Ni Mezquita ni Catedral: recurso turístico

Cuando el entendimiento desde la fe o la ideología no es posible, siempre cabe intentarlo desde la economía, aunque no se le llame economía, sino que se le llame, por ejemplo, “órgano de gestión compartida de la Mezquita-Catedral como recurso turístico”.

Es lo que han intentando los máximos responsables del turismo de Andalucía y los máximos responsables del catolicismo en Córdoba en su encuentro de este miércoles, día de Nochebuena, donde ambas partes han explorado la posiblidad de una gestión turística compartida del recinto cordobés.

El consejero de Turismo y Comercio de la Junta de Andalucía, Rafael Rodríguez, ha propuesto este miércoles al Cabildo Catedral de Córdoba la creación de un “órgano compartido” para la gestión turística de la Mezquita-Catedral de Córdoba, del que, al menos, forme parte la Administración autonómica.

En dicho órgano, que según ha precisado Rodríguez en declaraciones a los periodistas puede ser “un consorcio, un patronato o una fundación”, cuestión que ha de determinarse en la negociación que se abrirá a partir de ahora entre ambas partes, deberá estar incluida la Consejería de Turismo, dadas sus competencias propias.

AL PUEBLO LO QUE ES DEL PUEBLO

La posición del consejero de Tursimo es mucho más posibilista y, al menos en principio, menos ideológica que la mantenida oficialmente por la dirección de Izquierda Unida. Una ‘guerra religiosa’ no parece que fuera a beneficiar a nadie, ni tampoco está claro quién podría resultar victorioso.

La posición política de la coalición es que “tiene que volver al pueblo lo que es del pueblo, incluida la Mezquita”, con respecto a la cual, en palabras del coordinador federal Cayo Lara, “desde 1998 se ha producido el mayor pelotazo inmobiliario de la historia con las inmatriculaciones llevadas a cabo por la Iglesia aprovechando una modificación de la Ley Hipotecaria” que permite a los obispos inscribir a su nombre bienes en el Registro de la Propiedad.

A tenor de las declaraciones al término de la misma, la reunion de Nochebuena transcurrió en paz. Atrás quedaba el tenso incidente del pasado 28 de noviembre, cuando Cayo Lara había citado a la prensa en el interior del Patio de los Naranjos para hablar de la Mezquita. Acompañado del coordinador andaluz, Antonio Maíllo, y cordobés, Pedro García, Lara posaba ante los fotógrafos con el Patio de los Naranjos al fondo. Pero poco antes de empezar la atención a los medios de comunicación, llegaba la seguridad contratada por el Cabildo Catedralicio en Córdoba y comenzaba la discusión: “Ustedes no pueden estar aquí. Esto es de la Santa Iglesia Catedral y no es el lugar más apropiado para dar una rueda de prensa”. “¿Cómo que no? Esto es un jardín público”… Por fortuna, no se produjo el temido ‘choque de civilizaciones’ y todo quedó resuelto pacíficamente, aunque no sin tensiones.

HAYA PAZ, HERMANOS

La reunión de Nochebuena parece haber engrasado un poco los engranajes institucionales por ambas partes. Tanto el deán presidente del Cabildo, Manuel Pérez Moya, como el portavoz de dicho órgano de la Iglesia Católica y actual titular del templo, José Juan Jiménez Güeto, trasladaron a los periodistas la disposición al “diálogo” del Cabildo, a la vez que defendían su gestión del monumento, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Respecto a la citada propuesta de la Junta en sí, el consejero, quien no quiso entrar en la polémica sobre la titularidad o la denominación del monumento, precisaba que los responsables del Cabildo “se han mostrado dispuestos a estudiarla, si bien han pedido que se les facilite por escrito”, algo que Rodríguez hará “antes de que acabe 2014″, para que así pueda iniciarse “después de Reyes” la negociación al respecto y para la que el consejero ha establecido un plazo máximo de “tres meses”, porque entiende que ésta es una cuestión que “no puede eternizarse”.

