Nature nos manda a las barricadas por el Diseño Inteligente

¿Está llegando el Diseño Inteligente a tu campus? Ésa es la pregunta que lanza Nature desde su portada del 28 de abril. Los seguidores del Diseño Inteligente afirman que la complejidad de la vida, especialmente al nivel celular y molecular, sugiere un diseño inteligente, la mano de un Dios, y no el azar, y echan por tierra el evolucionismo.

Muchos os habréis encontrado con la típica pareja o grupo de religiosos dedicados al proselitismo. Para los que no hayáis pisado una universidad, quizá os sorprenda saber que también se dedican a ir a los campus para evangelizar a los estudiantes. De hecho, yo tengo el libro de Mormón y un Nuevo Testamento de los Gedeones porque los repartieron en mi facultad.

Lo que sorprende un poco más es que haya grupos de estudiantes religiosos organizados. Y profesores. Vale, sí, cualquiera me puede decir que el ciudadano tiene dos derechos, el de asociación y el de libertad de credo, que no impiden que este tipo de grupos se formen.

Vamos, que no es mala cosa. ¿O sí? Yo creo que sí lo es cuando estos grupos se convierten en grupos de presión, ya que forman parte (directa o encubiertamente) o influyen en los organismos reguladores de las universidades. Y al final pasa lo que pasa, que se organizan debates (por ellos) usando dinero de la facultad, que se les permite realizar actividades para atraer a los estudiantes a sus creencias.

No exagero. Conozco el caso de un curso sobre bioética, convalidable por créditos de libre elección, organizado por una de estas asociaciones. La asistencia fue masiva, según me dijeron algunos que fueron, incluyendo uno de los organizadores (yo no fui).
¿Por qué es esto malo? Pues por varios motivos. Uno, el gasto de dinero o instalaciones públicas para un motivo religioso. Una cosa es que los universitarios puedan tener el credo que quieran, pero otra cosa es que usen aulas para sus reuniones.

Otra, más importante, es que la universidad está siendo utilizada para difundir ideas FALSAS. Ideas como que el hombre es un ser especial, que los embriones tienen los mismos derechos que un feto implantado, o, peor aún, que Darwin mentía y que la Biblia o alguna otra forma de creacionismo moderno es la verdad. No digo que todo vaya junto, pero sí se dan combinaciones.

En España se nota mucho cuando estos grupos no son de credos mayoritarios. Musulmanes, mormones, testigos de jehová, pero también cienciólogos y demás sectas raras. Lo que no se nota tanto es cuando un grupo católico se forma. Opus Dei, y otros, no creáis que no, tienen grupos universitarios. Y eso es un peligro.

En Holanda todo parece más laico, pero tampoco es cierto. La cultura, aunque mayoritariamente laica, tiene unos valores éticos heredados del calvinismo. No conozco lo suficiente como para saber si hay grupos religiosos influyentes en la universidad. Lo único que me he encontrado es con el Grupo Teosófico.

En mi instituto tienen a alguien, o lo visitan regularmente, y nos dejan sus carteles anunciando charlas destinadas a divulgar cosas como el Diseño Inteligente o el Principio Antrópico. Y otras cosas más raritas, que tendríais que ver la simbología. Al menos no usan instalaciones públicas, que usan sus propias sedes. De hecho, por casualidad me encontré con una de éstas en La Haya, en la zona de las embajadas. Estos son unos masones raros, y no sé que influencias tengan, pero pelas muchas.

Y, como no, Estados Unidos. Allí las cosas, como siempre, son más a lo grande. Y está creciendo. No sé si haya una encuesta equivalente para Europa, pero ahí tenéis los resultados para los USA. El analfabetismo sobre evolución da miedo. Es algo que está muy metido en la sociedad y que es aprovechado por estos grupos para difundir sus ideas.

Geoff Brumfiel, periodista para Nature especialista en Ciencias Físicas, escribe acerca de uno de estos meetings organizado por uno de estos grupos de los que hablo. El artículo (bastante malo a decir mío y de PZ Myers) comenta el discurso de Salvador Córdova, insistiendo mucho en las ideas de los defensores del Diseño Inteligente, y dando algunas pistas de por qué el movimiento tiene la audiencia que tiene. Lo que pasa es que también dice que es culpa de los evolucionistas el dejarles el nicho libre. Y todo según lo que él ha visto en un debate y lo que le cuentan en un par de entrevistas.

La culpa no es de los evolucionistas, es de la sociedad que se resiste a aceptar la verdad laizante de la evolución y de grupos religiosos que dedican ingentes cantidades de dinero para difundir ideas falsas. Los evolucionistas no tenemos los medios. A un profesor universitario le pagan por dar clase a sus estudiantes, no por ir a debates estúpidos u organizar charletas en institutos.

Aparte del artículo anterior, Nature sale con un editorial en el que conmina a la movilización, que vayamos a las barricadas. Ya lo hacemos, digo yo. Lo que nos falta es la coordinación, y, sobre todo, el apoyo económico. Y, no nos olvidemos, nosotros podemos explicar las ideas, pero cuanto más complicado es el asunto, más tiempo necesitamos y más recursos y más atención por parte de la audiencia. Los otros sólo necesitan decir sus sencillas mentiras en cuatro minutos y cuanto menos atención ponga la audiencia, mejor.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...