Najwa no acude a su nuevo instituto, que permite el velo

La joven de 16 años no ha asistido al Gerardo Diego, el centro propuesto por Educación después de que otro cambiara ayer su normativa para impedir la docencia a alumnos con la cabeza cubierta.- La Consejería no va a sancionar

La estudiante Najwa Malha, de 16 años, en el centro de la polémica tras su intención de asistir a clase con velo, no ha ido hoy de momento al Instituto Gerardo Diego, en Pozuelo de Alarcón (Madrid). Este es el tercer centro al que opta la chica después de que el suyo, el Camilo José Cela, le impidiera ir a clase con velo, y de que otro propuesto por la Consejería de Educación, el San Juan de la Cruz, cambiara ayer su reglamento para impedir la asistencia a clase con la cabeza cubierta. Finalmente, la familia de Najwa aceptó el traslado al Gerardo Diego, que está próximo a su domicilio y, sobre todo, permite en su normativa asistir a clase con el hiyab o velo. La Consejería ha asegurado que no va a sancionar a los centros y el San Juan de la Cruz se ha quejado de un supuesto "acoso mediático".

La Consejería de Educación ha asegurado esta mañana que no va a sancionar a los centros. No va a entrar "en el centro de los cambios que hagan los padres", según ha señalado la consejera, Lucía Figar, esta mañana en una reunión en Madrid con la Asociación de directores de institutos. "Hay que cuidar las apariencias en los cambios de las normas", ha añadido Figar, que ha insistido en que "los cambios que tienen nombres y apellidos no son buenos". Sobre la situación de Najwa, la consejera espera que se reintegre amñana a las aulas y ha subrayado que "el derecho a la educación de la niña ha estado garantizado en todo momento". Aun así, la joven ha estado al menos una semana apartada durante las horas de clase en la sala de visitas del IES Camilo José Cela.

Víctima del acoso mediático

Tras la modificación del San Juan de la Cruz, el centro ha denunciado hoy que "se ha visto inmerso en una cuestión de acoso mediático en una situación de indefensión total". En un comunicado, el instituto aduce que no han recibido desde el comienzo de la situación hasta la fecha de hoy, "ninguna instrucción de la Comunidad de Madrid" y que la dirección ha solicitado "repetidas veces" a la Comunidad de Madrid, "una clarificación sobre el tema".

La Consejería de Educación reaccionó ayer con una rapidez poco frecuente y notificó el traslado de la alumna de cuarto de la ESO al Gerardo Diego. El cambio del San Juan de la Cruz había sorprendido a la administración, que ya prepara una resolución para impedir a partir del próximo septiembre que los centros cambien sus reglamentos con el curso ya empezado. Algunas asociaciones de directores de institutos también se han sorprendido por la decisión del San Juan de la Cruz.

El ministro de Educación, Ángel Gabilondo, ha manifestado su preocupación por que los reglamentos internos de los centros escolares acaben por segregar a los alumnos en función "de lo que se puede o no se puede hacer" y ha pedido que se anteponga el derecho de Najwa a la escolarización por encima de otros debates. Durante su intervención en un desayuno informativo, el titular de Educación ha explicado que no le parece mal que se revisen las normativas de los colegios.

"No debemos esgrimir nuestras diferencias en la cabeza de ningún escolar", ha apuntado, informa Europa Press. Gabilondo ha explicado que aunque el debate del pañuelo es un asunto "de gran complejidad no sólo en España sino en toda Europa", es importante "que el velo no eclipse otros debates educativos más importantes".

Acciones judiciales

Los padres de la adolescente han aceptado el traslado para "no convertir a Najwa en una mártir", según Said Bourhim, amigo de la familia. Pero emprenderán acciones judiciales. La familia se reunió el viernes con Iván Jiménez-Aybar, de 38 años, abogado zaragozano de extranjería y con experiencia en la materia. El título de sus tesis doctoral fue Aspectos institucionales del estatuto jurídico del islam en España.

El letrado ha advertido de que "por culpa de la mediatización, Najwa ha dejado ya de ser un caso para convertirse en una causa". El primer paso legal que emprenderá la familia es un recurso de alzada contra la decisión de la Consejería de Educación que refrenda la actuación del colegio. Además será necesario recurrir al Defensor del Pueblo. Si la consejería ratifica de nuevo la decisión del centro, irá entonces al contencioso-administrativo. "Estamos dispuestos a llegar al Constitucional", recalca. Para entonces, Najwa ya podría estar realizando su sueño de estudiar la carrera de matemáticas en la universidad para convertirse en profesora.

Una asociación marroquí acusa de racismo al IES Camilo José Cela

La Asociación Marroquí de Derechos Humanos cree que la negativa del Instituto Camilo José Cela, de Pozuelo (Madrid) a que la joven Najwa acuda a clase con el "hiyab" supone "una práctica institucional racista sin paliativos" y pide al Defensor del Pueblo y al del Menor que intervengan contra esta "discriminación".

En un comunicado, la asociación afirma que, "al confiscar a la menor Najwa Malha su derecho a ejercer su libertad religiosa y el de ser escolarzada bajo la excusa del cumplimiento del reglamento interno, el Consejo Escolar del Instituto madrileño Camilo José Cela ha practicado una medida cuanto menos inconstitucional, arbitraria y racista".

Tras defender que la escuela pública "debe ser un lugar de aprendizaje democrático, de construcción identidaria y en la que se ofrezca la posibilidad de convivir y de reconocer la dignidad de todas y todos", denuncia también "la postura apática del Gobierno de la Comunidad de Madrid y de su Consejería de Educación". A ambos les responsabiliza "del desamparo y del empeoramiento de la salud de la menor".

Igualmente expresa su "apoyo incondicional a la menor y su familia" y exige su readmisión en clase para "corregir esta situación y evitar posibles perjuicios y daños irreversibles".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...