A DIOS LO QUE ES DIOS Y A LA JUNTA LO QUE ES DE LA JUNTA

Si después de ese tiempo no se ha alcanzado un acuerdo, Rodríguez ha advertido que “cada parte deberá asumir su responsabilidad”, desde el punto de vista “legal y jurídico”, si bien se ha mostrado esperanzado en que se llegue a un consenso sobre la creación y composición de dicho “órgano de gestión compartida de la Mezquita-Catedral como recurso turístico”, cuyas funciones, según ha detallado, serían la “explotación, planificación, difusión y promoción” del monumento en el plano turístico y “siempre con capacidad decisoria en materia de gestión” turística.

El objetivo que persigue con ello la Junta es que “un recurso turístico tan potente como la Mezquita-Catedral sea usado de manera racional y congruente, para lograr así el máximo resultado”, desde el punto de vista económico y de empleo en Córdoba, en relación con un elemento singular del patrimonio histórico “en el que se han invertido en los últimos 20 años en torno a diez millones de euros, por parte de la Junta de Andalucía, del Gobierno central y del Ayuntamiento de Córdoba”.

Rodríguez señalaBA que dicho monumento “no es patrimonio de nadie en particular, sino que es patrimonio de todos los cordobeses y andaluces, y es el segundo recurso turístico individual más importante de Andalucía”, de modo que “su gestión y explotación entra dentro de las competencias turísticas de la Junta de Andalucía”, estando “convencido” el consejero de que “esa gestión y explotación se hará siempre de la mejor manera posible cuando el diálogo funcione y no sea un mero recurso retórico”.

EL CABILDO, “CONTENTO CON EL ENCUENTRO”

Por su parte, el deán presidente y el portavoz del Cabildo Catedral de Córdoba, Manuel Pérez Moya y José Juan Jiménez Güeto, han destacado, en declaraciones a los periodistas, que el resultado del encuentro que han mantenido con el consejero de Turismo ha sido la apertura de un proceso de diálogo para “ver cómo podemos colaborar para el bien común de Córdoba, que es lo que todos pretendemos”, según ha precisado el deán.

A este respecto, José Juan Jiménez Güeto ha señalado que en la reunión “hemos quedado en seguir hablando y dialogando, que es lo importante, que haya un buen clima de entendimiento, por el bien de la ciudad y de todos”, insistiendo en que desde el Cabildo buscan “seguir entablando un diálogo continuo, fluido, leal, sincero y con una paz extraordinaria”.

El portavoz del Cabildo subrayaba que en dicho órgano eclesiástico están “contentos por haber tenido este encuentro” con el consejero de Turismo, añadiendo, sobre el posible resultado del diálogo abierto, que es una cuestión que “se verá en los próximos meses”, haciendo, en este sentido, un llamamiento a “la responsabilidad de todos”, para que “cuidemos este gran monumento que tenemos”, que “es Patrimonio de la Humanidad, como así lo declaró” la Unesco y que, “para los cordobeses, es muy significativo”.

En cuanto su importancia como recurso turístico, Jiménez Güeto decía que el Cabildo “siempre ha valorado la importancia que tiene para el turismo la Mezquita-Catedral”, lo cual se evidencia en los centenares de miles de personas, de distintas confesiones religiosas y procedencias, que visitan cada año este monumento, gracias a “la gestión” que en el plano turístico ha venido realizando el Cabildo.

“NO SE PUEDE OBVIAR LA MEZQUITA”

Respecto a la polémica sobre la denominación del monumento como Catedral de Córdoba, Jiménez Güeto aseguraba que “el Cabildo no ha quitado la palabra mezquita de los folletos” turísticos que ha editado, en los que, según ha señalado, aparece junto a la denominación de Catedral, “y también en la página web”, pues, según ha argumentado, “no se puede obviar una realidad objetiva que está ahí”.

Es más, según subrayó el portavoz del Cabildo, “todos los obispos de Córdoba, desde la época de la Ilustración hasta ahora, todo lo que han hecho, lo mismo que está haciendo el Cabildo, es esforzarse por poner en valor toda la huella Omeya e islámica presente en el monumento”, mediante “acciones extraordinarias, por parte de la Iglesia Católica, para recuperar el valor auténtico histórico y arquitectónico de este monumento”, insistiendo en que el Cabildo anima “a que haya un clima de serenidad sobre este asunto, para que se hable y se dialogue sobre lo que puede ser lo mejor para la ciudad y para éste monumento”, porque, “entre todos podemos hacer muchas cosas buenas”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...