Muere tras someterse a un exorcismo para curar su homosexualidad

Las autoridades judiciales belgas han ordenado la detención de los padres de Layla Hachichi, una joven de dieciocho años de origen marroquí que falleció el mes pasado en Amberes tras ser sometida a un ritual de exorcismo. Según confesaron tras varias semanas de negativas e interrogatorios, los padres pensaron que la chica estaba «poseída por el demonio» a causa de su homosexualidad y de un trastorno alimentario que le había provocado una extrema delgadez. Hace un mes, los padres se pusieron en contacto con un hechicero que sometió a la joven a un ritual de tres días, durante el que leyó párrafos del Corán y en cuya sesión final arrojó agua hirviendo sobre su cuerpo.

Aunque las causas exactas de la muerte no han trascendido, la autopsia desveló que la joven presentaba graves quemaduras en las piernas, el abdomen y el pecho.

La muerte de Layla Hachichi se conocía a principios de esta semana, ya que sus padres ocultaron el cadáver en su casa durante más de veinte días. El curandero también ha sido puesto a disposición judicial.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...