Nace la Asociación de Ateos de Bogotá

En junio de 2012 nació la Asociación de Ateos y Agnósticos de Bogotá-  AAAB como resultado del deseo de trabajar por el laicismo y el pensamiento racional después de varios encuentros de ateos suscitado en la red social Facebook que permitió que decenas de ellos se encontrasen. La AAAB ya se encuentra registrada formalmente registrada ante la Cámara de Comercio de Bogotá como una Entidad sin Ánimo de Lucro.

La Asociación de Ateos y Agnósticos de Bogotá es una agrupación de personas que busca promover el Pensamiento Crítico y racional en la población colombiana, sobre las bases de la lógica, la razón y la ciencia, teniendo como marco de acción la Declaración Universal de Derechos Humanos y su observancia. Considera a la persona humana como un valor intrínseco y por esto se posiciona en contra de la discriminación por motivos de sexo, identidad de género, orientación sexual, etnia, opinión filosófica, posición económica, procedencia geográfica, religión, o ausencia de una creencia en lo sobrenatural. La asociación apoya activa y concretamente las luchas contra estas y otras formas de discriminación en nuestra sociedad, especialmente cuando estas son motivadas por la religión. 

Propósitos:

El objetivo principal de la entidad es desagraviar el ateísmo y promover el pensamiento crítico y racional en las sociedades bogotana y colombiana, al igual que velar por el cumplimiento de las leyes que pretenden garantizar el Estado Laico, la separación entre las iglesias y el Estado, así como hacer uso de todos los instrumentos civiles y legales disponibles conforme a la leyes nacionales e internacionales en caso que, de algún modo, dichas garantías pudieran ponerse en peligro. Del mismo modo, buscará promover el desarrollo de iniciativas que puedan repercutir en progreso de la sociedad en un marco de ética, imparcialidad y pluralidad, que puedan beneficiar a los colombianos, independientemente de sus convicciones religiosas.

Promoverá hábitos de pensamiento escéptico y racional para desarrollar una visión más amplia, completa y real del mundo y la sociedad, evitando la coerción del dogma religioso, que de manera evidente a lo largo de la Historia se ha opuesto a la igualdad entre las personas y ha limitado las libertades civiles, individuales y colectivas, conforme a su conveniencia ha rechazado y censurado múltiples avances científicos e ideológicos, y ha sido en gran medida responsable de que hoy en día abunden los ciudadanos acríticos, supersticiosos y discriminadores, con cosmovisiones irracionales, que determinan sus comportamientos y por ende, ponen en peligro sus propias vidas y las de sus congéneres.

Abogará por la libertad de expresión en todo aspecto. En particular, aquella para poder cuestionar y criticar las creencias religiosas, los líderes religiosos y sus libros “sagrados”. Sólo reconoce tres límites a la libertad de expresión: cuando su ejercicio cause especulación económica incierta que ponga en riesgo el aparato económico, cuando la difusión de información ponga vidas en peligro de manera innecesaria, y cuando injurie o calumnie a una persona – esto es, que trasgreda su honor y su honra.

Tenemos la firme convicción de que todas las afirmaciones, hipótesis, opiniones, creencias y modelos de cómo funciona el mundo hay que someterlos a la crítica, al análisis, de la lógica y la razón hasta que se derrumben o prueben su consistencia con los hechos conocidos, y que el hecho de disentir de los dogmas religiosos y pseudocientíficos no constituye una falta moral, ni un delito u ofensa, ya que estamos seguros de que, a diferencia de la fe, el pensamiento crítico sí es una virtud.

Combatirá la intromisión de la religión en asuntos políticos, en aspectos en que procuren imponer su cosmovisión y su moral a toda la sociedad, conforme a los Arts. 2, 13, 19 y 68 de la Constitución Nacional de la República de Colombia, el Art. 18 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, los Art. 18 y 27 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y el Art. 14 de la Convención de los Derechos del Niño.

Propenderá por la promoción de la educación laica y la erradicación de la enseñanza religiosa como asignatura en la educación pública, ya que las creencias o prácticas religiosas pertenecen al ámbito de las creencias personales, por lo que no deben formar parte de las competencias básicas escolares ni del currículo de la enseñanza obligatoria. La Asociación de Ateos y Agnósticos de Bogotá respeta la diversidad de pensamiento y opinión y por tal razón rechaza cualquier método violento para expresar o defender sus ideas, creencias o derechos.

Acciones recientes

La Asociación de Ateos y Agnósticos de Bogotá ha iniciado sus actividades denunciando el encarcelamiento de Alexander Aan en Indonesia por ser ateo. Para ello ha dirigido una carta al embajador de Indonesia en Colombia. La AAAB también reaccionó ante la violación del estado laico por parte del pastor y senador Edgar Espíndola.  También desea organizar una jornada de apostasía en diciembre, celebrar el Día del Orgullo Primate, promover el conocimiento científico de la biología evolutiva en talleres y charlas en institutos educativos, así como promover charlas en sus próximas reuniones presenciales, las cuales se realizan una vez al mes.

En Facebook puede buscarlos como "Ateos Bogotá" 

Ateos de Bogotá en sus tres últimas reuniones

Archivos de imagen relacionados

  • Ateos Bogota1
  • Ateos Bogota2
  • Ateos Bogota3
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...