Musulmanes de Torrent ceden ante vecinos y ubicarán la mezquita en una nave

El Abidine ha explicado que los musulmanes contaban ya con un centro de culto en el barrio que, no obstante, se les había quedado pequeño por la creciente afluencia de fieles

Los promotores de la mezquita del barrio Nicolás Andreu de Torrent estudian la posibilidad de ubicar el centro religioso en una nave industrial de la localidad, tal y como sugieren los vecinos, después de que ayer anunciaran que paralizarían las obras debido a la oposición ciudadana.
Según ha informado a EFE el presidente del Centro Islámico de Torrent, Zine El Abidine, el colectivo musulmán ha aceptado la propuesta de los vecinos porque su intención de contar con un nuevo lugar de culto era para "evitar un problema, no crear uno mayor".
El Abidine ha explicado que los musulmanes contaban ya con un centro de culto en el barrio que, no obstante, se les había quedado pequeño por la creciente afluencia de fieles, lo que había provocado que en ocasiones tuvieran que ocupar las aceras para rezar.
"Los viernes y los días festivos la mezquita se llenaba y nos veíamos obligados a ocupar la acera; eso creaba molestias a los vecinos y nosotros no queríamos eso, por lo que empezamos a buscar otro lugar cercano y más amplio", ha explicado.
El representante musulmán ha explicado que otro de los motivos por los que se quería trasladar la mezquita a un recinto mayor era para contar con suficiente espacio para realizar actividades culturales y sociales en las que pudiesen participar los vecinos del barrio.
"Donde estamos ahora no podemos hacer nada y nosotros queremos aproximar la cultura islámica al barrio", ha asegurado al respecto.
En cuanto a la ubicación propuesta por los vecinos, El Abidine ha indicado que el Centro Islámico de Torrent estudiará si la nave cuenta con los metros suficiente y, sobre todo, si el precio es asequible.
Sin embargo, El Abidine ha matizado que durante los cinco años que han estado buscando un nuevo local, el colectivo ya visitó algunas naves próximas a la sugerida por los vecinos y éstas tenían un precio "muy alto".
El Centro Islámico de Torrent acordó ayer paralizar las obras que se estaban llevando a cabo en el barrio Nicolás Andreu tras reunirse con el equipo de gobierno municipal y la asociación de vecinos, quienes se oponen a la construcción de una mezquita mayor que la actual por la afluencia de gente que podría generar.
La alcaldesa del municipio, María José Catalá, ha asegurado en un comunicado sentirse "satisfecha" con el resultado de la negociación, y ha señalado que la intención de su gobierno ha sido "en todo momento" garantizar el cumplimiento de la legislación vigente y el bienestar de los vecinos.
Asimismo, la edil ha criticado la actitud del PSPV y el Bloc ya que -asegura- declinaron participar en la reunión, y les ha acusado de representar un papel "oscuro" en el conflicto por "utilizar a los medios de comunicación" para "enfrentar a los vecinos con el gobierno local".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...