No a los funerales de Estado y los crucifijos en los actos públicos

La dirección del PSOE presenta hoy, en el 37º congreso del partido, una enmienda para eliminar los símbolos religiosos de los actos públicos, así como los funerales de Estado, cuya realización corresponde a la Iglesia católica.

El partido socialista busca de esta manera impulsar el laicismo en España. Sin embargo, hace poco más de un mes, el grupo parlamentario del PSOE tumbaba en el Congreso una propuesta de Izquierda Unida en esta misma dirección. Además, la enmienda rechaza la iniciativa de Izquierda Socialista para revisar los tratados entre Iglesia y Estado de 1979.
El texto incluye un aviso explícito a la religión católica, que le avisa de que la Constitución no le reconoce ningún privilegio ni “prevalencia de derechos” frente a otras religiones. Según recoge El País, el propio Zapatero ha calificado este impulso del laicismo como una “seña de identidad” del socialismo.

”Un reto pendiente”
Para el PSOE, la lucha por el laicismo es un “reto pendiente”. De esta manera, el texto de la enmienda explicita su objetivo: "La desaparición de la confesionalidad que pervive en espacios y prácticas de las instituciones públicas, como es el caso de los funerales de Estado o de símbolos religiosos en los espacios públicos". Además de estos dos ámbitos, la propuesta también se plantea la presencia de capellanes castrenses en los ejércitos.

Contradicción en el Parlamento
Sin embargo, a finales de mayo, el grupo parlamentario socialista se encargaba, junto a PP y CiU, de tumbar una propuesta de Izquierda Unida, presentada por Gaspar Llamazares y Joan Herrera, que iba en esa dirección. La iniciativa proponía legislar la aparición de símbolos religiosos en actos oficiales, como la jura de cargos de ministros, que se realiza frente a una Biblia y un crucifijo.

Iniciativa cautelosa
La propuesta del congreso del PSOE, al ser un texto de partido, no marca plazos ni obliga a nada. Además, se muestra bastante cauteloso para no levantar las típicas críticas de radicalismo: "Los cambios se harán de acuerdo al sentir general de la ciudadanía, pues no es propósito de los socialistas actuar por imperativo legal, sino dirigir y acompañar esta evolución de la sociedad española".

Sin revisión de los tratados
El texto del congreso socialista recoge de esta manera las propuestas de la corriente Izquierda Socialista. Sin embargo, también rechaza otra iniciativa de este grupo, suscrita por el diputado José Antonio Pérez Tapias, que pide revisar, “en un clima de diálogo sereno”, los tratados entre Iglesia y Estado, vigentes desde 1979.

Aviso a la Iglesia
Finalmente, el texto sí incluye una referencia dirigida concretamente a la Iglesia católica, que se puede interpretar como un aviso para navegantes: "La Iglesia católica, cuya singularidad histórica, cultural y sociológica en España, reconoce el PSOE, debe ser consciente de que el artículo 16.3 de la Constitución no otorga prevalencia de derechos y no es razón para privilegios”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...