Muere una testigo de Jehová al negarse a recibir una transfusión de sangre

La mujer, de 61 años, sufrió un accidente de tráfico esta mañana en Sevilla

Una mujer de 61 años, testigo de Jehová, ha muerto hoy por la mañana en Sevilla por perdida de sangre. Tras sufrir un accidente de tráfico a las 11.00 fue trasladada en un helicóptero del 061 a un hospital. Allí los médicos la han operado de urgencia por la hemorragia peritoneal y las laceraciones en el hígado y el bazo causadas por el siniestro. A los pocos minutos de salir del quirófano ha muerto por falta de sangre. La mujer había firmado un documento de voluntades anticipadas en el que rechazaba recibir cualquier tipo de transfusión sanguínea debido a sus convecciones religiosas. La Guardia Civil ha abierto una investigación, según ha informado a EFE fuentes del caso

Según la pagina web oficial de la Atalaya, una de las revistas gratuitas de la religión, el motivo del rechazo de las transfusiones está en la interpretación de los Testigos de Jehová de algunos versículos de la Biblia como Levítico 3:17: "Éste será un estatuto perpetuo a través de vuestras generaciones. En cualquier lugar que habitéis, no comeréis nada de sebo ni nada de sangre" o Hechos 15:29:"que os abstengáis de cosas sacrificadas a los ídolos, de sangre, de lo estrangulado y de fornicación. Si os guardáis de tales cosas, haréis bien. Que os vaya bien". Dentro de la propia religion hay voces críticas con este precepto y que piden que este "asunto de la sangre" sea reformado.

La prohibición de las transfusiones fue promulgada en el número de julio de 1945 de La Atalaya en Estados Unidos, más de 30 años después de los primeros usos de sangre almacenada durante la Primera Guerra Mundial y 24 años tras la creación del primer Banco de Sangre en Londres.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...