Ni el PP ni el PSOE se plantean en esta legislatura despenalizar la eutanasia

La Asociación Derecho a Morir Dignamente pide «valentía» a los políticos para regularla

Ni el PP ni el PSOE llevaban en su programa electoral la despenalización de la eutanasia. Sin embargo, la polémica sobre legalizar estar práctica en determinados supuestos, está presente en la sociedad, especialmente cuando surgen casos como el de Chantal Sébiere, la mujer aquejada de un tumor que intentó sin éxito que la Justicia francesa le facilitara un suicidio asistido. Su muerte, sola y sin ayuda ha reabierto el debate, también en nuestro país.

Chantal Sébire tenía el rostro desfigurado a consecuencia de un tumor incurable que además le causaba intensos dolores. A diferencia de otros casos, que sí necesitan la intervención de otra persona para quitarse la vida, ella quería que la justicia le reconociera su derecho a morir dignamente y le facilitara un "suicidio médico" asistido, un método legal en países como Bélgica, Holanda o Suiza. No lo consiguió y apareció muerte el pasado miércoles en su casa en circunstancias todavía no esclarecidas.

Revisión de la ley
Tras lo sucedido, las auttoridades francesas se han comprometido a revisar la legislación sobre el tema. El primer ministro francés, inicialmente en contra de la petición de Sébire,  ha encargado la revisión del texto legislativo al diputado de la UMP Jean Leonetti, ponente de la ley actual sobre derecho del paciente y cuidados paliativos aprobada en el 2005.

Despenalización de la eutanasia
En España la eutanasia no es legal. A raíz del caso Sébire, el presidente de la Asociación Derecho a Morir Dignamente, Salvador Pániker, pidió "valentía" a los políticos españoles para regularla. En su opinión es una "vergüenza" que personas como Sébire tengan que acudir a "métodos clandestinos" para morir. Según Pániker, más del 70% de la población española está a favor de una despenalización activa".

Sólo IU y ERC
Pese al apoyo mayoritario de la sociedad española a que se regule la eutanasia, ni el PP ni el PSOE lo han contemplado en sus programas electorales. Sólo IU y ERC se atrevieron a plantearlo en esta campaña. Llama la atención que los socialistas sí incorporaban en el programa de 2004, la regulación de este tema aunque finalmente no se llevó a cabo, quizá por no abrir un nuevo frente de batalla con la Iglesia, que se opone con dureza a esta práctica.

“Los valores en peligro”
Hace sólo unos días, el cardenal-arzobispo de Toledo, Antonio Cañizares, aseguraba en una entrevista al diario italiano Corriere della Sera que "quien niega el derecho a la vida está contra la democracia y conduce a la sociedad al desastre. Nosotros defenderemos los valores en peligro”, señaló en alusión al aborto y a la eutanasia.

Caso de Inmaculada Echevarría
El caso de Inmaculada Echevarría sirve para ilustrar la postura de la Iglesia ante este tema. Inmaculada tenía 51 años y una enfermedad incurable. Lo único que le ataba a la vida era un respirador que deseaba que le quitaran. La mujer consiguió que el Comité Ético de la Junta de Andalucía y del Consejo Consultivo Andaluz autorizaran a sus médicos a desconectar el aparato. Sin embargo, se encontró con un escollo más. El hospital religioso en el que había pasado sus últimos diez años de vida, el de San Rafael de Granada, se negó a hacerlo. Tuvo que ser trasladada a un hospital público para cumplir su deseo.

Casos como el de Inmaculada Echevarría o el tan sonado de Ramón Sampedro ponen de relieve la necesidad de que el derecho a morir dignamente ocupe un espacio en la agenda de los políticos.

“Doctor Muerte”
La legislación española sí que permite cuidados paliativos que alivien el sufrimiento de los enfermos terminales. Sin embargo, el caso Leganés fue interpretado por ciertos sectores de la derecha e incluso por la propia administración autonómica, como un caso de eutanasia activa. El responsable del servicio de Urgencias, el doctor Montes y su equipo sufrieron una auténtica persecución hasta el punto de que le llegaron a calificar de "Doctor Muerte". Pese a que la Justicia les ha dado la razón y ha archivado la causa contra ellos, la Comunidad de Madrid no les ha restituido en sus puestos de trabajo e insiste en que su cese estuvo motivado.

Sobre la dignidad de la muerte
En este sentido, el ministro de Sanidad, Bernat Soria, aseguró en una entrevista en Telecinco, al hilo del caso Leganés, que tanto el PSOE como el Gobierno no querían que perder la batalla contra el dolor. “Nadie tiene por qué morir sufriendo”, aseguró. Sin embargo, en la misma entrevista, dejó muy claro que Zapatero no plantearía la despenalización de la eutanasia. "En España es legal la limitación del esfuerzo terapéutico y por supuesto, la sedación terminal. El debate es sobre la dignidad de la muerte (…) En este debate entran muchos conceptos: cuidados paliativos, esfuerzos terapéuticos, etc. Ahora bien, la eutanasia, entendida como una forma se suicidio asistido está considerada como un delito en nuestro ordenamiento jurídico y éste es un tema en el que no nos planteamos modificaciones”, concluyó.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...