Mujeres inician el camino para borrarse de la Iglesia

El movimiento feminista vizcaíno comienza una campaña para reunir apóstatas y contra la ‘intrusión’ eclesial. Mientras decenas de fieles accedían a mediodía de ayer a la iglesia de San Nicolás, en El Arenal bilbaíno, un centenar de ciudadanos, pancarta en mano, mostraban su apoyo a la libertad sexual, al aborto o al laicismo, y se rebelaban en contra de lo que llaman «la injerencia» de la Iglesia en la sociedad.

 

El movimiento feminista vizcaíno, de la mano de la Asamblea de Mujeres de Bizkaia, ha comenzado a dar los primeros pasos para hacer un llamamiento a la sociedad y reunir así apóstatas, cristianos bautizados que quieran borrarse de la Iglesia.

«Durante los últimos años hemos sido muy buenos; la Iglesia ha ido de la mano del Estado, con lo que eso conlleva, sin pedir la opinión a los ciudadanos», explicaba Tere Maldonado, portavoz del colectivo, que cuenta con 30 años de experiencia.

Ya han recogido más de 200 solicitudes de apostasía. Su intención es la de entregar todas las reunidas al Obispado de Bilbao el próximo 14 de marzo.

103 apóstatas en 2006

En Vizcaya, 103 católicos decidieron borrarse de la Iglesia. Es una cifra que ha ido en aumento desde 2003, cuando 22 vizcaínos rechazaron el bautismo. El colectivo gay Hegoak ha sido estos años el principal instigador contra la institución eclesiástica. En el Obispado de Bilbao no tienen respuesta para este incremento de apóstatas. «No sé qué ha podido pasar», dijo a este periódico hace seis meses el canciller Karmelo Ibarra.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...