Munilla no quiere que se identifique a todos los sacerdotes con la pornografía infantil

«En algunos círculos anticlericales se quiere generalizar a todo el clero unos hechos puntuales»

El obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, ha opinado este viernes que, tras la detención en Chile del religioso José Ángel Arregui por tenencia de pornografía infantil, "sería injusto que se encendiese el ventilador y se pretendiese extender a todo el conjunto del clero y de los sacerdotes esa lacra".

Arregui habría grabado presuntamente material pornográfico con sus alumnos en tres colegios que la Comunidad de San Viator posee en Vitoria, Madrid, y Basauri (Vizcaya).

Mucho sufrimiento
Munilla ha sido preguntado por este asunto en una rueda de prensa que ha ofrecido en San Sebastián para presentar una marcha por la paz, y ha explicado que se trata de una noticia que le ha hecho "sufrir mucho".

”Condena”
"Expresamos nuestra más absoluta condena a esos gravísimos crímenes que tienen como víctima la inocencia de unos niños y de unos adolescentes", ha recalcado el obispo vasco, quien ha insistido en que "para la Iglesia es un dolor desgarrador comprobar que alguno de sus hijos más comprometidos haya podido verse involucrado en esos hechos".

”Antitestimonio”
"Nos duele por el dolor de las víctimas, que es lo principal, y también por el 'antitestimonio' que provoca", ha insistido el obispo antes de expresar su confianza en que "la Justicia haga su labor".

Colaboración con la Justicia
"Pedimos la máxima contundencia y expresamos, como ha hecho la orden de San Viator, nuestra plena colaboración con la Justicia", ha subrayado.

Más y más abusos
Munilla ha aludido también a los presuntos casos de abusos sexuales a menores por parte de religiosos desvelados en Alemania, para "encomiar la forma con la que el Papa está afrontando esta dolorosa realidad".

¿Transparencia?
Ha alabado en este sentido la "política de plena transparencia" del Santo Pontífice en este asunto y la petición que ha trasladado a los obispos para que tengan "una tolerancia cero en estos temas".

”Injusticia”
"También hay que denunciar -ha agregado- que en algunos círculos anticlericales se quiere generalizar a todo el clero unos hechos puntuales", algo que, a su juicio, "sería una gravísima injusticia".

Cifras
Ha recordado a este respecto que "en Alemania, donde se han vivido estos tristes hechos y donde el Papa ha manifestado una preocupación especial, se ha dado el dato de que de los 210.000 casos de abusos sexuales denunciados desde 1995, sólo el 0,04% han sido cometidos en instituciones ligadas a la Iglesia católica".

Al servicio de los niños
"Es bueno decir esto para encuadrar la realidad, porque sería injusto que se extendiese esa imagen al resto de sacerdotes que de una manera honesta y sacrificada entregan su vida al servicio de los niños y de los adolescentes", ha concluido.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...