Musulmanes de Lleida salen a la calle para pedir centros islámicos que alberguen mezquitas

La asociación Atlas Magreb de Lleida prepara una manifestación para finales de septiembre para reclamar al ayuntamiento espacios para las distintas asociaciones islámicas en los que, entre otras actividades, los musulmanes puedan rezar.

La asociación Atlas Magreb de Lleida prepara una manifestación para finales de septiembre para reclamar al ayuntamiento espacios para las distintas asociaciones islámicas en los que, entre otras actividades, los musulmanes puedan rezar.

La entidad es partidaria de crear varios centros en los que se pueda rezar en lugar de promover una gran mezquita, como ahora la comunidad de la mezquita del Nord, la más concurrida de las dos que hay en la ciudad. La segunda está ubicada en la calle Claver.

A la espera de cerrar fechas, una de las que baraja la entidad es el 29 de septiembre, jornada festiva en la ciudad de Lleida que coincide con la huelga general convocada por los sindicatos de clase.

Atlas ha decidido salir a la calle una semana después del segundo cierre de la mezquita de la calle del Nord por exceso de aforo y después de que su imán, Abdelwahab Houzi, apuntara la posibilidad de levantar una carpa en el solar cedido en 2006 por el Ayuntamiento hace tres años.

La junta de Atlas ha enviado este lunes un comunicado en el que llama a todos los ciudadanos a participar en la manifestación –sin concretar fecha ni lugar– argumentado que no hay voluntad de solucionar el problema ni por parte del Ayuntamiento ni por parte de los gestores de la calle del Nord.

Los musulmanes de la mezquita precintada en Lleida trasladan el rezo a la antigua hípica

Los musulmanes de la mezquita de Lleida precintada la semana pasada por exceso de aforo, la de la calle del Nord, han trasladado sus rezos desde Fira de Lleida a la antigua hípica, en el barrio de Cappont, una vez que la institución ferial ha comenzado los preparativos de muestra agrícola de Sant Miquel, que comienza el 30 de septiembre.

 

Los musulmanes de la mezquita de Lleida precintada la semana pasada por exceso de aforo, la de la calle del Nord, han trasladado sus rezos desde Fira de Lleida a la antigua hípica, en el barrio de Cappont, una vez que la institución ferial ha comenzado los preparativos de muestra agrícola de Sant Miquel, que comienza el 30 de septiembre.

Aunque el colectivo no tiene permiso municipal, el Ayuntamiento no tiene previsto actuar porque son pocas personas, unas 20, según la valoración del alcalde, el socialista Àngel Ros, las que rezan en el solar. Ros ha considerado este lunes que de la misma manera que el consistorio no actúa en una reunión de 20 personas que no generen problemas de orden público tampoco lo hará ahora.

El solar que ocupaba la antigua hípica, hasta hace poco ocupado por un asentamiento gitano, es el que propone la asociación Watani como ubicación definitiva de la mezquita.

La comunidad de la mezquita del Nord tiene todavía una semana para presentar alegaciones al cierre que desde el Ayuntamiento se prevé que sea definitivo por tratarse del segundo en mes y medio y no tener garantías de que los responsables de la mezquita se responsabilicen de cumplir el aforo. En la mezquita con capacidad para 240 personas había 612 el primer domingo de septiembre y 1.200 en el recuento de julio que motivó el cierre.

Ante las declaraciones de los últimos días del imán Abdelwahab Houzi de plantear a su comunidad levantar una mezquita provisional en el polígono Entrevies, en el solar cedido por el Ayuntamiento en 2006 y del que el alcalde asegura siempre que cumple todos los requisitos, la comunidad de propietarios de los polígonos Entrevies y El Segre ha presentado en rueda de prensa un dictamen pericial solicitado por el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) que asegura que el terreno no cumple los requisitos de sostenibilidad.

El documento solicitado por la Sala de lo Contencioso-administrativo a petición de los empresarios apunta que no cubre los criterios de sostenibilidad de la Ley de Urbanismo y cita entre otros aspectos problemas de movilidad, de medio ambiente –por estar al lado de una planta de cogeneración– y falta de coherencia, criterio que el abogado de los empresarios, Santiago Solsona, ha resumido diciendo que no se pueden mezclar religiones con fábricas.

Archivos de imagen relacionados

  • rezo lleida
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...