Murcia: La Iglesia seguirá sin pagar el IBI por sus edificios y colegios religiosos

El Ayuntamiento no se plantea reclamar este impuesto, como sí están estudiando otros municipios, «porque la decisión no depende de los consistorios»

COMENTARIO: Confunde el Ayuntamiento lo que son servicos públicos, que afectan a toda la población, con entidades privadas como al iglesia católica que no afectan a toda la ciudadanía. Por tanto es lógico que no se pague el IBI por un colegio o un hospital. Si es cierto que la Ley de Haciendas Locales y la de Mecenazgo posibilitan este tipo de exenciones a otras organizaciones que no son servicios públicos, por ello pedimos la modificación de estas leyes.

El Ayuntamiento de Murcia no se ha planteado cobrar el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) a la Iglesia católica, como sí están estudiando otros consistorios de España, porque se trata de un asunto cuya regulación no es competencia municipal, según han informado fuentes municipales. Cartagena tampoco reclamará este impuesto, cuya recaudación depende de los servicios municipales.
Ambos municipios, lo dos más grandes de la Región, han respondido así al ser preguntados por el anuncio por parte del Ayuntamiento de Zamora de que cobrará el IBI a algunos edificios de la Iglesia no incluidos en el Acuerdo sobre Asuntos Económicos suscrito entre el Estado Español y la Santa Sede en 1979 ni en la Ley de Mecenazgo 49/2002 que establece que la Iglesia católica está «exenta» de pagar el impuesto de bienes inmuebles.
Asimismo, cabe recordar que el presidente de Europa Laica, Francisco Delgado, junto al coordinador general de Izquierda Unida (IU), Cayo Lara, presentaron, recientemente, ante el Congreso de los Diputados 33.500 firmas para pedir que la Iglesia católica y el resto de confesiones paguen el IBI, que se anule la asignación tributaria a la Iglesia a través de la casilla en la Declaración de la Renta y que las confesiones religiosas se autofinancien.
El Consistorio murciano explica que, de momento, los edificios religiosos y los que ofrecen servicios educativos están exentos del pago del IBI, y que «no se va a cambiar» porque la decisión no depende de los ayuntamientos, ya que el cobro está regulado por la Ley de Haciendas Locales y por los acuerdos con la Santa Sede.
Por su parte, el Ayuntamiento de Cartagena argumenta que no da un trato especial a la Iglesia, sino el que establece la Ley de Haciendas Locales y los concordatos con la Santa Sede. De hecho, explica que los impuestos se le reclaman a los centros eclesiásticos y de la Diócesis, que son los que deben justificar la exención a la que tienen derecho.
Sí abonan el agua y la basura
Ninguno de los bienes de la Iglesia católica paga impuestos en la ciudad portuaria, a no ser que sean explotados por terceras personas o en otros casos excepcionales. No obstante, el Consistorio cartagenero explica que la Iglesia sí que paga tasas como la de la recogida de basuras o el agua.
El Ayuntamiento de Cartagena defiende que las competencias en este asunto son del Estado, y es el Gobierno central el que tiene que cambiar la legislación. Incluso, apunta que el concordato con la Santa Sede es un acuerdo internacional que tiene una vigencia y no se puede modificar hasta que finalice ese periodo.
En este sentido, el Ayuntamiento de Cartagena añade que tampoco se cobran determinados tributos al Ministerio de Defensa o a obras de carreteras y en la costa, puesto que son actuaciones «protegibles desde el punto de vista de que los ciudadanos se benefician de ellas», y la labor de la Iglesia «forma parte de las mismas».
La Diócesis de Cartagena, por su parte, ha contestado que se atiene a la Ley de Mecenazgo, (Ley 49/2002), por la que se equipara el régimen fiscal de la Iglesia católica al del resto de entidades del sector no lucrativo como organizaciones no gubernamentales (ONG) y fundaciones, y deja exenta a la institución del cobro de este impuesto.
El director de Cáritas de la Diócesis de Cartagena, José Luis Leante, explica que este asunto «no es nuevo» y, en respuesta a quienes defienden que la Iglesia debe pagar el IBI, supone que «lo tienen que pagar todas las instituciones y organizaciones que tienen esa inmunidad».
¿Cuánto por la Catedral?
Por ejemplo, Leante se pregunta «cómo evaluamos qué IBI debe pagarse por la Catedral de Murcia , por el Palacio Episcopal o por los cientos de iglesias que hay repartidas en la Región». A su parecer, son «bienes públicos y sitios de utilidad pública» e invita a pensar que un jardín «no paga IBI». «No tratemos de buscar dinero donde no debe buscarse, tratemos de buscarlo donde debe buscarse», concluye Leante, quien añade que Cáritas «no paga tampoco el impuesto de bienes inmuebles porque es de utilidad pública y sin ánimo de lucro».
Repartidas por el mapa de Murcia, la Diócesis cuenta con medio centenar de parroquias, algunas de reciente creación levantadas en terrenos que fueron cedidos por el Ayuntamiento, como es el caso de la parroquia de Santo Tomás de Aquino. Entre su patrimonio inmobiliario también se incluyen conventos, ermitas y santuarios, que forman parte de rutas turísticas, además de palacios y casas de retiro. La Iglesia católica, asimismo, dispone de otras dependencias dedicadas a la enseñanza, desde escuelas infantiles a colegios, y al cuidado de personas con escasos recursos.
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...