Necesidad de ley sobre laicismo y libertad de conciencia en Colombia

El pasado 9 de Diciembre la institución Europa Laica ha conmemorado  el “Día Internacional del Laicismo y de la Libertad de Conciencia”, llevándolo como propuesta a su instauración en el mundo democrático y libre, pensando que se requiere una conciencia colectiva continua sobre ella e invitando a la comunidad social a que se mantengan sus principios como parte fundamental para la convivencia inter e intra naciones, más aun, en un mundo, que a través de la facilidad de las comunicaciones, interactúa en dimensiones colosales.

Sus orígenes más recientes se encuentran la Declaración de los “Derechos del Hombre y del Ciudadano” de 1789 y de la proclamación de la ley francesa de “Separación del Estado de las religiones” del 9 de diciembre de 1905, que supuso un hito mundial en el ámbito de la LAICIDAD DE LAS INSTITUCIONES, llevándola a presentar su MANIFIESTO DECLARACIÓN 2015, del cual presentamos apartes importantes:  “En este “día internacional del  laicismo y de la libertad de conciencia” de 2015, denunciamos la vulneración que, en todo el mundo, se hace del derecho a la libertad de conciencia, pensamiento y expresión, fruto -en muchos casos- de la  invasión de las creencias privadas en el ámbito público del Estado, bien por la influencia que las confesiones religiosas mantienen hacia los gobiernos, bien por los propios Estados que las privilegian de forma muy diversa, en las políticas económicas, educativas, jurídicas, etc., en mayor o menor grado.

En pleno siglo XXI, hay Estados teocráticos y confesionales, en donde el dogma religioso es a su vez la ley civil y en donde el crimen contra la libertad de conciencia y todo tipo de derechos de ciudadanía, quebrantan el Estado de Derecho con toda impunidad. También hay Estados no teocráticos,…, que sin embargo privilegian a la religión mayoritaria, como si fuera la del Estado en materia simbólica, política, tributaria, económica y en la cuestión de la Enseñanza, vulnerando principios constitucionales básicos. Los últimos acontecimientos surgidos en Europa y países árabes,…, son consecuencia de políticas codiciosas, criminales y excluyentes que se llevan a cabo durante años.

Deseamos compartir un sueño, una utopía universal, un proyecto político y jurídico, en donde la laicidad de las instituciones, los derechos civiles universales, la justicia social y la libertad de conciencia inunden todos los pueblos de la Tierra, con un total respeto hacia todo tipo de convicciones, en el marco de los principios democráticos, de justicia, de igualdad y de no discriminación, que proclama la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Porque apostamos por la construcción colectiva, como ciudadanas y ciudadanos libres e iguales; porque defendemos la palabra, la racionalidad y la libertad de expresión como instrumento de comunicación y progreso en las ideas; porque apostamos por el respeto a la libertad de pensamiento y conciencia, como elementos básicos para la convivencia y la emancipación del ser humano; porque apostamos por una ética humana común a todas las personas; porque apostamos por la igualdad y la dignidad de todos los seres humanos libres de fronteras, libres de discriminaciones; porque apostamos por un espacio común integrador de cuantas personas lo comparten; porque apostamos por la igualdad real ante la ley, la justicia social y la defensa de los derechos humanos universales”.

En Colombia, la Constitución del 91 es, esencialmente, laica. Sim embargo,  muchos movimientos políticos y religiosos no la consideran como tal, siendo ambiguo su comportamiento ante ella, tal como lo comenta el MANIFIESTO DECLARACION 2015 antes expuesto, reflejándose, además, en la mayoría de gobernantes de los Municipios, Departamentos y de la Nación,  comenzando por los Presidentes, y de las instituciones gubernamentales de los diferentes órdenes mencionados. La religión católica, impuesta por la conquista, lucha por mantener la supremacía de formas directas e indirectas, teniendo una historia y no renunciando a privilegios otorgados a través, en especial, de la educación, factor que ha promovido la conservadurización de la sociedad Colombiana, y de la conformación de una estructura de comunicación, organización y captación de recursos sociales que finalmente son utilizados, directa o enmascarada,  para el fin misional doctrinal. Iconos en las oficinas y escritorios de los entes estatales, invocaciones en toda clase de  eventos oficiales, presencia con rituales en las mismas, ceremonias de fiestas patrias, conmemoraciones públicas y privadas de orden estatal, obras e inversiones físicas, para instituciones dentro de las instituciones oficiales como los capellanes de las Fuerzas Militares y del Sena, y otra cantidad de hechos y actuaciones que hacen pensar en la inmediata necesidad de una Ley sobre laicismo y libertad de conciencia que deje en claro la separación del Estado de las Religiones, con las prerrogativas  constitucionales de las últimas, y de la conducta de los ciudadanos desde el punto de vista ciudadano y bioético frente a ésta relación.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...