglesia y los miles de voluntarios que hacen posible esa labor. Según informó, el presupuesto anual de la Iglesia procede en un 25% de la X que marcan algo más de 200.000 personas en su declaración de la renta, y el otro 75% de las aportaciones directas de los fieles a través de colectas, donaciones y legados.
 
Por su parte, el secretario general de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Juan Antonio Martínez Camino, dijo ayer que pretender «apartar a Dios de la sociedad y erradicar la vida de la Iglesia no puede traer buenas cosas ni paz social».
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...